Junta coordinativa

124K 7K 643

-¿Total? ¿Cuántos somos?

La pregunta de Andrei interrumpió las pequeñas conversaciones privadas que se habían ido formando.

Estábamos en la casa de Mónica, reunidos en su ático sentados o tirados en puffs. Parecíamos estar desparramados sin orden alguno disfrutando del ambiente pequeño pero cómodo y cogedor.

-¿Qué cosa? -alguien pidió que repitiera mientras todos íbamos haciendo silencio.

-¿Quiénes van?

Yo seguía más entretenido conversando con Valerie sobre lo ocurrido hacía ya unos días con sus papás.

-Tamara, Mónica, Tomás... -empezó a enumerar Melanie.

-¿Mateo va? -inquirió alguien de improviso.

-No, no creo...

-Dijo que no podía ¿verdad?

-No, creo que ya había hecho planes.

Intenté hacer oídos sordos a esa conversación.

-Javi ¿Tú vas? -Mónica le tiró una papita de las que estaban en medio del círculo servidas como piqueo para captar su atención.

-¿Ah? ¿Qué? ¿Yo? ¿Papita?

El grupo empezó a reír a carcajadas y Valerie y yo nos unimos tras reconstruir entre susurros lo que habíamos entendido que había pasado.

-Dijeron mi nombre ¿Quién me llama?

-Nadie, "papita" -se burló Melanie.

-No sean así ¿Qué papita? ¡Mierda! ¿Qué pasó? ¡Me confunden!

Nosotros bromeamos y reímos hasta el punto que algunos parecían a punto de atorarse.

-¿Te papifundimos?

-¡Esto es papiridículo! -protestó Javier siguiendo el chiste.

Era realmente una idiotez pero no podíamos parar de reír. Finalmente nos serenamos un poco.

-Son Tamara, Mónica, Melanie, -Hernán retomó la lista -Tomás, Andrei, Javipapita, Castiel, Valerie y yo. Casi los mismos que los que pasamos el fin de semana en mi casa.

-¿No va a venir Michael? Creí que tenía unos cuantos días libres de la universidad -ahora sí me concentré en la conversación.

-No. Prefirió ir a casa. Va a visitar a Jade.

-¿De quién hablan? -preguntó Valerie acomodándose en su puff.

-Un amigo de hace muchos años. Vino a estudiar por acá pero se está yendo a visitar a su novia -aclaré antes de dirigirme nuevamente a Hernán -¿no te contó nada más?

-Creo que tenían planes con un par de amigos de ambos. Una pareja de amigos. No sé tanto.

-Yo sí -comentó Mónica parándose para rellenar los bowls -Su amigo estuvo pésimo y la novia de él, naturalmente no quería dejarlo para salir. Es la primera vez que los cuatro se reúnen en bastante tiempo.

-Una pena que no venga, hace siglos que no lo veo.

-Eso te pasa por perderte mi última fiesta, Tamara.

-¡Tú sabes por qué no fui! -protestó ella sonrojándose y sonriendo.

-Yo no ¿Chismean? -Javier se hizo el afeminado.

Las chicas no tardaron en burlarse. Todos se unieron a las bromas aunque yo no tardé en distraerme. Mi mirada buscó a Valerie solo para cerciorarme de que la estuviera pasando entretenida. Por más que se llevara muy bien con todos, me era imposible no tratar de asegurarme de cuando en cuando de que se siguiera sintiendo cómoda. Fruncí el ceño al notar que no parecía muy interesada en la conversación ni le prestaba tanta atención. Estaba a punto de comentarle algo cuando, siguiendo su mirada, entendí lo que había atraído su concentración. Sus ojos iban discretamente de Mónica a Andrei y de regreso de él a ella. Hasta entonces no me había dado cuenta de la tensión que había entre ambos. Recordé lo ocurrido en el fin de semana en la casa de playa de Hernán y adiviné que Valerie estaba haciendo lo mismo. Ahí había pensado que todo era una cosa del momento aunque sí había notado cierta... inclinación del uno por el otro. Comprendí que Valerie estaba esperando que algo pasara entre ambos y no pude evitar preguntarme si no sería muy ingenuo de su parte.

The Real Bad Boy (PUBLICADO)¡Lee esta historia GRATIS!