Capítulo 93

1.5K 135 13

Justin le había gritado a su novio cuanto lo amaba y asegurado que no iba a permitir que él lo abandonara. Y para su sorpresa Zack había saltado del sofá a sus brazos para besarlo apasionadamente. Aturdido y emocionado el chico se propuso demostrarle su amor durante toda la noche. Acabando felices y extasiados el uno en los brazos del otro. Aquello sí era amor.

Louis y Harry hablaron durante horas mientras el más alto desahogaba los restos de sollozos que aun se escondían en su garganta. Mientras su novio lo consentía y decía cuanto lo amaba. Tenían un bebé juntos, al cual había dejado la noche antes de pura desesperación. Pero ahora sabían que eran mucho más. Eran una familia.

Y mientras todos se procesaban su amor Zayn y Liam estaban aun en la sala de Louis sin saber qué hacer, decir o cómo marcharse del lugar.

La salida apresurada de la pareja los había dejado un poco aturdidos. Se miraban sin poder evitarlo. Estaban solos. No se escuchaba ningún otro sonido salvo sus respiraciones y el apresurado latido de sus corazones.

Zayn estaba hipnotizado por su imagen. Hacía demasiado tiempo que no lo tenía frente a él. Demasiado tiempo sin tenerlo de cualquier forma. Deseaba gritarle, pegarle, ¡besarlo! Lo que más deseaba era estrecharlo contra él e imaginar que nada hubiera pasado entre ellos. Pero había pasado. Liam lo había abandonado, otra vez. Le había hecho daño, otra vez. Y él no permitiría que se volviera a dar el caso, ¡otra vez!

Liam observaba el rostro perfecto de Zayn. Reconocía cada milímetro de él. Esa imagen lo había perseguido cada minuto de cada día de su ahora patética vida. Lo amaba tanto que no entendía como había conseguido respirar sin tenerlo cerca. Y ahora que sabía cuánto daño le había hecho, no estaba seguro de si era capaz de seguir haciéndolo.

Liam estaba demasiado fascinado con Zayn como para pensar en otra cosa. Fue el moreno quien rompió el momento carraspeando suavemente y desviando la mirada para aclarar su mente y recuperar la cordura.

-No he visto otro auto fuera salvo el de Louis así que supongo que no tienes el tuyo –dijo Zayn antes de fulminarlo con la mirada- Te aconsejo que llames a un taxi. Tu tarea de fastidiar a todo el mundo puede esperar para otro día.

-No pretendo tal cosa. Solo quise ayudar a Louis trayéndolo a casa –explicó Liam tolerante.

-¿Ayudarlo? ¿Peleándote con un amigo que hace meses que no ves? –lo acusó Zayn, dando un paso hacia él para enfrentarlo.

-Él me provocó –aseguró Liam, dando también un paso hacia él, con expresión más dura.

-¡Oh, por Dios! ¿Qué pudo decirte el pobre Louis para hacerle tal salvajada? Si te reclamó por no darle señales en este tiempo, tenía derecho. Él era tu amigo y tú simplemente le diste la espalda sin más –recriminó Zayn enfrentándolo.

-No fue por eso –aclaró él con tristeza.

En ese momento se dio cuenta de lo cerca que estaba de Zayn. Lo bello que se veía, incluso enfadado, le hizo estremecerse. Quiso extender la mano y tocar la suave piel de su mejilla. Pero se contuvo. Se limitó a suspirar con frustración y desviar la mirada a un punto más seguro de la habitación.

-Fue una pelea absurda y lo lamento. Hablaré con él para disculparme –afirmó Liam, sin dejar de mirar a su punto en el infinito.

-Disculparte era lo que tendrías que haber hecho en lugar de golpearlo. Y con Harry, por ni siquiera felicitarlo cuando dio a luz. O con tus padres por solo mantenerlos informados por teléfono como si hablar con ellos fuera una obligación. ¡Con todos los que se consideraban tus amigos por dejarlos sin ni una palabra! –exclamó en un sollozo, dando gracias por no romper a llorar allí mismo.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!