Capítulo 53

1.3K 128 10

Liam tenía claro que era la persona con menos suerte del mundo. Tras la tarde a solas -cosa difícil porque su madre no dejó de interrogarlos- consiguieron dormir algo. A pesar de que él no deseaba tal cosa. Pero Zayn se empeñó en descansar. Después de arreglarse y reunirse con los demás para la cena, descubrió que el atractivo de la familia Vitale, era generalizado. Daniel era muy bello. En el instante de verlo y tras observar como él lo devoraba con la mirada pensó en vengarse de Zayn y coquetearle un poco al chico. Para su desgracia, el joven que al principio parecía odiar a Zayn acabó adorándolo como todos. Bromearon y rieron durante toda la cena. Incluso Zayn llamaba cariñosamente "Dani" a Daniel. Todo le salía mal.

Justin los había invitado a ir a la playa tras la cena con unos amigos. Obviamente Liam se había negado. Pero Zayn había aceptado y tuvo que ir a vigilar que "el manos largas" dejara de ser tan "cortés" con su... amigo. Había decidido que la próxima vez que le pusiera la mano en la cintura para darle paso o con cualquier otra excusa, se la cortaría.

Observó como Zayn y Daniel charlaban sentados en una roca, a una distancia prudencial de todos los chicos.

Centenares de muchachos con las hormonas revueltas que alabaron cada centímetro de la anatomía de su... amigo.

¡Zayn! Se llamaba Zayn. No eran... eran... Zayn era... ¡suyo! Eso era, todo suyo, se aseguró furioso Liam, cuando vio como un osado se le acercaba. Dio las zancadas exactas para llegar hasta ellos antes de que el muchacho comenzara su cortejo.

-Hola chicos. Están muy solos acá ¿Por qué no se vienen a tomar algo con nosotros más cerca del fuego? -le dijo el muchacho en tono coqueto a Zayn. Liam rechinó los dientes y se mantuvo a escasos pasos escuchando.

-Gracias -contestó Zayn- Pero aquí estamos bien. Además, cuanto más me acerque allí más frío pasaré.

-No. Se está calentito. Tenemos un fuego -dijo el muchacho señalando lo obvio.

-Sí. Pero no sirve de mucho si no paras de desnudarme con la mirada.

La respuesta de Zayn dejó atónito tanto al muchacho como a Liam que estaba tras él. Zayn y Daniel aún no lo habían visto, pero estaba lo suficientemente cerca como para enterarse de toda la conversación.

-¡Que creído! -espetó el muchacho irritado.

-Y este es el momento en el que tú te vas -dijo Zayn con una sonrisa malévola señalándole el camino.

El joven lo miró despectivamente y se marchó. Liam no podía creer que el chico que él conocía hubiera tratado a alguien así. Sabía que a Zayn no le preocupaba caer mal a la gente, pero siempre hacía todo lo posible para que no pasara. Había sido superficial, engreído y tenía que admitir, que ingenioso.

-¡Oh! ¿Cómo haces eso? -protestó Daniel a Zayn, aún sin percatarse de una presencia tras ellos- Te dije que ese chico me gustaba ¡Lo has espantado!

-¿Prefieres escucharlo piropeándome? -replicó Zayn con una sonrisa tierna- Déjame a mí que sé lo que hago. En unos minutos volverá y tendrás tu oportunidad.

-¿Cómo lo sabes? -preguntó el castaño de enormes ojos cafés, con curiosidad.

-Está furioso conmigo y quiere replicarme. Pero su intelecto no le da para mucho -bromeó soltándose en carcajadas- Volverá cuando tenga pensado algo hiriente para decirme. Como no tiene ninguna excusa para acercarse te utilizará a ti. Te pedirá que vayas con ellos o algo parecido.

Daniel iba a replicar inseguro de que tal cosa pasara. Liam a sus espaldas le veía lógica a lo dicho, pero no creía que fuera realmente tan bueno manipulando a la gente, para que todo le saliera tan bien. Pero ambos se tuvieron que tragar su opinión al ver como el chico se acercaba de nuevo.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!