Son las 10:15 de la mañana y Harry va jodidamente tarde. Él nunca ha llegado tarde a ninguna de sus clases, especialmente psicología, la asignatura en que se supone se va a especializar.

Y no iría tarde si no hubiera sido por Liam, su molesto compañero de habitación y su más reciente conquista Sarah, o Sophia, o sea cual sea su nombre – ellos nunca se quedan por ahí juntos lo suficiente para que Liam los presente adecuadamente.

La alarma de Harry siempre suena a las ocho en punto, de esa manera puede tomar una ducha, vestirse y tomarse un poco de tiempo para caminar hacia la cafetería más cercana (la cual es irónicamente Starbucks), la cual está a dos cuadras de distancia, así puede conseguir algo que desayunar antes de su clase de las 10 am.

Desafortunadamente, lo que sucedió fue que Liam decidió traer a su nueva 'amiga' a las dos de la madrugada y joderla tan duro que ella no podía parar de gemir y gritar, causando que Harry pusiera una almohada sobre su cabeza. Una vez que se dio cuenta de que la almohada no ayudaba en nada para amortiguar los gritos, decidió que la siguiente mejor idea era sofocarse a sí mismo con ella.

En resumen, se quedó dormido alrededor de las cuatro de la mañana y no escuchó su alarma, así que despertó a las 9:30 y ni siquiera le dio tiempo de conseguir algo bueno para el desayuno antes de apresurarse hacia su clase a la cual llegaría tarde de todas maneras.

Harry con trabajos puede respirar cuando se encuentra a dos pasos de su salón. Abre la puerta de una forma tan ruidosa que ésta se estrella contra la pared, lo que hace que todos en el aula volteen a mirarlo.

Puede imaginar cómo debe lucir: el cabello despeinado, la bolsa para laptop colgando de su cuello, la camisa a cuadros sólo medio abotonada. Planta una sonrisa en su rostro mientras se disculpa con el señor Winston y rápidamente baja los escalones para llegar a su asiento.

Harry ni siquiera está sorprendido de ver a nadie más que Louis Tomlinson, presidente de la fraternidad Alfa Beta Zeta (ABZ para abreviarlo), descansando en su asiento.

¿Quién se cree que es, tomando el no asignado lugar de Harry el cual obviamente ha sido suyo desde el año pasado cuando él se sentó primero?

Al principio Harry no está seguro de que Louis haya siquiera notado que él entró y ahora se encuentra embarazosamente de pie a su lado. Pero entonces él ve la sonrisa traviesa que se está formando en las comisuras de su boca, así que airadamente golpea su pie contra el suelo y cruza los brazos.

"¿Disculpa? Creo que estás en mi asiento."

"Tu asiento, ¿lo es?" Louis pregunta y levanta el rostro para mirar a Harry.

"Sí" responde Harry, bajando el volumen de su voz debido a que el señor Winston ha continuado con su clase.

"Yo no veo tu nombre en él. Y ya no estamos más en el preescolar, ¿o sí?"

Harry puede sentir como todas sus neuronas se escapan por lo absolutamente estúpido y molesto que puede ser Louis Tomlinson.

"No, ya no lo estamos, pero por tu estatura parece que sí."

La cincelada mandíbula de Louis se tensa y Harry sabe que ha dado en un punto sensible. Si había una cosa que Harry supiera que Louis no podía manejar, esa era cuando la gente hacía observaciones y comentarios acerca de su 'masculinidad'.

Sus ojos caen en el asiento vacío junto a Louis el cual usualmente es de Niall pero parece que él no se molestó en presentarse hoy, así que Harry se excusa a sí mismo y trata de deslizarse por el espacio entre las rodillas de Louis y el asiento, después toma asiento en el lugar de Niall.

You're An Asshole (But I Love You) | l.s. | spanish translation¡Lee esta historia GRATIS!