23

134K 7.4K 333


Hoy me ha costado levantarme de la cama más que nunca, por eso no me sorprende ver que soy la última en sentarse en la mesa.

-Buenos días.

Mi madre llama a Carmen y le pide un plato para mí.

-Mamá. ¿Sabes dónde va Dylan todas las noches?

Mi madre se atraganta con el café. Me mira y niega con la cabeza.

-Eso es algo que te tiene que decir él.

-Estoy harta de tantos secretos.

-Sabes que eso no me toca a mí decírtelo. Es algo de Will y Dylan.

- ¿Y por qué tú sí lo sabes? -gruño.

-Cariño. No hagas dramas -se levanta y recoge su plato-. Esta noche Will y yo vamos a salir a cenar. ¿Vais a poder estar solos sin mataros?

-¿Solos? -le miro extrañada-. ¿Y Mat?

-Tiene planes.

-Sola, entonces -le corrijo-. Dylan seguramente desaparezca esta noche como siempre.

-Sed responsables.

-Sí.

Carmen pone un plato lleno de tortitas enfrente de mí. Bebo un poco de café y termino mi desayuno tranquilamente. Esta noche he quedado con Joshua con la única intención de investigar un poco más sobre esa chaqueta de la que habló Erika.

La tarde pasa volando y cuando Will llega de trabajar, mi madre y él se marchan dejándome sola. Subo a mi habitación para prepararme pero me detengo en la puerta cuando mi móvil empieza a vibrar. Miro el mensaje de mi madre y suspiro.

Mamá

Me comentaste que esta noche estarías con Joshua por eso le he dicho a Carmen que se puede ir a casa. Will me ha comentado que Dylan pasara la noche fuera de nuevo, cuídate.

Cierro el mensaje y camino hacia el baño. Me doy una ducha rápida y selecciono del armario unos vaqueros, una camiseta blanca básica y mis sandalias. Tardo poco en vestirme. Peino mi cabello y lo recojo con dos horquillas.

Bajo las escaleras y entro directamente en la cocina. Cojo la botella de agua de la nevera y me sirvo un poco en un vaso. Dylan entra en la cocina y me observa mientras coge las llaves de la puerta de la entrada.

-Voy a estar fuera toda la tarde. No me esperes para cenar -le digo.

Dylan se encoje de hombros y desaparece en el garaje. Desde la cocina escucho como arranca el coche y sale a toda velocidad del garaje. No puedo decirle a Dylan que voy a ver a Joshua, necesito solucionar esto por mi mejor amiga.

Salgo de casa en dirección hacia mi coche, abro la puerta y subo. Antes de arrancar el motor envío un mensaje a Harper para que sepa dónde voy a estar por si llegara a pasarme algo.

Mientras avanzo por el vecindario observó la tranquilidad que siempre lo envuelve. Ya estoy acostumbrada a vivir aquí, todos los vecinos son muy agradables y me han recibido con los brazos abiertos.

El móvil empieza a vibrar en mi bolso. Pienso por un momento en cogerlo pero me centro en la carretera, no quiero tener un accidente. Paro enfrente de la casa de Joshua. Estoy tan nerviosa por lo que pueda pasar. Saco el móvil de mi bolso y miro de quién era la llamada.

No temas al amor | Próximamente En Físico¡Lee esta historia GRATIS!