Me agarró de la cintura cómo si lo hubiera hecho mil veces antes, sus manos buscando su perfecta colocación. Mis manos fueron alrededor de su cuello, nos balanceamos a nuestro propio ritmo al igual que la primera vez que bailamos juntos.

Miré hacia arriba para encontrar sus ojos luminosos, y rojos, y aún así hermosos y vibrantes. Sí, Harry estaba claramente intoxicado, pero ¿me importa? Por supuesto que no.

"Gracias por prestarme tu lápiz el primer día de clases." Dijo sobre la música demasiado alta. Me eché a reír, me daba las gracias por algo que sucedió hace casi una semana.

"¿Por qué me lo estás agradeciendo ahora?" Tuve que forzar mi voz para que pudiera oírme.

"Porque entonces probablemente no habría llegado a conocerte, y ver la persona hermosa que eres." Le sonreí, incluso borracho se las arregla para halagarme. Es como si estuviera tratando de compensar todos los años que nadie dijo nada bueno de mí.

"¿Te estoy halagando demasiado?, quiero decir, realmente quiero que sepas cómo eres. ¿Sabes lo que estoy diciendo?" Él divaga, mirando hacia mí con una mirada cautelosa.

"No, sinceramente no estoy acostumbrada, pero ahora que está sucediendo con más frecuencia voy a tener que pedirte que no pares nunca." Puedo sentir el pecho de Harry vibrando cuando inclino mi cabeza contra él.

"Me gustas mucho, y estoy jodidamente borracho." Él se ríe, pero mi corazón se detiene.

¿Realmente acaba de decir que le gusto? ¿Quiere decir como un amigo o algo más que eso?

"Y a mi también Harry, eres increíble."

Nos quedamos en silencio después de eso sólo nos balanceamos hacia adelante y hacia atrás. La gente alrededor de nosotros probablemente estaba confundida en cuanto a por qué no nos estábamos comiendo los labios como el resto de ellos.

Después de un tiempo que ni siquiera recordaba que estábamos en una fiesta hasta que un borracho me golpeó accidentalmente.

"¿Alguien ha visto a Leah? Ella es de mi altura, tiene un pelo increíble, ah ¡y que lleva puesto mi vestido!" Oigo la odiosa voz de Casey.

Me doy la vuelta, encontrándome Casey yendo a tientas en la pista de baile.

"Estoy aquí." Ella miró hacia arriba, sonriendo, y muy borracha.

"Vas a tener que llevarme a casa, nena. Yo no estoy en condiciones de hacerlo." Ella arrastra las palabras

"Muy bien, vamos." Le agarre el brazo, dándome la vuelta para decir adiós a Harry, pero se había marchado. Me encogí de hombros y arrastre a Casey fuera hasta su coche, ayudándola a entrar en el asiento trasero.

"¿Vas a hacer esto en cada fiesta?" Pregunte. Ella no contesto, así que mire por encima sólo para encontrarla dormida.

Qué maravilloso.


*Harry's POV*


Me desperté con un dolor en mi cabeza. Se sentía como alguien me golpeara con un martillo en la sien. Por suerte, estaba en mi cama, y ​​no había ninguna chica a parte de mí. Lo último que recuerdo es a Casey tropezando hasta Leah.

Por supuesto Niall tuvo que tirar de mí a un lado para que le limpiara un corte antes de que pudiera despedirme de ella. Ese idiota.

Un golpe suena en mi puerta y yo digo de entrar. "Hey compañero." Louis dijo mientras se inclinaba contra la puerta.

"Oye, ¿qué hora es?" preguntó frotandome los ojos.

"Casi la una, así que tú y Leah ¿eh?" Me senté ante la mención de su nombre.

"¿Enserio Louis? ¡Me acabo de despertar, Jesús!" Él se mantiene firme, claro que no va a renunciar.

"Los vi como tortolitos anoche, balanceándose de un lado a otro en la pista de baile." Él dijo en un tono de voz agudo. Si no estuviera medio dormido le patearía el culo ahora mismo.

"No sabes de lo que estás hablando." Yo dije, despeinando mi pelo con una mano.

"Vamos, puedes hablar conmigo acerca de estas cosas. Soy tu mejor amigo. Suéltalo."

"Dios eres como una de esas chicas que se alimenta de los problemas de la gente."

"¡Quieres callarte y decírmelo!"

"Está bien, quiero decir, realmente me gusta, pero ella es tan tímida y no sé si realmente quiere ser mi amiga o no." Dije rápidamente. Louis se lamió los labios antes de hablar.

"¿Ha tenido un novio antes?" Trate de pensar en Leah mencionando un anterior novio, y yo no lo creo.

"¿Qué? Yo... um, probablemente no."

"Bueno, eso es porque te da señales contradictoria, ella no sabe qué demonios está haciendo. Sólo tienes que ir tras ella y ser encantador."

"Pero, ¿y si arruino nuestra amistad? Ese es mi mayor temor de intentar cualquier cosa con Leah, hemos creado un vínculo que yo sé que ella nunca ha tenido con nadie y nunca quiero perder eso."

"Si no vas a por ello, luego te arrepentirás. Siempre te preguntarás lo que pudieron haber sido". Él dijo, y las palabras encajan.

"Creo que estas en lo cierto." Dije. Louis cruzo la habitación, y me dio una palmadita en la espalda.

"Ahora, quiero que la llames y preguntes si esta noche puede salir para una cita." Él me mando antes de salir de mi habitación.

Respire profundamente antes de sacar mi móvil y marcar el número de Leah.





Camouflage [h.s] (Español)¡Lee esta historia GRATIS!