El viernes llegó antes de lo que pensaba, mi cita con Harry ya está aquí. Por supuesto que él no me dijo lo que íbamos a hacer cada vez que le pregunté.

"Vamos, dame una pista." Le rogué mientras conducíamos en su Range Rover.

"No entiendes la definición de sorpresa, ¿verdad?" Harry dijo con una sonrisa, claramente divertido por hacerme esperar.

"Me gusta saber lo que va a suceder"

"Sin embargo, nada en la vida se planea." Harry respondió.

"Se puede hacer, si lo intentas."

"No podrías haber sabido que yo hablaría contigo el primer día de clases."

"Tal vez lo hice, tal vez soy una vidente." Harry simplemente rodó los ojos ante mi declaración, sabiendo que había ganado este, pero escasamente.

"Sabes, la única razón por la que accedí a venir contigo fue a escuchar tu música." Bromeé mientras subía el columen de la radio.

"En realidad, pandora, amor"

"¿Qué es pandora?"

"Tienes que estar bromeando" Harry rió mientras sacudía la cabeza con incredulidad. "Es básicamente una aplicación para teléfono en la que eliges una emisora y reproduce canciones que se relacionan con el tipo de música que escogiste."

"Si tuviera un iPhone entonces yo la descargaría." Le dije con un suspiro, recordando el teléfono plegable de mierda que tengo que usar.

"Realmente necesitas uno para deshacerte de esa cosa",dijo Harry, refiriéndose a mi teléfono.

"En primer lugar debería conseguir un trabajo." Sólo de pensar en conseguir un trabajo me hace temblar, en realidad nunca he tenido uno y no me gusta la idea de adquirir uno.

"Hay un montón de lugares interesantes para trabajar por aquí te ayudaré a buscar si quieres."

"Me encantaría, gracias"

"Aquí estamos." Exclamó Harry en cuanto nos detuvimos en un lugar de estacionamiento, un restaurante mexicano pintado de un rojo intenso frente a nosotros.

"¿Mexicano?" Le pregunté mientras salimos del coche.

"Sí, me apetecía. Espero que no te importe." Harry dijo tentativamente.

"Me encanta la comida mexicana." Dije mientras caminábamos dentro del pequeño restaurante.

"Mesa para dos, por favor." Dijo Harry a la anfitriona quien inmediatamente asintió y nos guió a una mesa.

"Te ves muy bien." Harry dijo mientras nos sentamos, mis mejillas enrojecieron. "¿Ni siquiera usas maquillaje?"

"Sólo un poco de rimel, si me pongo algo más entonces es para ocasiones especiales."

"Personalmente, me gusta usar sombra de ojos." Hary dijo, haciendo que los dos estuviéramos a punto de estallar en carcajadas.

Nuestra camarera pronto se detuvo en nuestras mesas, y tomó nuestros pedidos para beber antes de irse.

"Estoy bastante seguro de que tu compañera de apartamento está saliendo con Liam" dijo Harry después de haber bebido la cola que nuestra camarera le trajo.

"¿Cómo lo sabes?"

"Él siempre habla de ella y a cada minuto está mirando ese maldito teléfono esperando un texto de ella cómo un enfermo cachorro enamorado."

"Él parece una especie de cachorro."

"Espero que nadie diga que me parezco a un cachorro." Harry se burló.

Camouflage [h.s] (Español)¡Lee esta historia GRATIS!