Esto no va a funcionar

131K 8.5K 841

-Ríndete.

-Aún ni lo hemos intentado -no controlé el tono de mi voz y su expresión me reveló que me había pasado de la raya aunque la cólera no me permitía calmarme.

-Baja el tono -me advirtió con suavidad sin perder la firmeza.

-Mira que no me da la gana. No te quieres molestar en aprovechar la oportunidad -con las justas logré notar que mi voz había sonado bastante más dura de lo que esperaba.

-No voy a dejar que me hables así -dijo en un susurro claramente dolida.

-Es que... -seguí ofuscado.

-No tiene sentido que sigamos hablando hasta que te calmes -la vi apretar los dientes controlando mucho más efectivamente que yo la rabia que por fin noté que también sentía.

-Ni se te ocurra hacerme una pataleta e irte -mi mirada se tornó severa aunque no podía disimular que me estaba preocupando.

Sus ojos chispearon fastidiados y se clavaron en mí revelando su molestia y malestar. Pensé que pondría el grito en el cielo pero se limitó a respirar profundamente, tomándose un tiempo antes de responder.

-Para que sepas, jamás haría algo así. El que se está portando como un chiquillo eres tú. No tengo porqué aguantar tu mal humor. Realmente estás actuando como un niñito.

-¿Perdón?

-Castiel, esto no va a salir bien si seguimos así. Simplemente no va a funcionar. O nos calmamos o esta conversación se acaba ya mismo -hizo énfasis en las dos últimas palabras.

-No te atrevas a hablarme así.

Valerie ladeó ligeramente su cabeza y sonrió con tristeza. Cuando me di cuenta, estaba dando un paso hacia mí y, tomando mi mano entre las suyas, dobló mi dedo índice con el que la había señalado acusadoramente de manera inconsciente.

-Esto, sobra -susurró calmadamente y pude leer a través de su tono dolido una nota de cariño.

La combinación me chocó de tal manera que me bajó de golpe la cólera. Miré con desagrado la mano que había realizado el gesto que de pronto me pareció horrible.

-Perdona -murmuré aún molesto pero ya no exaltado.

Recibí otra sonrisa muy leve como respuesta.

-Es que no entiendo porqué te cierras si ni hemos hecho el más mínimo intento -refunfuñé.

Ella alzó las cejas ayudándome a notar que estaba empezando a levantar el volumen de nuevo. Esperó unos instantes en silencio a que me calmara un poco. Y a decir verdad, no estaba siendo completamente sincero. Sí había hecho algunos intentos sin los resultados que queríamos.

-No te imaginas lo difícil que es tratar contigo cuando te pones así -intentó bromear y ambos forzamos unas sonrisas que no salieron del todo bien.

-Es solo cuestión de hablar más seriamente con tus papás -soné desesperado sorprendiéndome tanto a mí como a ella.

-Sé lo que van a decir.

-¿Ves? Ahí vamos de nuevo -gruñí.

Di una patada a una piedrita que vi cerca y enterré mis dedos en mi cabello, revolviéndolo.

-Escúchame ¿sí? -me pidió con firmeza de manera que sonó más como una imposición que como un pedido.

Me costó un poco disponerme a escucharla con paciencia pero accedí con desgano.

-Los conozco, sé que no les va a gustar la idea...Castiel -empezó a alzar la voz al ver que dejaba de mirarla a los ojos y daba un círculo, caminando frustrado, intentando alejarme de sus palabras sin apartarme mucho de ella -¡Castiel! -reclamó mi atención -solo quiero evitarnos un mal rato a todos. Enfrentarlos de esa manera... no tiene cómo salir bien. Realmente solo quiero evitar un momento desagradable.

The Real Bad Boy (PUBLICADO)¡Lee esta historia GRATIS!