Capítulo 83

1.2K 122 2

Al llegar al departamento Zayn fue directo a la cocina para preparar algo de almorzar. Liam le dejó su espacio para que pensara en todo lo que había ocurrido. Él también lo necesitaba. Se tendió en el sofá y maldijo su mala suerte.

El ex novio de su gran amor volvió por él. Y estaba seguro de que así era. Le había dejado claro que estaba soltero y hasta le había hablado a su hijo de él ¡Maldito fuera, le había puesto su nombre! Ese tipo lo quería reconquistar. Pero él no podía negarle que lo viera, si es lo que Zayn quería hacer. Por mucho que le pudiera doler. Tenía tanto miedo de que Zayn lo aceptara, que estaba a punto de ir corriendo hasta la cocina y prohibirle que se acercara a él. Pero con ello solo conseguiría que lo fuera a buscar con más urgencia. A Zayn no se le podía prohibir nada, lo había aprendido hacía muchos años. Y tantos años no le servían de nada en esos momentos. Había un trozo de su vida que él desconocía y que ese tipo parecía conocer a la perfección ¡Cuanto lo odiaba! De todas las maneras posibles. El amigo posesivo estaba celoso de los conocimientos que ese tipo tenía y el novio no soportaba que ese tipo hubiera sido el primero. Porque estaba convencido de que ese habría sido el primero. El chico que cuando Zayn tenía solo dieciséis años lo había amado como a él le habría gustado hacer. Y también lo había dañado ¿Se habría enamorado de él y no lo correspondía?

El pensar que Zayn pudiera haber amado a otro le hizo encogerse de dolor. Sin poder evitarlo caminó hasta la cocina. Zayn preparaba algo de pasta, con la salsa favorita de él. Sonrió con la imagen. Deseaba tanto poder verlo el resto de su vida, que no estaba seguro si sería capaz de dejarlo salir de esa habitación.

-¿Puedes esperar unos minutos? -preguntó Zayn sacándolo de su ensueño.

-¿Qué? -no entendió Liam.

-Aún no terminé de hacer la comida y lo que quieres que hablemos nos llevará un rato ¿Esperas hasta que termine? -preguntó Zayn con una dulce sonrisa.

Liam solo asintió y salió de la cocina. Zayn sí lo conocía bien. Le contaría todo lo que pasó entre ellos, en cuanto acabara de cocinar.

De pronto, el miedo se apoderó de él ¿Quería escucharlo decir que se había enamorado de otro? ¿Que le contara su historia de amor y cuanto había sufrido por perderlo? No estaba muy seguro de estar preparado ¿Por qué tenía que pasar todo aquello en ese momento? Al fin lo tenía a su lado, sabiendo que los unía el amor ¿Por qué tenía que aparecer ese tipo?

Zayn salió de la cocina con dos platos y ambos los degustaron hasta quedar saciados. Una vez que Liam recogió el almuerzo, se sentó junto a él y lo abrazó, a la espera de que Zayn comenzara su historia.

-Como habrás deducido, Niall era el chico con el que te dije que había estado saliendo antes de que regresaras -comenzó Zayn, acariciándole distraídamente el pecho.

-Sí, lo imaginé -corroboró él.

-Cuando tú te fuiste, yo comencé a salir con los chicos más a menudo. No tenía con quien más hacerlo -se encogió de hombros Zayn con resignación- Un día Ashton y yo íbamos al encuentro de los chicos, cuando él se fijó en Niall. Él era mayor y muy guapo y Ashton cayó rendido a sus pies. Hizo que nos presentáramos y él fue muy educado, pero no le prestó atención.

-Te prefirió a ti -anunció Liam, disimulando la irritación.

-¡Para nada! -explicó Zayn riendo- Pero empezamos a vernos a diario, jugábamos al baloncesto y hablábamos por horas.

-Él es el que me sustituyó -afirmó Liam, sin disimular la irritación esta vez.

-Podría decirse. Necesitaba un amigo y él estaba allí.

Liam quiso gruñir ante la afirmación. Estaba claro que lo culpaba por haberse ido. Él también lo hacía. Si se hubiera quedado nunca lo habría dejado acercarse a ese tipo.

-Pasábamos el día juntos -continuó Zayn, aún acurrucado junto a él- En mi casa o en la suya. Conocía a toda su familia. Normalmente nos tocaba cuidar a su hermana menor, mientras la madre salía a hacer sus compras. Me presentó a muchos amigos y comencé a cambiar en mi estilo de vestir y de comportarme. Él tenía a sus amiguitos y yo estuve con algunos chicos.

-¿No se ponía celoso? -preguntó Liam extrañado.

-Solo éramos amigos, no pareja. Y tú eres el único que con solo el título de amigo se sentía con derecho a estar celoso -bromeó Zayn abrazándolo.

-Es que no me gusta compartirte -gruñó Liam, aferrándolo posesivamente.

-No te preocupes ¿sí? -le pidió Zayn acariciándole la mejilla- Él nunca sería una amenaza para ti. Es el último hombre al que desearía ver.

Y era eso lo que más le preocupaba a él. Zayn no era de los que odiaban. Cuando alguien se atrevía a enfrentarse a él, Zayn solía tomárselo a la ligera. Después, de por supuesto, haber dejado en evidencia a quien se atreviera a retarlo. Pero Zayn nunca guardaba rencor. Y ese odio que procesaba a ese hombre, le preocupaba muchísimo ¿No lo habría olvidado? Tenía que saber qué era lo que había pasado entre ellos.

-¿Qué es lo que pasó entonces entre ustedes? -quiso saber sin perder tiempo.

-Pues un día de repente me confesó que me amaba y... -se interrumpió para mirar a su novio ¿Cómo podría decirlo sin que él quisiera matarlo?

Liam sintió como el miedo se apoderaba de todo su cuerpo ¿Iba a decirle que él también lo amaba? Sí, estaba seguro de ello.

-¿Y? -repitió Liam con irritación.

-Fue entonces cuando él y yo... ya sabes -dijo Zayn haciendo un leve gesto con la mano.

-¡Ah, lo hicieron! -suspiró Liam de alivio, y se obligó a no pensar en ese tema.

-¡Sí! Poco después él se tuvo que ir con toda su familia fuera del país -concluyó Zayn con un rastro de tristeza.

-¿Te dejó después de...? -gruño airado Liam.

-No fue así -intentó justificarlo Zayn- A su padre le habían dado un nuevo trabajo y él entraba en esa universidad.

-Pues si sabía que se iba a ir podía haber mantenido las manitos quietas -bramó su novio, colérico.

Zayn pensaba exactamente igual. Pero si lo decía, Liam iría por Niall y lo mataría. Y no es que le preocupara en exceso lo que le pasara, pero no quería que metieran en la cárcel a su novio.

-Eso ya no importa. Él se fue y yo lo pasé un poco mal, pero me recuperé. Después tú volviste y regresé a tener la vida que tenía antes de conocerlo -aclaró Zayn, queriendo zanjar el asunto.

-No es cierto. Nunca lo has superado porque desde que ese tipo te hizo daño te has negado a dejarte amar. Y cuando yo volví no eras el de siempre. Pensé que me guardabas rencor por irme, pero ahora sé que no era eso. Intentabas fingir ser quien no eras. Intentaste volver a ser uno más de los chicos cuando sabías que ya no era posible. Por eso creaste esa doble vida. Y excluiste a todos de ambas, para que nadie pudiera conocerte al cien por cien -explicó Liam, viendo todo al fin claro- Él te hizo dejar de creer en el amor.

Zayn no pudo soportar escucharlo ni un minuto más. Se levantó del sofá y corrió hasta encerrarse en el baño. Era de la última persona de la que aguantaría escucharlo. Podía tener razón, pero ni siquiera sabía lo que estaba diciendo. Se había enamorado y lo había abandonado era lógico que sufriera por ello. Era normal que se pusiera una coraza para que nadie más lo dañara ¿Cómo se atrevía a juzgarlo por ello?

Liam quiso destrozar la casa de pura rabia. Él tenía razón ¡Zayn se había enamorado de ese tipo! No soportaba la idea ¿Aún lo amaría? ¿Sería ese tipo su gran amor? ¿Podría olvidarlo alguna vez y aceptarlo a él? Liam no podía con todas las emociones que se agolpaban en su pecho. No podía perderlo. Aunque... ¿realmente lo había tenido alguna vez? Zayn no podría tener una vida real hasta que no espantara los fantasmas de su pasado. Pero Liam temió que esos fantasmas se convirtieran en su futuro y él solo fuera un recuerdo.

No podía estar allí ni un minuto más. Salió del departamento cerrando enérgicamente la puerta tras de él.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!