||Capitulo 37|| Final 3/3

2.8K 138 40

[Booktrailer ^]

NARRA NADINE.

Mi cabeza me dolía, al bajar todos hablaban de que mascota querían, para la fiesta ya que yo he recordado bastantes cosas, me sentía mareada, quería escapar de esa mansión tenía demasiada información en mi cabeza, sentí como si me fuera a explotar. Salí sin que nadie me viera no quería hablar con nadie ni mucho menos cruzármelo a Cam cuando bajara.

No sabía a dónde iba pero tampoco me importaba, estaba harta, harta de pensar de intentar recordar, quería escapar. Y así fue.

Llegue a una parada de autobús, era la mejor forma de salir de allí, ni siquiera me lo pensé, algo me dijo que tenía que subirme a ese autobús.

-¿Cuál es tu destino?- preguntó la conductora sonriente del autobús; era una anciana con canas y unas gafas grises.

Sonrío y le digo- Ni yo misma lo sé.

La anciana me sonríe compasiva y me da el ticket.

NARRA CAMERON

Al bajar todos estaban hablando de preparaciones y mascotas para la fiesta, ya que Nadine había recordado bastantes cosas. Sinceramente no quería hablar con nadie, no tenía fuerzas ni ganas, y sobretodo no quería cruzarme a Nadine de ninguna manera. Tenía que salir de allí, sentí la necesidad de escapar, así que salí por la puerta y empecé a caminar, no se a donde, pero simplemente quería despejar mi mente. Escapar.

Camine y camine y llegue a una parada de autobús, me pare un momento fije la mirada en aquella mansión, y sin pensarlo dos veces me subí a ese autobús.

-¿A donde te diriges jovencito?- me preguntó el chofer del autobús; era un anciano de pelo blanco y bigote gris.

- A donde me lleve este autobús

Me sonríe y me da el ticket.

Me senté en los asientos de atrás, me puse los auriculares y me quedé mirando por la ventana mientras el autobús arrancaba, por un momento me sentí en paz conmigo mismo.

Las personas se bajaban y subían al autobús mientras yo seguía sentado ahí, hasta que llegamos a una parada, estaba en frente de una playa increíble, no había mucha gente, y habían luces de colores atadas de una palmera a otra por toda la playa, se veía tan bien. Algo dentro mío me dijo que tenía que bajarme, y así hice.

-Gracias- le dije al chofer.

-Buena elección- escuche antes de bajar, me giré y el me sonrío.

NARRA NADINE

Habían pasado 35 minutos y ya no quedaba nadie en ese autobús, solo yo sentada atrás del todo, pasamos por paradas y más paradas hasta que llegamos a una playa, tenía una gama de colores en el cielo alucinante; una mezcla de rosa, azul, morado y un toque anaranjado. Era flipante, justo lo que necesitaba, también habían pequeñas luces de colores de palmera en palmera por toda la playa, tenía que bajarme ahí, sentí que debía hacerlo.

Antes de bajarme le di las gracias a la anciana tan simpática y ella me dijo:

-Estoy segura de que encontraras tu destino, quien te dice, que a lo mejor está a la vuelta de la esquina- se ríe - o debería decir palmera.

Magcon Boys vs Magcon Girls |EDITANDO|¡Lee esta historia GRATIS!