16

22 3 0

Acéptalo.

Acepta tu cuerpo, no importa como sea... si es flaco, con curvas, tiene panza o no la tiene. Es tu cuerpo y lo tienes que amar, aunque lo odies muy dentro tuyo. Se lo difícil que es quererte a ti misma, porque aunque uno trata de mirarse en el espejo y mentirse a sí mismo, pero esto requiere su tiempo. No puedes de un día al otro amarte, porque ya estaríamos siendo falsos con uno mismo.

Yo hable en unos de los capítulos que escribí, que puedes cuidar tu cuerpo en una manera sana. Yo hace un año comencé hacer ejercicios me gusto, pero no les voy a mentir, soy una persona que le gusta estar acostada todo el tiempo disfrutando de su tiempo libre. Hace muchos años atrás comencé natación tenía unos 7 años cuando tenía que estar en traje de baño deportivo, y digamos que mi cuerpo no era gran cosa, una niña gorda que no quería mostrar su cuerpo ya que no se amaba ella misma. Hasta el día de hoy sigo siendo igual, pero aprendí que para quererse hay que tomarse su tiempo en querer cuidar su cuerpo o aceptarse así mismo.

Un consejo: tomate el tiempo que quieras, no importa si te tardas un año en aceptarte. Va a llegar un momento de tu vida que te miraras en el espejo, y te querrás tal como eres. Solo es cuestión de aceptarse cada día de lo que eres.

Ámate por ti misma, no te obligues a quererte, no te mientas a ti mismo.

Palabras Crueles (#1)¡Lee esta historia GRATIS!