Sin Emociones

2.7K 170 59

Narra Frank

- Willy! La comida esta servida! Ven a comer! - No recibí respuesta alguna, deje mi delantal a un lado y me dirigí a su habitación - Willy? - Por Dios! No de nuevo!! - Pero que coños estas haciendo??? Suelta eso! - Le quite el objeto corto punzante con el cual trababa de herirse - Cuantas veces van ya Willy? No puedo dejarte solo ni un puto segundo! - Como siempre lo hacia, comenzó a llorar. - No llores. - Le tendi mi mano para que se levantara del suelo a lo que él la acepto con timidez - Vamos a comer! Vale? - Le dedique mi mejor sonrisa, él sin mirarme se levantó forzozamente. Cuando ya estuvo de pie se aferro a mi, comenzamos a caminar hasta llegar al comedor donde con paciencia logre que se sentara - Come.

- ... - Hace tanto que no decía palabra alguna, simplemente se dedicaba a llorar y a tratar de autolesionarse. Tantas veces le había dicho que no era un crió y que el entendía que lo que él hacia era una actitud muy inmadura, pero aun así lo único que hacia era pasar de mi (Como siempre)

- Hoy voy a salir de compras, necesito comprar algunas provisiones y hacer algunas cosas - No recibí respuesta como era de esperarse, él miraba a un punto perdido en alguna parte de la comida que acababa de prepararle - Willy... Por favor come, estas muy delgado y tengo miedo que si sigues así afecte tu salud. - Nada, era como hablar con una roca, puedes hablar todo los que quieras pero no recibirás respuesta o una simple mirada de su parte. - Encerio me harás que te dé de comer de nuevo? - Puse los ojos en blanco, no había remedio. Me senté a su lado, tome el tenedor y comencé a darle pequeños bocados a los que él apenas y abría su boca.

Termine de darle de comer, le di un beso en la frente, cuando me acerque a el se aferro a mi mano, me dio tanta lastima.

- Tranquilo Willy, regresare pronto, lo prometo! Ya vendra Veronica a cuidarte! - Me solte de su agarre, tome mis cosas y salí del apartamento, la empleada vendría en cualquier momento a cuidarlo.

Ya habían pasado 2 semanas desde que Samuel se había llevado a Luzu y yo había traído a Willy conmigo, una muy buena decisión a tomar en cuenta en el estado de autismo y depresión profunda en el que se encuentra.

Estábamos en Arizona, lo bastante lejos pero tampoco demasiado, aun no había contactado a Samuel ya que no sabía con exactitud donde estaba Luzu, había contratado a alguien para que lo averiguara y hoy me reuniría con esa persona para que me diera toda la información que respecta.

Llegue a la pequeña cafetería, entre y mire a mi alrededor, pude divisarlo en las mesas traseras y algo apartadas del local, me dirigí hacia él y me senté justo en la silla que quedaba frente a él.

- Sueltalo! Invetigaste lo que te pedí?

- Si! Porque me diste el pago por adelantado en este sobre tiene absolutamente todo lo que quieras saber, siento tardarme mas de una semana pero como tuve que ir hasta Los Ángeles se retraso bastante! - Tome el sobre, lo abrí y pude observar que contenía muchos papeles, comencé a sacarlos uno por uno.

Contenía una pagina solo con números de teléfono, él de Samuel, él de lana, él de la prometida de Samuel que no recuerdo como se llama. También contenia fotos tomadas de ángulos extraños de Luzu con Samuel.

Cuando salio... Del hospital? En silla de ruedas??? Tan mal estaba? Cuando salieron varias veces del apartamento de Samuel, eso era perfecto, significaba que no lo había llevado a otra parte y que seguían ahi. Samuel besando a Luzu...

Tome esa maldita foto y la hice pedazos frente a la mirada atónita del hombre aun sentado frente a mi.

- Maldito bastardo... - No hiba a soportar más tiempo era mierda, le di las gracias al hombre, me levante de golpe de mi asiento con el sobre en mi mano y salí casi a toda velocidad de esa pequeña cafetería.

Decisiones Erróneas (Wigetta~Witaxx)¡Lee esta historia GRATIS!