Capítulo 41

1.6K 146 8

A la hora prevista Liam fue a recogerlo. Había pasado la noche calculando cuanto de cerca era recomendable que estuviera de Zayn. La noche anterior se había sobrepasado y ni siquiera habían llegado a la cama. Era algo físico, se recordó Liam haciendo un esfuerzo por creérselo. No debía tratarlo como a un novio o un amigo especial. No lo era. Solo tenían en común el sexo. Y si tenía que actuar frente a todos, era para conseguirlo. No lo hacía porque echara de menos a su amigo. Para él sería un sacrificio para conseguir su objetivo. Pero un cuerpo como ese, bien merecía la pena. Solo tendría que soportar un almuerzo aburrido con los chicos y después podría estar toda la noche con Zayn.

Al llegar, Zayn ya estaba listo y como le había pedido, iba muy abrigado. Llevaba unos vaqueros ajustados que Liam pensó que moriría de placer cuando se los quitara, un abrigo, un gorro que solo dejaba al descubierto su cara y una camisa entallada apenas perceptible por la gran bufanda que lo tapaba casi por completo.

Daba igual qué o cuanta ropa llevara siempre se veía bellísimo. Pero que imbécil había sido de no darse cuenta antes. Siempre se lo reprocharía. Al igual que el dejarse engañar por ese hombre.

Cuando volvió a vivir con su padre prometió no dejarse enredar por ningún hombre que le recordara a su madre. Había conseguido librarse de ella y no necesitaba a alguien parecido. Pero Zayn era igual, bello y superficial. Lo manipulaba para que pensara que lo quería cuando lo único que deseaba era un payaso a su lado que saltara cada vez que él se lo pidiera. Pero él no lo haría.

Zayn intentó asimilar que tenía algo parecido a una cita con Liam. No lo consiguió. Si había sido duro tenerlo lejos, en ese momento era aún más incómodo y desconcertante ir frente a todos como si fueran los amigos de siempre cuando ambos sabían que no era así. Tenía claro que Liam solo lo llevaba para cumplir su parte del trato y así obtener sus favores. Pero aprovecharía el día, le recordaría lo que era pasar tiempo juntos, como amigos.

Fueron los primeros en llegar. Poco después, llegaron los chicos. A continuación Louis y Harry. Y por último Ashton y sus secuaces con mil excusas por su tardanza. Los hombres se reunieron alrededor de la parrilla y los animadores cotorreaban a la par que servían algunas bebidas. Zayn se alejó de ambos grupos una vez explicado que su desaparición se debía a un nuevo trabajo y mudanza, y se sentó junto a su pareja de amigos.

Liam los observaba desde la distancia. Zayn se veía precioso cuando se reía, pensó extasiado, ignorando lo que su primo le estaba contando. Era evidente que los chicos habían hecho complot en contra del pobre Louis y se estaban riendo a su costa. Le gustaría poder estar allí. Pero no debía hacerlo. Se había prometido mantener las distancias con Zayn. No caería en su telaraña. Solo hablaría con él lo justo y necesario. Solo cuando Zayn se lo pidiera. Había decidido que acabaran los conflictos, así que haría todo lo posible para no enfadarlo de nuevo. Pero no se dejaría engañar. Zayn era una víbora y él lo sabía.

Inmerso en la visión más bella que sus ojos nunca antes habían tenido el placer de admirar con tanta devoción, no se percató de que Ashton se le había acercado. Le acarició suavemente el brazo haciéndolo bajar de nuevo a la realidad. Le entregó una cerveza y éste se lo agradeció. Y continuó mirando a su precioso y secreto amante. Como deseaba el momento en el que se hiciera un hecho. Pero tendría que esperar unas horas aún.

Ashton se dio cuenta del ensimismamiento de Liam y la dirección en la que miraba. Ya todo el mundo llevaba tiempo hablando de que se miraban de una forma diferente, aunque nadie le dio mayor importancia. Pero Ashton sabía que sí la tenía. Sabía que Liam era un donjuán y el afecto que le tenía a Zayn. Si unía ambas cosas el resultado no le gustaba.

-Que bien que haya vuelto Zayn -dijo Ashton intentando, sin éxito, parecer sincero. Liam desvió la mirada para verlo a los ojos y soltar una sincera carcajada.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!