Capitulo 53 | Tour |

1.7K 87 5

Era casi imposible explicar lo pasado hace unas horas.

Volvi a ser suya, solo de él.

Su pecho subía y bajaba tranquilamente mientras me dedicaba a trazar dibujos imaginarios sobre sus tatuajes.

—¿Bebe?

Emitió un extraño ruido con la boca.

—¿No te arrepientes verdad?

Y ahí esta otra vez. Mi lado inseguro.

Se movió pesadamente y me miro de costado.

—¿Arrepentirme? ¿De esto? Nunca.

Sonrei risueña y tome sus labios.

—No puedo creer esto.

—Yo tampoco.

—¿Tu qué? —Reí.

—Nunca creí que me enamoraría de una chica que estaba entre esa multitud de miles gritando mi nombre. Lo veía casi imposible, veía mi futuro al lado de una persona que tal vez no sintiera nada por mi mi pero al final nada de eso sucedió. Gracias.

—¿Gracias?

—Gracias por hacer de éste un viaje extraordinario. Gracias por hacerme ver el mundo de otra forma, eres única.

Era imposible no sonreír al escucharlo decir esas palabras. Mis ojos estaban en lagrimas, oh dios, que débil.

—Sh, no llores. —Su voz era tranquila.

—No quiero que esto termine, nunca.

Tomo mis mejillas entre sus manos.

—No llores porque acabo, sonríe porque sucedió.

No tenia palabras, no podía explicar que hace un tiempo no era nadie para el y el era todo para mí. No había ni un momento en que no pensara en el y para el no había nadie en quien pensar.

¿Era todo esto real?

—Nena...

Susurró cerca de mis labios.

—¿Si?

—Mañana empieza mi gira, y yo... Bueno, estaba pensando, que tal vez, tu...

—¿Yo que? —Sonreí.

—¿Quieres venir conmigo?

Cerre los ojos fuertemente, ¿Era lo correcto? ¿Arriesgarme a cualquier cosa?

Tenia miedo, que se vuelva a repetir todo de nuevo, pero este era un nuevo año, muy diferente. El era otro, mejor dicho volvio a ser el chico de 16 años que yo conocí.

Era lo correcto.

—Si.

Asentí seguidamente y lo veía sonreír.

—Te amo, no sabes cuanto.

Me abrazó fuertemente, y mordi su hombro juguetonamente para asi quedarnos dormidos a mitad de la noche.

No sabia ni que hora era, solo sentía el sol dándome en el medio de la cara y un pesado brazo sobre mi cintura.

Justin.

Intente abrir mis ojos pero se me hacia imposible. No podía hacer ningún movimiento porque tenia una morsa encima de mi.

—Justin. -Me queje.

—Hey, bebe, hazte a un lado asi puedo moverme.

—No molestes, ____. -Su respiración daba justo en mi oído, no se levantaría.

—No molestes nada, muévete morsa, no estoy gordo es el ángulo, me da el sol en el medio de la cara y tu lo que tendrás en el medio de la cara será un golpe asi que, muévete.

Rápidamente justin se corrió diciendo un leve: —Que agresiva estas, seguro te ha llegado el periodo.

Hombres.

No pude evitar reírme al escuchar sus quejidos murmullos.

Me había olvidado completamente lo de anoche, era imposible no sonreír. Ayer por la tarde estaba sin esperanzas y hoy lo tengo en bóxers al lado mío.

Quería quedarme mil años en esa cama junto a su lado, pero como todo cuento de hadas siempre se rompía el hechizo.

—Hija... ¿Estás en casa?

Mierda. Mierda. Mierda.

HOLA BEBES

Mi animo no es el mejor, me paso algo horrible, bue. Bloquee sin querer a Justin y bueno, perdí su follow en twitter. Me tengo fe en recuperarlo asi que ya estoy un poco mejor.

VOTEN, COMENTEN, SIGANME.

LU SI VES ESTO, GRACIAS POR LEER Y SERLE FIEL A LA NOVE, SOS GENIAL <3

Todo va a estar bien [Justin Bieber y tu] ¡Lee esta historia GRATIS!