Capítulo 6.

186 15 3

Sus padres se encontraban platicando en la sala acerca de sus negocios, Taemin se encontraba a un costado de su madre comiendo algunas galletas que esta le daba mientras alborotaba un poco su cabello, tenia tanto sueño que sus ojos se entrecerraban algunas veces buscando descansar. Volteo a ver a uno de sus costados encontrándose con la mirada fija de Soo nuevamente mientras bebía un poco de su té, arrugo su nariz regresando la mirada a las manos de su madre tomando otra galletas con una sonrisa que fue dedicada a esta.

Más tarde ya en la casa de Taemin, este se encontraba en su habitación haciendo su maleta ya que Key vendría por él en la mañana. Llevo solo lo necesario para pasar quince días en aquel lugar a donde irían. Se recostó en su cama luego de apagar las luces tratando de dormir un poco para despertar temprano al día siguiente, más su mente no dejaba de repetir aquellas palabras que sus mayores habían dicho hace unas horas atrás “Pueden hacer buena combinación” “Se ve que Soo Hyun no quita la mirada de Taemin, ¿Le habrá gustado tú hijo a mi hijo?” Respiro profundamente sacando el aire de sus pulmones segundos después alejando todo pensamiento de su cabeza. A los pocos minutos se quedo profundamente dormido abrazando una de sus almohadas.

Los rayos de sol tocaron su rostro haciendo que abriera los ojos algo desganado, no había podido descansar bien a causa de sus pensamientos, vio su celular viendo que faltaban menos de quince minutos para que Key llegará por él, se levanto rápidamente de la cama tomando torpemente la toalla para dirigirse al baño a darse una ducha rápida y alistarte en lo que quedaba de minutos. A decir cinco minutos Taemin salió del baño con la toalla enrollada en la cintura, se dirigió lo más rápido posible a su armario sacando algo de ropa cómoda para colocársela en tiempo record. Amarro bien las cintas de sus tenis para acomodarse un poco su cabello y tomar su maleta y bajar las escaleras viendo a su madre sentada en la sala leyendo una revista de moda en la mesa de centro se encontraban algunos catálogos de maquillaje, una sonrisa se formo en sus labios al imaginar a Key sentado a un lado de su madre leyendo esos catálogos, su amado Key era un ídolo de la moda y le quedaba claro la situación. Dejo la maleta a un lado de los blancos sofás sentándose al lado de su madre dejando un beso en una de sus mejillas.

-Buenos días mamá.

-Buenos días mi pequeño, ¿Dormiste bien? –Pregunto dejando la revista para prestar toda su atención a su hijo.

-Algo así… -Abulto su labio inferior mientras miraba a su madre con una mirada cansada, se notaba el sueño en su rostro a pesar de haberse bañado con agua fría.- se me hizo algo tarde pero ya está todo listo.

-¿No piensas comer o comerás con KiBum? –Alzo una de sus cejas picando con su dedo índice el abultado labio de su hijo.- espero te diviertas mi pequeño y si tú padre llama no le hagas caso, diviértete son tus vacaciones.

-Sí, mamá.  

Como amaba a su madre, la única persona que le demostraba amor, cariño y protección siempre lo apoyaba en sus decisiones y le aconsejaba, le cuidaba. Su madre no era para nada igual que su padre, él solo pensaba en dinero y la empresa, nunca tuvo tiempo de jugar con él y mucho menos recordaba un abrazo o beso por parte de su padre, un suspiro pesado escapo de sus labios al pensar en eso.

El ruido del timbre lo saco de sus pensamientos levantándose rápidamente yendo a abrir la puerta dejando ver a un radiante KiBum en la puerta, vio hacia atrás unos instantes viendo que su madre no viera a su dirección para plantarle un beso en los labios a KiBum para después hacerlo pasar.

-Buenos días señora Lee, ¿Cómo se encuentra hoy? –Dijo de amablemente mientras formaba una sonrisa con sus acorazonados labios, era costumbre de él ser amable y cordial con las personas.

-Oh, KiBum, querido me encuentro muy bien, ¿Cómo te encuentras tú? –Se levanto del sofá dejando la revista en la mesa para abrazar al rubio un abrazo que no tardo en ser correspondido por Key.

-Me encuentro bien, bueno, nos vemos en quince días señora Lee, cuidare muy bien de Taemin –Le sonrió yendo con su menor ayudándolo con su maleta.- vamos, Taemin.

-Adiós mamá, nos vemos –Beso la mejilla de su madre antes de dirigirse con su mayor y salir de la casa.

Iban a unos metros lejos de la ciudad junto con sus demás compañeros de escuela, los amigos de Key eran amigables más ese Onew que era amante del pollo, habla de sus aventuras de cuando estaban en la preparatoria donde estaba Taemin estudiando, Key no se quedaba atrás y también contaba todas sus aventuras en esa misma preparatoria las locuras de Key tenían a Taemin muerto de la risa junto con Jonghyun que iba sentado frente a ellos, Kai, el mejor amigo de Taemin iba sentado al lado de Onew el cual se encontraba cruzado de brazos viendo como su novio Joon le imitaba en las clases de baile que tenia la escuela.

Luego de muchas horas de viaje Key se dejo caer en la cama siendo seguido por un cansado Taemin que no tardo ni dos segundos en acurrucarse a su lado con sus ojos cerrados, en su rostro se veía el cansancio, se veía tierno después de todo. Deposito un pequeño beso sobre sus labios cubriéndole con la sabana que cubría la gran cama bajo de ellos, se acurruco más contra el cuerpo adverso dejando la cabeza de Taemin en su pecho para después de algunos minutos caer en un profundo sueño. 

Muchas gracias por su apoyo, a todas esas personas que siguen el fic, lamento tardar mucho en actualizar, últimamente mi inspiración no anda bien ._. nos vemos~ 

La hija de Kim KiBum.¡Lee esta historia GRATIS!