-¿Barbara?, oh por Dios ¿Que te paso?- escuche a una chica acercarse tímidamente a nosotros, Barbara no se podía sostener por si sola, la tome de la cintura y la cargue en mis brazos.

-Karlie jajajajajaja ¿Como estas?- pregunto entrecortadamente mientras se movía en mis brazos 

-¿Me podrías ayudar buscando sus cosas?- pedí con suplica la muchacha solo asintió , subimos una larga escalera que suponía, nos llevaría hacia los camerinos.

-Amm, disculpame pero me gustaría cambiarla en privado, ¿Podría hacerlo?- ahí caí en cuenta en lo que decía, la deje en la silla del camerino, Barbara aun reía sin sentido alguno 

-Espérame en la puerta, yo la cambio y te llamo para que le ayudes a levatarla, porque yo sola seria imposible- dijo entre risas, risas que yo le devolví

-Mucho gusto, Enrique- dije mientras le estiraba mi mano derecha, ella la tomo de vuelta con una sonrisa

-Si ya lo se, tengo a una amiga Loca que solo habla de ti- dic mientras me guiñaba un ojo sonrei- Mucho gusto Karlie Kloss-

-Gracias por la ayuda Karlie- conteste agradecido

-Ni que lo digas- sonrió- Es mi amiga, estoy en las buenas y las malas con ella.. ahora espérame un segundo y la termino de vestir y en segundos esta contigo- sonreí agradecido mientras me dirigía a la puerta a esperarlas, todavía no entendía el porque me importaba tanto,  ni mucho menos mis celos, yo tenia a Anna ¿No?

………………………………………………………………………………………………

-Dame un beso..-

-Barbara estas muy ebira- suspire  mientras la cargaba en mis brazos

-Pero quiero que me des un beso-

-¡Joder que estas muy pasada de copas! no te voy dar nada-

-Tu no me quieres- comenzó a sollozar… hay no…

-Si te quiero princesa- le aparte un muchos de su rostro -Pero quiero que si te beso te acuerdes de eso, porque así como estas dudo que te acuerdes de mucho-

-¿Kike?- escuche la voz de vic por los pasillos, camine a pasos lentos pues llevaba el peso del cuerpo de barbara en mis brazos

-¡Joder ¿Que ha pasado?-

-No preguntes, solo.. ayudame a subirla la recamara-

-¡¡Kike!!! quiero mi beso- reprocho en mis brazos, escuche la carcajada salir de los labios de vic y rode los ojos

-No te voy a dar nada Barbara-

-si no me lo das, juro que soy capaz de ir hasta tu cama y así Anna este en ella, haré lo que sea hasta que me beses- vic no conteo la risa, y desahogo la carcajada que estaba contendido desde el principio

-¿Que le diste de tomar kike?- decía mientras no paraba de reír 

-Nada, se emborracho sola-

-jajaja hace mucho no veía a Barb en ese estado-

-¡Enriqueeeee! ¡mi besoo!- finalmente pude costarla en la cama, después de que se resisitiera en mis brazos

-¿Si te doy el beso te dormirás?- pregunte mientras rodaba los ojos, ella aun borracha, monstruo esa hermosa sonrisa que la caracterizaba

-sip- acto seguido uní mis labios con los suyos, senti como trataba de intensificar el beso, y sin pensarlo la deje, era tan placentero poder probar de nuevo ese sabor a fresa en mis labios.

HeartBeat¡Lee esta historia GRATIS!