*Harry POV*

  El sudor goteaba por mi cara mientras continuaba mi ejercicio mañanero. Mi primera clase no comienza hasta dentro de dos horas, y desde entonces no he podido dormir en toda la noche debido, en parte a Leah Hudson persistente en mis pensamientos, y un poco debido a la fiesta ruidosa de abajo.

Pude ver la universidad, parecía un pueblo fantasma, además de unos cuantos coches que probablemente pertenecían a los profesores. Fue entonces cuando la vi, con su hermoso pelo castaño oscuro recogido en una cola de caballo, abrazando las rodillas contra su pecho mientras leía una novela. Ella se sentó sola en la zona de descanso, parecía estar ajena a todo lo que la rodeaba. Lentamente me dirigí hacia ella, mis pasos ni siquiera parecieron llamar su atención.

"Leah." Trate de ser lo más discreto posible, pero ella aun así salto del susto. Sus ojos se abrieron mientras miraba mi torso sin camiseta. Ella visiblemente tragó saliva antes de empujar sus grandes gafas de montura.

"Harry. Hola, yo ni siquiera me di cuenta de que, um estaba leyendo como puedes ver". Me reí de su timidez, claramente ella no tenía mucha experiencia con la gente, absolutamente nada.

"Está bien, pareces realmente atrapada en ese libro. ¿Qué es?"

"Se titula 'Bajo la misma estrella' es absolutamente increíble, y he oído que están haciendo una película del libro."

"Eso está bien, ¿de qué trata?" Me senté al lado de ella, atando mis auriculares y guardándolos en mi bolsillo.

"Trata básicamente de un chico y una chica que ambos tienen problemas médicos y cuenta la historia de cómo se enamoran. Tipo de cliché, lo sé." Ella dijo como si la hubiera juzgado.

"Tal vez te lo pida alguna vez, en realidad estoy muy metido en los libros, así."

"¿Qué tipo de libros lees?"

"Sobre todo los de misterio, que siempre atrapan y te sorprenden al final." Ella sonrió, una sonrisa que podría parar el mundo.

"¿Puedo hacer algo?" Ella asintió con la cabeza con nerviosismo. Me acerqué y le saqué las gafas de sus ojos.

Ella parecía completamente diferente sin ellas. Sus rasgos se podían ver, y Dios que hermosa.

"Um, ¿puedo tenerlas de vuelta? Soy una especie de ciega en este momento." Me reí en voz alta antes de entregarle las gafas, se las puso y parpadeó un par de veces.

"Son algo así como tu camuflaje." Dije en un susurro.

"¿Qué quieres decir?" Preguntó ella con verdadera intriga.

"Las gafas ocultan tu verdadero yo, anoche lo vi. Llevabas lentillas, ¿no?" Ella asintió con la cabeza.

"Anoche estabas tan, no sé, segura. Estaba muy feliz de que me hablaras."

"¿Me lo tomaré como un cumplido?" Lo dijo más como una pregunta que como una declaración.

"Solo estoy diciendo que eres hermosa y deberías mostrarlo más a menudo." Tenía las mejillas sonrojadas y rápidamente desvió la mirada.

"¿De verdad no te gustan los elogios?

"Nunca he recibido ninguno a parte de mis padres diciéndome que me veía hermosa."

"¿Así que me estás diciendo que ningún hombre jamás te ha dicho un cumplido?" Ella sacudió la cabeza con vergüenza.

Estire mi mano, usando la palma de mi mano para acariciar su mejilla. Ella se puso rígida ante mi toque, pero poco a poco cedió.

De repente, mi alarma del teléfono sonó diciéndome que tenía que volver a casa para prepararme para las clases.

"Debo irme, te veré en clase." Asintió antes de recoger su libro y se puso a leerlo de nuevo.

Sí ella es tímida, pero ella también es hermosa y muy inteligente, y pienso conocer a la verdadera Leah Hudson.

-

Hice mi camino en mi primera clase del día. Vi a Leah sentada sola en una esquina. Niall parecía estar saludando, pero negué con la cabeza y me dirigí hacia las escaleras.

Leah saltó cuando me senté a su lado. Ella ya tenía su portátil y su libreta lista. Puse mi bolsa en el suelo y saque mi propia libreta y el ordenador.

"Tienes que dejar de hacer eso." Dije.

"¿Qué quieres decir?" Ella preguntó.

"Asustarte cuando estoy cerca de ti, no voy a morderte, te lo prometo." Ella sonrió ante eso, pero rápidamente se desvaneció en cuanto el profesor calvo entró. Todo el mundo se quedó en silencio mientras daba un paso al podio.

"Espero que todo el mundo me haya enviado por correo electrónico su tarea de la noche anterior, sino, por favor hacerlo ahora." Se podía ver el sudor construyéndose en la frente.

Una vez más, nos dio una tarea de mil palabras, entonces se despidió, dejando una hora antes de mi siguiente clase.

"Así que, ¿quieres pasar el rato?" le pregunté después de recoger todas mis cosas.

"En realidad, yo tenía la esperanza de estudiar, tengo un examen en la siguiente clase." Leah dijo con un puchero.

"¿Ya? Eso es una locura." Le dije con incredulidad

"Ya lo sé, es para historia y aún no se ha dado materia. Sólo dijo que sería sobre los principales eventos desde el 1900."

"Bueno, yo podría ayudarte. En realidad no voy tan mal en historia."

"Me encantaría eso."

Nos sentamos allí, durante una hora repasando los principales acontecimientos del pasado, que realmente no estudiamos porque sólo terminé diciendo terribles chistes mientras se reía, probablemente fuera por ser amable. Me las arreglé para conseguir sacarle relatos de su infancia y parecía ser que descubrir a Leah Hudson podía ser posible.  

Camouflage [h.s] (Español)¡Lee esta historia GRATIS!