Capítulo 50

1.4K 148 4

La idea de que Zayn lo acompañara empezaba a no parecerle tan buena idea a Liam. Si su miedo era lidiar con una persona sin corazón que lo manejaba a su antojo, no era una buena idea llevar a uno que era mucho peor.

Sentado en la terraza de una cafetería juntos a Louis y Harry, observaba como Zayn sonreía a un hombre, al que se había apresurado a ir a saludar, dejándolo solo. Y celoso, muy celoso.

El tipo era alto, treinta y pocos, atractivo, y demasiado interesado en lo que Zayn le contaba, para su gusto. Los fulminó con la mirada a ambos, esperando que algo les pasara. No pasó nada. Pero se escuchó una sonora carcajada junto a él. El responsable de dicha burla, Louis, le colocó la mano en el hombro y negó con la cabeza, diciendo sin palabras "no cambiarás".

Harry intentó desviar su atención preguntándole por el viaje que harían al día siguiente. Minutos más tarde Zayn se les unió. La llegada del moreno provocó un incómodo silencio. Liam miraba su taza de café mientras que la pareja lo miraba a él.

-No conozco a ese tipo ¿Es alguien del trabajo? -preguntó Harry, antes de que lo hiciera Liam de forma menos sutil.

-Es mi jefe en la empresa. Y el dueño del departamento donde vivo -explicó Zayn sorbiendo un poco de su moka despreocupadamente- Es una suerte verlo. Le pagué el primer mes en metálico, pero no me ha dado un número de cuenta a la que enviar el resto -comentó sin dar importancia- Pero su secretaria se va a ocupar de todo. No sé si lo descuenten de mi sueldo o hagan un trámite... No sé. El caso es que está solucionado.

-¿Su jefe? -susurró Liam irritado- ¡Como no! -dijo en un suspiro apenas audible.

-Me alegro -dijo educadamente Louis, ignorando los celos de su amigo- He pensado -continuó tras una leve pausa- que podríamos ir al cine.

-¿Otra vez? -protestaron el resto al unísono.

-¿Qué le has visto al taquillero que tantas ganas tienes de volver a verlo? -se burló su novio.

-¡Harry, que cruel! El tipo es viejo, feo y gordo. A él quien le gusta es la niña de las palomitas -se mofó Zayn entre carcajadas.

-Sí, cariño -le apoyó Liam cubriéndole los hombros con un brazo- Es muy sospechoso que vaya tan a menudo por palomitas, agua, golosinas,... ¿Qué te traes con esa chica? -le preguntó a Louis con mirada burlona. Olvidándose de lo ocurrido unos minutos antes y disfrutando del contacto de Zayn.

-¿Es que ustedes no tienen otro entretenimiento que no sea reírse de mí? -los acusó Louis ceñudo. Los tres se miraron entre sí y después a él.

-¡No! -contestaron estallando en carcajadas.

-¡Muy graciosos, muy graciosos!

Finalmente cedieron y fueron al cine, por segunda vez esa semana. Como ya se había vuelto costumbre discutieron por elegir la película. Como siempre, Zayn y Harry ganaron, tras dejar fuera de juego a los chicos con sus sensuales caricias y coqueteos. Ellos se dejaron vencer con una sonrisa indefensa, mezclada con diversión.

Durante la película Zayn y Harry no dejaron de comentarla, mientras ellos los mandaban a callar -sin éxito- una y otra vez. Se empacharon de dulces, se rieron y discutieron lo que cada uno pensó del argumento. Como era habitual Liam le llevaba la contraria en todo a Zayn porque le gustaba verlo irritado. Y esa vez lo consiguió con bastante facilidad.

Louis y Harry se reían mientras Liam huía de Zayn. El moreno lo perseguía con toda la intención de arrancarle la lengua cuando lo pillara. Como niños pequeños corrieron durante minutos hasta que se cansaron y Liam se dejó ganar. Pero Zayn solo le dio un suave golpe en el brazo y le dio la espalda con dignidad.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!