Capítulo 84

1.1K 128 11

Zayn se enjuagó las lágrimas y salió del baño al escuchar la puerta. Buscó a Liam con la mirada, solo para comprobar que efectivamente se había marchado. Se sentó en el sofá hecho un ovillo y pensó en todo lo ocurrido.

¡Liam no tenía derecho a enfadarse con él! Zayn no lo había dañado. Él no podía decir lo mismo. Pero el pasado era mejor dejarlo donde estaba. Liam le había confesado que lo amaba y eso era lo único que debería importarle.

Lo esperó durante toda la tarde, pero no llegó. Ya entrada la noche, llamaron a la puerta. Esperando que fuera él, sin pensar en que Liam podía entrar con su llave, abrió sin preguntar. Se congeló al ver a Niall al otro lado. Su decepción se vio reflejada en su rostro y por pura educación lo dejó entrar.

-No son horas de hacer visitas -condenó Zayn, sin preocuparse por cómo lo había encontrado.

-Tu novio me pidió que viniera -anunció Niall dejándolo estupefacto- No sé cómo me encontró pero hace como veinte minutos apareció en mi hotel y me dijo que me esperabas.

Zayn no sabía qué decir. Nada podría haberlo sorprendido más que eso ¿Para qué habría ido Liam a buscarlo? No era lógico. Aunque si Liam pensaba que Zayn tenía un trauma por lo que ese tipo le había hecho, podía creer también que se "curaría" hablando con él ¡Que equivocado estaba!

Sonrió ante la ternura de su novio y lo erróneo de sus deducciones.

-Te ama muchísimo -afirmó Niall, llegando a las mismas conjeturas que Zayn.

-¡Lo sé! -exclamó Zayn hundiéndose en el sofá.

-Me alegro que hayas podido enamorarte al fin. Pensé que nunca olvidarías a ese tipo -se interrumpió al ver reír a Zayn- ¿Qué dije?

-Liam es ese tipo -aclaró Zayn con una sonrisa irónica.

-¡Oh! ¿Volvió? -preguntó extrañado.

-Sí. Poco después de que tú te fueras. Se puede decir que se han ido sustituyendo el uno al otro -bromeó sin restos de humor el moreno.

-¡Vaya! No sé si darte las felicitaciones por recuperarlo o darme el pésame -comentó Niall ceñudo mientras prestaba toda su atención a sus nudillos.

-¿Por qué lo hiciste? -preguntó sin rodeos Zayn, viendo que Niall iba a confesarle sus intenciones de recuperarlo.

-¡No pensé! Solo sabía que me iría y no volvería a verte. Te quería Zayn, necesitaba demostrártelo al menos una vez- explicó Niall con tristeza.

-Y dejarme después -lo acusó Zayn, enfrentándolo.

-Había pensado en hacerlo mucho antes. Pero tú no me amabas Zayn. Me habrías aceptado porque era lo único que tenías. Te aferrabas a mí. Pero después de que te entregaras a mi sabrías que no me amabas y me dejarías. Pero cuando supe que de todas formas te perdería, no aguanté más. Quise explicarte que te amaba de verdad y que si querías seguir con una relación, yo te esperaría, pero no me cogías el teléfono -le aseguró el joven, acariciándole la mejilla.

-No fue fácil que desaparecieras después de tal intimidad -replicó Zayn, más calmado.

-Yo no quería hacerlo. Ojalá me hubiera podido quedar a tu lado. Hice muchos planes. Pensé en regresar para verte cuando tuviera libre e ir a la misma universidad cuando terminaras la prepa. Pero... -se interrumpió, ensombreciéndose con los recuerdos.

-¿Qué? -preguntó sorprendido por el cambio de actitud.

-No me cogías el teléfono, así que en cuanto tuve algo de dinero y tiempo libre volví para hablarte -explicó Niall, ceñudo.

-Nunca te vi -reprochó Zayn.

-Llegué hasta tu casa. Tú ibas saliendo con un chico. Estabas muy sonriente. Y te veías más feliz de lo que nunca te había visto. Aún así me acerqué. Pero tú corriste de nuevo para la casa por algo y me encontré con el chico. Ahora creo que era Liam, tu novio. Hace muchos años y todos hemos cambiado, pero estoy casi seguro que era él.

-¿Qué pasó? -quiso saber ansioso.

-Cuando iba a llamar a la puerta, él me paró y me preguntó qué quería. Le dije que venía a buscarte, que necesitaba hablar contigo -comenzó a contar el muchacho.

-¿No te dejó pasar? -dedujo Zayn, al pensar en lo posesivo que había sido siempre Liam.

-¡No! Pero se me quitaron las ganas de hablarte cuando se presentó como tu novio.

Zayn se quedó boquiabierto ¿Liam había hecho eso? ¿Por qué? Cuando lo viera le armaría tal pleito que desearía estar muerto. Él no tenía derecho a hacer algo así ¿A cuántos más habría espantado? ¡Quería matarlo! Y a la vez no podía estar más feliz. Eso había pasado cuando solo tenía dieciséis años ¿Era posible que lo amara desde entonces? ¡Oh sí, lo mataría, pero a besos!

-Veo que a ti no te afectó tanto como a mí -dijo Niall, al verlo sonreír.

-¡Perdón! Lo que hizo Liam estuvo muy mal. Te mintió y no tiene excusa -lo reprobó Zayn, intentando arrugar el ceño.

-¡Claro que la tiene! Te quería solo para él. Puedo entenderlo -afirmó en un suspiro- Pero el pensar que pudieras estar con otro me afectó mucho. Estuve intentando olvidarte. De formas poco adecuadas, hasta que hubo una consecuencia.

-¡Tu hijo! -concluyó Zayn.

-Sí. Y yo lo amo. Pero no era como deseaba que pasara todo. Su padre quiso que nos casáramos y al principio accedí. Pero me arrepentí. Recordé cuantas veces habíamos hablado tú y yo de que a veces lo que creemos es lo adecuado solo crea infelicidad. Y ese era un caso claro. Ninguno habríamos sido felices.

-¡Lo siento! -susurró Zayn de corazón.

-Aún te echo de menos Zayn -confesó él sin mirarlo.

-Estoy enamorado de Liam -repuso Zayn.

-Nada ha cambiado ¿eh? -intentó bromear el muchacho- Siempre supe que lo amabas y por eso nunca intenté nada hasta que supe que me iría.

-Creo que tienes razón y que me habría alejado de ti, si no te hubieras ido tú antes. Cuando te marchaste estaba más enojado por la idea de que te hubieras ido como había hecho Liam, que por la idea de no volver a verte -confesó apenado Zayn- Creo que esos días desahogué todo el despecho que sentía por el abandono de él y no tanto por el tuyo. Quise engañarme diciéndome que solo lo echaba de menos porque estaba mal y quería un amigo, pero la realidad era que estaba enamorado y él me había abandonado.

-Me alegro de que al fin puedas ser feliz -afirmó Niall, mientras caminaba hacia la puerta, no soportando más verlo.

-Niall -lo llamó antes de que saliera por la puerta que ya había abierto- Yo siempre he negado el amor que sentía ¡no lo hagas tú!

Iba a continuar diciéndole que encontraría a alguien a quien amar y que no debía cerrarse a esa oportunidad. Pero cualquier palabra desapareció de su garganta al ver el rostro duro y ensombrecido por la ira de Liam. Antes de que Zayn se pudiera acercar a él, Liam ya se había marchado. Había estado todo el tiempo al otro lado de la puerta. Pero por desgracia para Zayn solo había escuchado la última frase, ya que Niall había abierto dejándole acceso a escuchar lo que Liam había malinterpretado como un ruego de amor.

Zayn quería gritar y llorar. Estaba furioso por verlo huir y no pedir una explicación. Zayn no le estaba declarando su amor y pidiendo que lo correspondiera, le estaba deseando lo mejor ¿Por qué Liam tenía que pensar así? ¿Por qué tenía que haber huido sin dejarlo explicarse? Zayn lo amaba. Siempre lo había amado. Él era el motivo por el que no se dejaba amar por ningún otro. Lo había esperado toda su vida. Y si no se lo había confesado antes era porque él ya lo había abandonado antes, haciéndolo miserable. No quería volver a sufrir ¿Por qué todo tenía que salirle tan mal?

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!