Nuevo diario de investigación

29 2 0

Ubicación: A-7

Fecha de Inicio: 21 del 04 del 40 de la 4ª Era

Fin de la recuperación del diario. Los demás datos son ilegibles.

Tres de las diecisiete grandes ciudades fortificadas cayeron en aquella gran embestida de los mutantes. Las demás reforzaron las cúpulas–escudo, las murallas de acero y las guardias humanas.

Siguen naciendo mutantes. Ahora, los niños que nacen con deformidades son sacrificados, y sus cuerpos abandonados en el exterior. Comida de carroñeros, antaño humanos, ahora bestias peores que buitres o coyotes.

Se ha retomado la búsqueda de la cura, pero partiendo de otra base. Es imposible encontrarla manipulando el virus original, pero hemos notado otro detalle importante: hay familias inmunes.

Hemos partido de su sangre, comparando con muestras del virus que debemos renovar cada diez horas. Con algo de tiempo encontraremos la cura.

Debemos hacerlo.

12 del 05 del 40 de la 4ª  Era

Las investigaciones continúan, pero todo apunta a un final inmediato: no hay cura. Si la hay, no podemos encontrarla. Seguimos trabajando, pero es desalentador.

A pesar de eso, no está todo perdido. Una chica de la limpieza, jugando a los científicos, mezcló algunas sustancias peligrosas de las que no sabía nada. Se la despidió de inmediato.

Pero más tarde descubrimos algo sorprendente.

La mujer, con las manos aún algo manchadas por su experimento, tocó a un bebé mutante que iba a ser sacrificado… y éste murió.

23 del 05 del 40 de la 4ª Era

Definitivamente, estamos encontrando “algo”. En fase experimental, estamos desarrollando un virus capaz de matar a los mutantes. Pero es débil, y muchos monstruos sobreviven. Debe ser más fuerte.

Y hay más. Debemos tener el permiso de todos los gobiernos autónomos de las ciudades fortificadas para usar este virus en los mutantes. Al fin y al cabo, hay muchos que aún piensan en ellos como en humanos.

30 del 07 del 40 de la 4ª Era

Todos los gobernantes han dado su consentimiento. Ahora solo quedamos nosotros.

El virus está casi terminado, pero le falta incubarse, madurar hasta ser totalmente efectivo.

Hemos mandado construir un aparato para esparcir el virus. Lo hemos tenido que hacer en el exterior, pues aquí no hay espacio suficiente para el mecanismo.

Mezclaremos el virus con un pozo natural de agua. La máquina lo evaporará, y luego caerá en forma de lluvia. Lluvia que tocará a los mutantes y los matará. Los que no sean tocados, comerán comida infectada y también caerán.

Es perfecto.

¿Entonces por qué tengo este mal presentimiento?

SacrificioDonde viven las historias. Descúbrelo ahora