Capitulo 9:Una pelea.

29 2 0

Cuando entré en la ambulancia el chico que tenía los dedos vendados me mira con cara de compasión.
-Tu debes de ser su novia no?-me preguntó.
-Si, bueno, más o menos, usted sabe que es lo que le pasó?
-Yo estaba delante, quieres que te lo cuente?
Yo dirijo la mirada a Juanma, que está inconsciente y lleno se sangre y de moretones que poco a poco van apareciendo, se me rompe el corazón al verlo, hay un enfermero junto a él que no para de ponerle cables y de toquetear una máquina.
-De acuerdo- digo dirigiéndome a el chico.
-Yo estaba en la cera de enfrente cuando tu novio salió del hotel y empezó a caminar rápidamente hacia la joyería que está a unos metros del hotel, había un grupo de chicos fumando y bebiendo cerca de la puerta de la joyería-yo ya me imagino lo que pasó pero prefiero escuchárselo decir a él-él tardó unos cinco minutos en salir con una bolsa pequeña de la joyería.
Y tres de los chicos se dirigieron a tu novio y le intentaron quitar la bolsa y él los comenzó a empujar y a andar más deprisa pero entre los tres lo tiraron al suelo y lo molieron a patadas, en el estómago, en la cabeza, en los brazos, por todas partes-unas lágrimas caen por mis mejillas y noto como a el chico se le empiezan a humedecer los ojos-yo al verlo a él en el suelo me acerqué y agarré a uno de los chicos por la camiseta y este me empujó a mí y me golpeé muy fuerte con la muñeca en el suelo.Los tres chicos cogieron la bolsa y salieron corriendo, pero no sin que me diera a mi tiempo antes a que cogiera esto.
Se saca del bolsillos una cajita roja y me la da, yo la abro y lo que hay es un precioso anillo de oro. Las lágrimas comienzan a caer por mis mejillas y el chico que está a mi lado me abraza bien fuerte, cuando me separo me coloco el anillo en el dedo indice, la ambulancia va embalada, debe de estar muy mal.
Cuando quedan unos cinco minutos para llegar a el hospital el enfermero que está junto a Juanma grita:
-PARADA!
Otros tres enfermeros que están en la ambulancia salen corriendo hacia la camilla. Y el chico que está a mi lado me abraza, pero creo que lo a hecho con la intención de que no vea la escena.
Estos minutos han sido los peores de mi vida hasta que la maldita máquina que está al lado de Juanma comienza a pitar de nuevo.
Cuando llegamos al hospital llevan a Juanma a la UCI
Un medico sale de la habitación de Juanma y viene hacia mí.
-Eres la chica que a venido con Juanma?-me pregunta.
-Si, como está él?
-No te quiero mentir, la verdad es que no está la cosa muy bien, de manera superficial podemos confirmar que tiene el brazo derecho roto, y es una gran fractura.
-Joder...-es lo único que me atrevo a decir.
-Ahora es cuando viene la parte complicada, a lo largo de el día de hoy le vamos a estar haciendo pruebas, con los medicamentos que le hemos puesto en unas horas más o menos se debería de despertar y podrás verlo.
-Qué es lo peor que se puede encontrar en las pruebas?
-Pues desde algún otro hueso roto a alguna gran hemorragia. Ah y toma, esto estaba en el bolsillo de su pantalón.
Me mete la mano en el bolsillo de la bata y me da su movil y la cartera.
Giro la cabeza y unos metros atrás hay unos bancos así que me senté en uno de ellos. Decidí llamar a la madre de Juanma.
Me cogió el teléfono muy rápido y yo nosé como contárselo
-Juanma?-dijo con una dulce voz.
-No....em, yo soy Lucía.
-Ahh hola preciosa, como estáis? Os lo estáis pasando bien?
Rompo a llorar antes de contestarle.
-Lucía, que pasa? Estáis bien?-me pregunta preocupada.
-Juanma a tenido una pelea y está en la UCI, le habían intentado robar-digo entre sollozos.
-QUE?!?! Y como esta?!
-Me han dicho que le están haciendo pruebas y que tiene el brazo derecho roto con una gran fractura pero que de momento está estable.
A través del teléfono noto como está llorando.
-Y ahora que vais a hacer allí en Venecia? Como vais a venir para acá?
-Pues esperaremos a que esté más estable supongo.
-Tu ya has hablado con él?
-No, cuando vino en la ambulancia estaba inconsciente y todavía no se ha recuperado.
-Voy a avisar a mi marido y a mi familia, en cuanto tengas noticias de él llámame por favor.
-Claro, en un rato la vuelvo a llamar.
Cuando cuelgo me siento más sola que nunca, no tengo nada con lo que distraerme hasta que lo traigan de las pruebas.
Tengo suerte de que en este hospital hay algunos médicos que hablen español.
Me quedo ahí fuera una hora y media hasta que el medico que habló conmigo entra por una puerta.
-Se ha despertado, las pruebas que le hemos hecho han salido bien, no hay rastro de hemorragia ni de que tenga nada más roto, pero todavía quedan tres pruebas más y un tac. Quieres entrar a verlo?
-Claro-le digo y me acompaña a su habitación.

Junto a ti...¡Lee esta historia GRATIS!