Capítulo 79

1.3K 128 5

Las semanas iban pasando y la realidad de su relación iba cayendo sobre la conciencia de Zayn. Desde que se presentaron ante todos como pareja, ni un solo chico se le había acercado a Liam. Él estaba feliz por ello, no quería tener que dañar a ningún estúpido por resbaloso. Pero también se había percatado de que Liam vivía pendiente de él. No era algo nuevo, siempre lo había hecho. Aunque desde que eran pareja, parecía que no hacía otra cosa. Le gustaba la idea de que lo consintiera tanto, pero no tenía tan claro si sería una de sus obsesiones circunstanciales, que pasaría cuando encontrara otra cosa con la que entretenerse.

Zayn nunca hablaba de sentimientos, así que era normal que no le hubiera confiado su amor. Pero Liam siempre había sido de aquellas personas que le decían "te amo" al panadero por darle el pan caliente. Y en todo ese tiempo aun no le había dicho nada ¿Sería que no lo amaba? ¿Que habría confundido los sentimientos sobreprotectores y celosos de un hermano mayor con algo más? ¿Se habría dejado deslumbrar por su físico olvidando quien era en realidad y ya iba tomando conciencia?

Miles de dudas se iban agolpando y acumulando cada día más en la mente de Zayn. Mientras tanto Liam se dejaba llevar por el miedo. Había notado que Zayn estaba demasiado pensativo. Y eso nunca era buena señal en él. Sus temores de que lo dejara o que se agobiara por su relación, cada vez aumentaban más. Así que había decidido no gritarle al mundo cuanto lo amaba. Seguro que Zayn saldría corriendo en el mismo instante que lo escuchara. Era mucho mejor tenerlo cerca y demostrárselo. Zayn era capaz de abrazar a un desconocido, sin tener ningún significado.

Decía de sí mismo que era un "tocón", así que no se espantaría porque su novio estuviera encima suyo todo el rato. Pero saldría huyendo en cuanto se hablara de sentimientos.

Desde hacía años Zayn ocultaba sus sentimientos a todo el mundo. Liam había pensado al principio que se trataba de un enojo pasajero por haberse mudado con su madre. Pero los años iban pasando y Zayn nunca más volvió a abrirse de la misma manera. Ese era uno de los motivos por los que se arrepentía de haberse marchado. Haber perdido su confianza, fue lo peor para él. Pero se suponía que con los años deberían haber recobrado ese vínculo y no fue así. Ahora con todo lo que sabía de Zayn, se preguntaba si no habría pasado algo más que él no supiera.

Harry y Louis continuaban peleando por todo lo referente a su futuro hijo. No les solía durar mucho, ya que Louis siempre acababa cediendo y a Harry se le olvidaba por lo que discutían al minuto. Sin embargo, Harry disfrutaba de los mimos de todos a su alrededor. Sobre todo de las atenciones de su amigo. Al que no cesaba de pedir favores con la excusa de estar embarazado. Zayn se quejaba, tan solo en broma, ya que estaba encantado de consentir al futuro papá.

Ese día como tantos otros Zayn y Liam estaban tendidos en el césped de su facultad, esperando para su próxima clase. Harry apareció tras su abultada barriga, corriendo hacia Zayn con cara asustada. Este se preocupó al ver a su amigo y aún más al ver a Louis correr tras él. Así que se levantó de inmediato y alcanzó al chico, que se protegió de su novio, colocándose tras el moreno. Quedando Zayn frente al chico.

-¿Qué ocurre? -le preguntó a su amigo, sobre su hombro.

-¡Dile que no se acerque a mí! -exclamó Harry, ahogado por la carrera, hundido en la espalda de su amigo.

-¿Otra pelea? -intentó saber de nuevo, probando esta vez con Louis.

-¡No! Estábamos hablando y salió corriendo -explicó Louis, parándose junto a ellos.

-Chicos tienen que dejar de discutir como niños. O no se sabrá quién de los tres es el bebé cuando nazca su hijo -bromeó Liam uniéndose a ellos.

-Vamos Harry -comenzó a decir su amigo- no te escondas de él como si te hubiera confesado un crimen. Seguro no es para tanto.

-¿Ah no? -dijo el chico con rotundidad- ¡Me ha pedido matrimonio!

A Zayn se le cayó la mandíbula al suelo de la sorpresa. Miraba a su amigo con pavor ¡Oh, sí, ahora lo entendía! Él también habría corrido, pero estaba seguro que habría llegado bastante más lejos.

-¡Oh, es eso! -dijo Liam sin importancia- Era lógico que se lo acabaran planteando, teniendo un hijo en camino.

Zayn y Harry se miraron asustados y dieron un paso atrás, alejándose de esos dos hombres que parecían querer atarlos como si fueran ganado.

-¡Liam no me ayudes! -gruñó Louis al ver las caras de terror de los chicos.

-Yo sólo digo que no es nada descabellado querer casarse con el padre de tu hijo -explicó Liam, aún sin percatarse de los efectos de sus palabras sobre su novio y amigo- Es lo que deberías hacer si quieren formar una familia.

De nuevo los chicos se miraron, sin poder evitar abrazarse como instinto de protección y dieron un nuevo paso atrás.

¿Lo que deberían hacer si querían formar una familia? se preguntó Zayn, rezando para haber escuchado mal ¿Deberían? ¿Estaba hablando de deber? No podía creerse que lo desconociera tanto como para que Liam pensara de una forma tan anticuada. Nadie estaba en la obligación o "deber" de casarse con nadie. Solo el amor puede ser una buena excusa y solo si ambos creen en el matrimonio. Y que Liam pensara así le hacía llegar a nuevas conclusiones ¿Sería el deber con él por todo lo pasado lo que le habría llevado a pedirle estar juntos? ¿Se sentía tan culpable de haberlo tratado casi como un prostituto y lo "recompensaba" con esa relación? ¡Más le valía que no fuera así! Porque de estar en lo cierto, su "deber" sería amputarle un miembro vital de su anatomía.

-¡En serio Liam cállate la puta boca! -gritó Louis con más miedo que enfado, observando a su novio, que lo miraba como un cachorro en sus últimos minutos de vida.

Al fin Liam captó lo que ocurría. Los chicos estaban agarrados y huyendo de ellos lentamente, con el rostro tan expresivo que se podía leer en ellos sin problema. Su huida fue truncada por el árbol tras ellos, en el que unos minutos antes Zayn y Liam descansaban relajadamente. Liam quiso gritarse por su inutilidad. No quería asustarlos de ese modo. Solo quería expresar que "cuando amas a alguien, quieres pasar el resto de tu vida con él y formar una familia, el matrimonio es una opción a discutir". Pero una vez más lo había fastidiado. Tenía que recordar que no podía hablar de sentimientos frente a Zayn. No podía expresarle el deseo que tenía de querer amarlo el resto de su vida. El rostro de Zayn le decía que hacerlo lo llevaría a perderlo.

-Lo siento. Esto no es asunto mío. Creo que deberían discutirlo a solas -afirmó Liam, con expresión inescrutable.

-Sí, yo también lo creo -confirmó Louis, acercándose a su novio- Harry... -lo llamó ofreciéndole la mano.

El chico miró la mano amada y se acurrucó más junto a su amigo. Negó con la cabeza enérgicamente y lo abrazó todo lo cerca que le permitió su creciente vientre.

-Chiquito -le susurró Zayn a su amigo, acariciándole el pelo- ve a hablar con él y le explicas lo que crees tú al respecto...-se negó a sí mismo a decir la palabra "matrimonio" en voz alta. Estaba seguro que acabaría atragantándose si lo intentaba.

Harry acabó aceptando con reticencia y acompañó a su novio a un lugar más privado. Sin dejar ni un minuto de mirar hacia atrás en busca de la mirada de apoyo de su amigo.

Seguramente Harry no le habría confiado a Louis por completo su pasado, pensó Zayn deseando que todo se aclarara. El chico tenía como ejemplo un matrimonio frío y formal. Su padre era un dictador que imponía las leyes en su casa sin preocuparse de hacer saber cuáles eran los derechos, ya que no los había. Su madre se conformaba con esa relación y se mantenía al margen de las repercusiones que esa actitud absolutista tenía sobre su hijo. Además para empeorar el concepto que tenía del matrimonio, Harry había tenido una larga relación con un manipulador que lo menospreciaba y hacía sentir inferior solo para que no prosperara en la vida y así tenerlo siempre a su merced. Era lógico que no creyera en las ataduras y que deseara poder tener una cierta libertad. El saber que un hombre estaba con él porque deseaba estarlo y no porque un papel lo decía era mucho más gratificante para ellos. Y a Zayn le dolió el pecho al pensar que para Liam casarse era una cuestión de "deber" y no de amor.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!