Capítulo 45

1.4K 145 9

Zayn asistió a sus clases algo nervioso, incapaz de concentrarse en nada en absoluto. Ya era un hecho ¡Eran amantes! ¿Cómo se debía comportar a partir de ahora? Eso era un misterio que no conseguía obtener respuesta. Habían compartido mayor intimidad de lo que nunca había conseguido con nadie. Sin embargo, se sentía más lejos de él que nunca. Se sentía como un barco a la deriva, dejándose llevar por los acontecimientos. Y no estaba acostumbrado a que eso pasara. Lo normal era que todo su mundo estuviera bajo control. Bajo su control. Pero ya nada lo estaba. Sus estúpidas emociones no lo dejaban pensar con frialdad ¿Por qué se tendría que haber enamorado de él? Aunque seguramente siempre lo habría estado. Por eso era incapaz de tomarse en serio a ningún hombre. Por eso nunca se había enamorado antes. Ya lo estaba, ¡de él!

¡Maldito fuera! Su vida sería más fácil si él fuera uno más. Mucho más fácil, se dijo suspirando mientras caminaba por los pasillos hasta su última clase. En la puerta como todos los lunes a esa hora, lo esperaba Louis para dar esa clase juntos. Al pasar junto a él, ni lo miró. Louis hizo caso omiso del hecho y le cubrió los hombros con un brazo mientras se encaminaba a su asiento.

La clase comenzó y tras varios intentos por parte de Louis por entablar una conversación, Zayn le pidió que se callara que deseaba atender a esa clase. Louis era muy consciente de que eso no era cierto e insistió en darle charla.

-¿Vas a contarme o vas a esperar a que me cuente él? -preguntó su amigo, seguro de que sabría lo que ocurría antes de que acabara el día.

-No entiendo qué haces aquí -cambió de tema Zayn sin inmutarse por la perspicacia de su amigo- ¿No tienes una empresa que dirigir?

-Sí y un novio al que consentir. Pero tengo tiempo para todos -comentó con una sonrisa pícara.

-Reza para que no lo malinterprete y se lo diga a Harry o te quedarás sin tus apreciados testículos.

-¡Uy, no! -replicó el joven tapándose la zona mencionada- Les he cogido mucho cariño con los años. Y Harry también. No creo que haga nada en contra de ellos. No podríamos tener hijos, entonces.

-¿Hijos? -repitió abriendo los ojos como platos- ¡Dime que cuando mencionas tal cosa Harry te pega! -ordenó Zayn exigente.

-Sí, y no entiendo por qué -informó extrañado.

-Porque le he enseñado bien -contestó risueño mientras se levantaba al terminar la clase.

Harry y él siempre habían sido de la opinión de que el amor no existe tal cual dicen los cuentos de hadas, solo la satisfacción de las necesidades, carnales o emocionales. Su amigo no tenía las ideas tan claras. Harry pensaba que el amor si existía, aunque fuese doloroso. Pero Zayn siempre había opinado que si provocaba dolor, no merecía la pena sentir ese devastador sentimiento. Pero claro para él había sido fácil. Había estado enamorado -aunque no lo supiera de un hombre que lo adoraba y le daría todo lo que le pidiera. Pero ahora que sabía que lo amaba y él lo despreciaba, entendía que era doloroso e inevitable. Por mucho que quisiera dejar de amarlo y alejarse, no podía.

Louis vio la cara de pura tristeza de su amigo y lo agarró suavemente por los brazos, haciendo que se parara frente a él. Esperó unos segundos a que saliera de sus atormentados pensamientos. Viendo que no lo hacía, colocó con ternura una mano bajo su mentón y lo alzó hasta mirarlo a los ojos.

-Precioso cuéntame qué te pasa -le rogó su amigo preocupado.

-Nada -fue capaz de decir con una leve sonrisa.

-Él te quiere como antes. Es solo que está confundido. No se esperaba que fueras tan... -no supo como justificarlo más, porque en realidad no lo entendía. Cada día estaba más convencido de que Liam se estaba volviendo loco. Si él hubiese compartido con alguien lo que ellos habían tenido, nunca habría destrozado tal milagro por Dios sabe qué estupidez que le pasaba por la cabeza a ese cretino. Pero él no era nadie para juzgarlo.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!