20

19 4 0

Es difícil decirle adiós, cuando sientes que todos esos años tu corazón era feliz y de golpe lo deja de ser. Despedirse de tu mirada fue una locura, aquellos ojos marrones que me volvían loca no los volví a ver más. Tomar este camino al principio fue el infierno vivo, pero luego fue la decisión correcta.

¿Quién iba a pensar que el destino mismo me tenía preparado una sorpresa?

Yo no quería verte de nuevo, esos sentimientos intactos que tengo adentro iban a salir a la luz nuevamente. No estoy preparada para verte a los ojos y no sentir nada, el dolor esta fresco. Poco a poco mi corazón ya te estaba olvidando, pero volviste y no entiendo el motivo. Ahora la que se va de tu camino, seré yo.

Un consejo: aléjate que me lastimas.

Palabras Crueles (#1)¡Lee esta historia GRATIS!