Recogí a Alison, un poco mas temprano que el domingo pasado, su mamá estaba feliz de que hoy también la llevara, ya si no, llegamos mas o menos diez minutos antes de la vez pasada.

Esperaba poder platicar un poco con Leire. Pero creo que se adelanto de lo esperado. Ya que algo frío toco en mi camisa.

—Perdón, Valerio no fue a propósito —Parece realmente apenada— Lo bueno es que solo es agua.

Está quedo completamente empapada por agua, frunzo el ceño pero después me tranquilizo, respiro ondo.

—No te preocupes, Cariño —Le digo, realmente se preocupó un poco—. Lo bueno es que no fue puré.

Se ríe un poco. Y eso es bueno, Ed dijo que debo hacer que se ría, no importa si es de mi. Supongo.

—Es cierto lo bueno es que no era puré. Veo que te toco otra vez traer a Alison —Si claro me volvió a "tocar", no es que yo haya decidido eso para toparme con ella.

—Si —Entonces recuerdo algo—, ¿Vas a seguir llamándome por mi apellido?

—¿Te molesta? —Asiento ligeramente con la cabeza—. Pues si voy a seguir llamándote así, no te voy a llamar por algo que te guste.

—¿Me odias? —La pregunta la tomo por sorpresa.

Pero lo cierto era que ambos sabíamos con claridad la respuesta, era más que obvio, yo lo supe desde un inicio, pero quería volvérselo a preguntar.

—No, solo no me gusta que estés cerca de mi, y cada vez lo haces mas seguido —Hace una pausa—, lo que me molesta es tu presencia. Relativamente es lo mismo.

Y si me odia, aunque no lo dijo con esas palabras exactamente.

—¿Te asusta? —Lo digo con mi tono provocativo—, ¿Que este cerca de ti?

Me acerco mucho a ella, pero no puede retroceder ya qué hay un gran librero detrás de ella.

—No, no me asusta, solo que no sueles ir tras una chica, si no es que las chicas van a ti —Vuelve a hacer otra pausa—, así que lo que estás haciendo conmigo... Tiene un motivo, siempre es así. Y la verdad, no quiero saber ese motivo.

—Yo no voy tras una chica —Trato de disimular, pero creo que no está funcionando muy bien.

—¿A no? —Enarca una ceja—, Entonces ¿Por qué me trataste de volver a invitarme a salir el viernes? Cuya respuesta fue un no por segunda vez, o ¿Por que me llevaste a mi casa? No eres de las personas que ayudan a los indefensos, no tenias que hacerlo y lo sabes, parece que te preocupas por mi. Eso es lo que me molesta. Porque tú no te preocupas por nadie, más que por ti, así que no se cual sea tu motivo, pero te lo repito. No va a funcionar.

—¿Que me preocupe de ti? —Le digo mientras subo y bajo mis cejas—, bueno no tiene nada de malo, supongo. No hay nada malicioso detrás de esto —Mentira.

—Me molesta que de la nada te interese, que me hables, me molesta saber que hace unas semanas te burlabas de mi pero de la nada ya no. No entiendo que paso contigo, pero no vas a obtener nada de lo que tengas en mente.

Bueno, hay formas de decir que me aleje, lo cierto es que no lo hubiera hecho si me lo hubiera pedido, bueno de hecho lo hizo, pero Agh... Leire esta notando algo, sabe que esto esta extraño y raro todo este asunto, y quiere saber que pasa, pero claro yo no voy a decir: "Bueno la verdad es que hice una apuesta con mi mejor amigo Eduardo, en tratar de enamorarte, todavía no conozco bien los términos y no se cual sea su fin pero tiene que ser antes del baile de graduación, ¿Que dices si nos ahorramos todo eso y finges que estás enamorada de mi como lo suelen estar las otras chicas sin intentarlo?", no creo que sea una respuesta pero sin dudarlo me ahorraría semanas, aunque claro no pregunto nada, pero una explicación de mi comportamiento si le puedo responde... Aunque tenga que mentir.

—¿Quieres saber qué pasó? —Y tal vez, solo tal vez, está sea la respuesta más cierta que vaya a decir—. Solo, una noche te note, fue lo que paso.

—Tu no notas a nadie, ni a Dafne, ella realmente te desea y es de las chicas mas guapas y populares del instituto —Y es cierto eso sobre Dafne—, pero no tenias que ir tras de la que es conocida como la Patosa, ¿Sabes? esto no cuadra y lo sabes. Ambos lo sabemos.

Arrugo un poco la nariz, ¿Por que siempre me tiene que hacer las cosas difíciles?, ¿Por que siempre tiene que ser directa?

—Solo... —Volvamos a intentarlo, a ver si esto funciona, intenta con el dicho "Dile a tu chica lo que le gustaría oír, y no te compliques", bueno es mi dicho—. Te vi en aquella fiesta de hace unas semanas, nunca te había visto tan hermosa como ese día, no te reconocí porque no me importaba en hacerlo, pero me importo en el momento que te fuiste a tu casa sin nadie, me sentí mal cuando me entere que yo era uno de las principales personas que te jugaban alguna broma, no me importa si no me crees pero créeme nunca me sentía mal por nada, me empezaste a interesar mas de lo que me imaginé y no tengo un motivo en concreto solo... Solo pasó ¿Si?, realmente te quiero conocer, nunca había rechazado a Dafne, como tú habías dicho, pero desde que te vi en esa fiesta te note, así de sencillo —Se estaba mordiendo el labio y lo más seguro es que ella no esté enterada sobre su reacción—. Y realmente me estas interesando. No tengo una razón, es algo difícil de explicar.

Debo de aceptar que no se si todo haya sido una mentira ya que algunas palabras se sintieron un poco ciertas , lastima que sea por una apuesta, pero esta chica me llama la atención por su manera de ser tan ruda y directa, hace mucho que no me ponía un reto, y creo que ella ha sido bastante interesante, es como si mi cabeza estuviera explotando por saber que hacer.

Ella no me responde, se va directamente a lugar donde empezará a contar un cuento para todos los niños.

Aprieto mi mano contra el librero.

¿Que es lo que busca esta chica para aceptarme?
¿Que demonios es?

La apuesta perfecta [1]¡Lee esta historia GRATIS!