Capítulo 92

1.2K 125 10

Un ruido armonioso e irritante inundó la habitación. En penumbras, el sonido fue ignorado. Pero no cesaba. Zayn se revolvió en la cama y escondió la cabeza bajo la almohada. El ruido no cesó.

Percatándose de que se trataba de su teléfono, hizo un intento por despertarse y contestar. Se incorporó, suspiró frustrado y descolgó el teléfono.

-¿Quién ha muerto o está a punto de morir? –farfulló Zayn malhumorado. La muerte de alguien era lo único que justificaba que lo despertaran a esa hora. Y si no era así, sería él quien mataría al inoportuno.

-¡Louis! –sollozó Harry al otro lado de la línea.

Zayn se quedó petrificado y cualquier rastro de adormecimiento desapareció al instante. Se levantó de la cama de un salto, al reaccionar y descorrió las cortinas. La luz del amanecer lo aturdió más aún, costándole hablar. Pero un sollozo de su amigo lo hizo actuar. Harry lo necesitaba y aún no sabía qué pasaba.

-¿Qué ha ocurrido? –preguntó Zayn impaciente.

-¡Voy a matar a Louis! –balbuceó el chico intentando ser enérgico.

Zayn respiró aliviado. Harry estaba enojado con su novio y Louis estaba bien. No es que eso fuera a ser relevante, porque si Zayn escuchaba que Louis había hecho daño a su amigo, sería él mismo el que lo matara. Pero al menos no había ocurrido ninguna tragedia.

-Mejor me lo cuentas en persona ¡Voy para allá! –aseguró Zayn encaminándose al baño, para alistarse.

-Estoy en mi antiguo depa –explicó Harry en un sollozo.

De acuerdo, eso no era bueno. Harry había mantenido su antiguo apartamento como un tipo de almacén. Ya que lo tenía atestado de pertenencias que no deseaba usar, pero que se negaba a tirar. No tenían necesidad económica de venderlo, así que lo mantuvo como si del trastero de una casa fuera. Y que Harry estuviese allí no era una buena señal.

No quiso preparar el funeral de Louis antes de tiempo. Su amigo tendía a exagerar y dramatizar todos los problemas porque nunca les veía soluciones. Pero Zayn era más práctico. Decapitaría a su amigo solo si era necesario. Para ello tenía que enterarse de lo sucedido lo antes posible.

Se despidió apresuradamente de su amigo, se vistió y corrió a su encuentro. Nada más verlo, Harry se abalanzó a sus brazos para llorar desconsolado. Zayn le devolvió el abrazo y lo condujo hacia el interior del apartamento.

Tras calmarse un poco Harry comenzó a explicar lo ocurrido.

-Se marchó a hacer una compra y no apareció hasta varias horas más tarde ¡Apestando a bar y a perfume de hombre barato! –gimoteó Harry.

¡Vale, Zayn podía matar a su amigo por eso! Pero no cometería el mismo error que "otros". No juzgaría hasta saber lo ocurrido realmente. Dejaría que Louis se explicara y después ¡lo mataría!

-Bien ¿y él qué explicación te ha dado? –intentó razonar Zayn.

Harry lo miró como si hubiera dicho algo incomprensible y arrugó el ceño.

-¿Qué quieres decir? Olía a bar y a perfume de hombre barato ¡No necesito que me diga lo que estuvo haciendo, ya lo sé! –protestó el chico indignado.

-¿Como Liam sabía que lo que yo le estaba diciendo a Niall era una declaración de amor? –intentó hacerlo ver con más calma la situación.

-¡No es lo mismo! –aseguró Harry.

-No seas cabezota. Ve y habla con él y si de veras pasó algo con otro tipo... –se interrumpió para imaginárselo muriendo de mil formas distintas- yo me encargo de que le sea imposible volver a hacerlo.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!