El dolor quedo como una simple cicatriz. En el corazón de Louis y de Harry, y de Cassie, siempre estaría Jay, nunca la olvidarían. Las cosas estaban yendo mucho mejor, o eso parecía, George y Josh vivían juntos siendo rechazados por sus padres (eso no está bien pero si lo de vivir juntos) Cassie había encontrado apoyo empezando a trabajar en un hotel como recepcionista. ‘Pronto seré directora, todo poco a poco’ había dicho cuando habían ido a visitarla.

       Gemma había vuelto a ponerse a trabajar, y era secretaria de un chico pelirrojo súper sexy (o al menos eso decía ella, claro). Taylor y las demás chicas de la cafetería empezaban a prepararse para casarse con sus parejas y pretendían invitar a Harry. Y por último, Harry y Louis se encontraban en su casa haciéndose mimos, como si no hicieran eso ya todos los días desde que Louis salió de la ‘institución’ especial para ciegos.

      Harry se sorprendió al ver que le habían enseñado a escribir algo, sin embargo, o se iba chueco o las letras parecía anormales. Pero era divertido verlo esforzarse tanto en hacerlo, diciendo que podría tomar de Hobby escribir, y ante eso Harry le daba un beso en los labios y se quedaba dormido sumergido en su silencio infinito.

      La sorpresa llego cuando Louis volvió a hacer de la suyas y cubrió sus ojos con un pañuelo. Lo que ya se estaba haciendo costumbre. Lo llevo junto a él por las calles (por lo que Harry se moría de miedo) Y sin embargo habían llegado sanos y salvos hasta donde el mayor había querido.

      Poco a poco, el pañuelo se deslizo por su cabeza hasta ir al suelo y frente a él estaba un edificio precioso de tres pisos. El piso de abajo estaba en blanco y vacío, sin embargo, los dos pisos superiores eran de ladrillos rojizos, con una ventana y, bueno, Harry podía ver un jardín precioso.

      Louis lo llevo tras la casa y, en esta, había unas escaleras para entrar en el segundo piso. Ambos la subieron mientras Harry se sentía realmente confundido y a la vez, emocionado por lo que estaba ocurriendo. Cuando entraron, las paredes del ladrillo habían sido pintadas de blanco (en el interior) había algunos muebles cubiertos por plástico y, bueno, prácticamente todo estaba vacío.

      En total el segundo piso tenía tres habitaciones, 1) lo que parecía ser una cocina, 2) el comedor/sala y 3) un pequeño cuarto de baño. Cuando subieron al piso superior tan solo había dos habitaciones, lo que era un baño y una recamara. La habitación estaba vacía y estaba completamente blanca.

      Se volvió hacia Louis y vio como apretaba sus labios, parecía preocupado. Le toco la mejilla observando sus ojos azules perdidos y observo sus labios. —¿Qué es todo esto Louis?

      Harry observo maravillado como las mejillas de su novio se coloreaban de un rojo carmín. Y como se revolvía incómodo desde su sitio. Después se concentro en leer su respuesta. —Estábamos en un apartamento, pero, siempre has querido una casa y una cafetería… el dinero que me dejaron lo emplee en esta casa pequeña. Sé que está muy reducido el espacio, pero creo que cabemos ambos y Ciara y Luigi. Además lo he dejado todo en blanco para que ambos podamos hacer el trabajo juntos, o bueno, tu en realidad porque no creo servirte de mucha ayuda.

      Harry soltó una risita presionando sus labios sobre los del castaño. —Es perfecto Lou, pero no debiste gastar el dinero en todo esto. A veces siento que me das todo y yo nada.

      Harry observo como los costados de los labios de Louis se curveaban hacia arriba y sintió mariposas en su estómago, el castaño rodeo su cuerpo pegándolo a sí mismo y Harry sintió como le besaba su nariz suavemente. —Yo quiero gastarlo en ti, además ricitos, con que estés conmigo es más que suficiente.

      Harry abrazo a Louis pensando en el gran trabajo que tenían por delante. Y sintiendo un montón de sentimientos fluir en su interior.

(…)

     Para cuando se dieron cuenta, la casa ya estaba terminada justo como ambos la querían (o bueno como Harry la quería ya que, realmente, Louis no era muy específico diciendo: ‘Solo quiero una cama donde nos acostemos y pueda besarte’) La casa por fuera era de ladrillo, pero por dentro, había sido pintada de un color celeste muy pero muy claro. En una pared Harry había dejado pintar a Louis y se podía observar a dos personas tomadas de la mano completamente deformes.

      Harry recordaba observar a Louis carcajearse por su comentario. Y aunque ‘el dibujo’ no se veía muy bien, lo habían dejado ‘La primer obra de arte de Louis sin ver’. Las ventanas tenían cortinas gruesas y con encaje dorado. A Harry realmente le preocupaba gastar mucho del dinero de Louis, pero bueno, Louis seguía diciendo que no importaba. Además Gemma había apoyado.

      La mesa de caoba color chocolate había sido removida desde el departamento, era pequeña y circular con tan solo dos asientos de piel. Con una ligera franja de tela blanca y de encaje y un frutero en el centro. También se habían llevado los sofás y los habían colocado por debajo de la ventana frente a la mesa.

      La cocina era otro cuento, lucía sencilla pero era bonita. Las paredes eran de color crema y con una franja a la mitad de una columna de frutas. La ventana era de color crema, con un holán en la parte superior, una franja roja en la parte inferior y una hilera de manzanas. Se habían llevado la misma estufa y el mismo pequeño refrigerados (donde Josh se había encargado de colocarlos bien presumiendo de su gran fuerza y coqueteando con George).

      La recámara era sencilla, pero acogedora. Habían pintado del color azul de los ojos de Louis porque Harry decía que le encantaba. La cortina era sencilla y de color blanco, y los baños tenían un color blanco con negro. La parte de abajo (donde sería la cafetería de Harry) había sido pintada de un rosa claro, en la ventana enorme de en frente había colocado un pequeño techo con un holán rosado y en la parte inferior coloco una hilera de macetas con flores. La puerta era transparente con un marco plateado. Y por dentro había hecho una división de la ‘cocina’ y la ‘área de clientes’. Lo único que le faltaba al rizado era hacer algún trato con alguna persona que le pudiese entregar ingredientes, elegir el nombre del lugar y contratar ayudantes, claro.

      Sin embargo esas cosas no les importaban cuando estaban en la cama besándose con suavidad, en un mar de silencio y un mar de oscuridad. Cruzando una línea invisible que les separaba el uno del otro, con las cadenas tintineantes alrededor de sus cuellos representando una unión y una promesa.

      Harry había puesto en la pared una pizarra café donde pincho fotos de Jay y de Louis, de Gemma y de todas las personas a las que ambos amaban. Ahora ya tenían un hogar, y ambos estaban juntos, felices y completos.

      Eso hacía más que feliz a Harry, al que ya no le importaba para nada su pasado, ni cuanto sufrió, ni si era sordo, o si realmente todo había sido doloroso. A ninguno le importo aquello porque estaban concentrados en el presente, estaban de pie en el presente, sin pensar en lo que sigue o en lo que paso.

     Las personas en su mayoría exageraban sus problemas y se concentraban en las cosas que no tenían. En si no tenían una madre, o no tenían cariño de sus padres porque estaban ocupados. O si estaban feos, o si no tenían dinero para salir de compras con sus amigas, o problemas de ese tipo. Exageraban tanto sus situaciones que no se permitían observar lo que tenían en frente, quizá una chica podría no tener madre y tal vez tenga un padre amoroso y ocupado que trata de ser los dos por ella y realmente la ama con todo su corazón. Las personas exageran los problemas sin permitirse observar lo que ya tienen y lo valioso que es todo eso.

     Así que si las personas exagerasen su felicidad, tal vez podrían ser las personas más felices del mundo. Disfrutando de lo que ya tenían, en vez de lamentarse por lo que les faltaba.

n/a: ¡Hola! Dire que este es el antepenúltimo capítulo, lo que quiere decir que la historia tendrá 31 capítulos más el epilogo. La verdad estoy muy contenta de haber subido la historia, que a pesar de que no es a la mar de entretenida y no tiene tantas cosas interesantes, muchas personas la han estado leyendo y me han estado dando ánimos para seguirla. Además al ser la historia más viejita de mi perfil se muestra lo idiota que era para escribir :p, aunque supongo que en mis otras historias ya he mejorado un poquito. el capítulo se lo dedico a @Larryforever_16 por seguir leyendo y pasarte por casi todas mis historias jaja ¡Gracias! Muchos besos a todos/as. *Recuerden avisarme si hay errores sobre que Louis este ciego y Harry sordo.

Veras con mis ojos y yo escuchare con tus oídos. (Larry Stylinson)¡Lee esta historia GRATIS!