Capítulo 33

1.6K 145 7

ODIO A TODOS! :'( solo espero que Zaynie pueda estar bien u.u

...

Zayn se dio un respiro y desapareció durante unas horas de la tensa compañía de su amigo. Con la excusa de convencer a Harry para que lo acompañara a la fiesta, había conseguido librarse de la mirada inquisidora de Liam. Mientras éste acabó a solas con Louis.

Las dos parejas de amigos charlaron durante largo rato de los temas típicos para matar el tiempo hasta que les fue imposible no contar sus problemas.

-Harry no sé qué más hacer con él -admitió Zayn desesperado.

-Pero yo no lo he visto distinto contigo. Es más, te iba a preguntar si ya eran novios, porque lo vi abrazarte muy fogosamente cuando hablabas con Calum el otro día -explicó su amigo sorprendido.

-No tengo ni idea a qué vino eso, pero te aseguro que desde que... ¡tú sabes! No hemos hablado a solas como antes. Cada vez que nos quedamos solos discutimos por cualquier tontería. Y yo lo intento olvidar porque sé que me merezco que este enojado ¡Pero no aguanto más! Da igual cuanto me sacrifique para que todo siga bien. Él no hace nada por ayudar -concluyó al borde de las lágrimas.

-Tranquilo -le rogó Harry mientras lo abrazaba- Habla e intenta llegar a un acuerdo.

-¿Un acuerdo? -le gritó Liam a Louis por su sugerencia- Lo que quiero es que se aleje de mí y deje de torturarme.

-Zayn lo está pasando mal -afirmó Louis serio- Yo finjo como ustedes que todo va bien. Pero no soy tonto, lo veo sufrir

-¿Sufrir? ¡Ja! -espetó furioso- Zayn está encantado con las atenciones de todos los hombres a su alrededor

-Liam no te guíes por los celos y habla con él -le sugirió su amigo intentando mantener la calma.

-¡No puedo! Cada vez que me acerco y me sonríe soy incapaz de razonar. Y acabo gritándole la primera tontería que me pasa por la cabeza y largándome antes de tirarme sobre él como un perro hambriento -confesó Liam desesperado.

-¿Ash y tú no...? -preguntó sorprendido.

-¡No! Ni con él ni con nadie -musitó enfadado levantándose de la silla con tal brusquedad que la dejó caer- Antes de saber que era tan bello ya soñaba con él e incluso,... -se recriminó una vez más en silencio por lo que hizo- le hice el amor a un desconocido pensando en él.

-¡Dios! ¡Estás mal! -exclamó Louis atónito.

-Pero ahora ni así. No hay manera que esté con otro. Ni se me apetece. No sé qué demonios me pasa. Estoy rodeado de chicos guapos y dispuestos y en lo único que pienso es en descuartizar al tipo que esté más cerca de ese torturador.

-¡Estás enganchado! No tienes salida amigo -dijo el muchacho mientras le pasaba un brazo por el hombro- Admite lo que sientes por él y haz algo para conseguirlo ¡Deja de negar lo evidente!

-¡Lo deseo! -confesó angustiado Liam- No sabes cuánto.

-Pues haz algo al respecto -sugirió Louis dando la conversación por finalizada.

No podía hacer nada. Lo detestaba tanto como lo deseaba. Era todo lo contrario a lo que él pensaba que era. Superficial, coqueto, insensible y mimado. Le gustaba que todos estuvieran pendientes a cada una de sus necesidades, importándole un rábano la de los demás. Él estaba sufriendo y Zayn no solo no hacía nada para remediarlo, sino que lo torturaba más con su belleza.

"Hacer algo al respecto" ¿Qué podía hacer él? Solo había una manera de sofocar el deseo y no pensaba acostarse con Zayn otra vez. Por mucho que lo deseara, no lo haría. Daba igual las noches de insomnio pensando en él o que estuviera al borde de la locura cada vez que lo veía aparecer con un nuevo modelito que mostraba sus vertiginosas curvas. No pensaba ceder. Había prometido no caer y ¡no lo haría!

Cuando prometió no volver a acostarse con Zayn, lo hacía con la intención de mantener su amistad. Pero estaba claro que ya no había amistad. Si se acostaran... Solo era una hipótesis, se dijo. Pero si lo hiciera, no estropearían nada que no lo estuviera ya. Solo que no podía estar con alguien tan manipulador. Aunque solo sería sexo, argumentó a favor de la idea. Y ya había estado con Ashton, que era un clon de él.

Se había dado cuenta, a pesar de lo mucho que quisiera disimular frente a él, que Zayn era exactamente igual que Ashton. Ambos solo buscaban los halagos y la atención de los hombres, sin importarle ningún otro tema. Solo que Zayn era mucho mejor haciendo de arpía. Había fingido tener sus mismos gustos, interés por los deportes, la naturaleza y el intelecto, cuando en realidad lo único que quería era que estuviera ahí para consentirlo en todo lo que él quisiera. Y eso había hecho durante años. Lo consideraba tan único y especial, que le habría bajado una estrella del cielo si lo hubiese pedido.

Echaba tanto de menos estar engañado. Daba igual que todo hubiera sido mentira, era tan feliz con ese amigo falso. Pero el teatro terminó y ahora solo tenía la opción de encarar la verdad. Y la realidad, por poco que le gustara, era que Zayn era el hombre más superficial que había conocido y que su amistad era imposible.

Pero daba igual cuan malo fuera o lo imposible que fuera volver a ser los de antes, lo deseaba más que a nada en este mundo. Daba igual su interior podrido, con un exterior así se lo pasaba. Y se maldecía por la aprobación que daba su cuerpo con ese pensamiento. Estaba claro que nunca se libraría de esa sombra que lo perseguía incluso en sueños.

-Pero ¿qué pretendes que haga? -le decía mientras tanto Zayn a su amigo- ¿No has escuchado que ya no sé qué más hacer?

-¡Lo sé! pero si tan mal están las cosas, no pierdes nada por hablar con él -afirmó Harry comprensivo- Aprovecha la fiesta de Louis y acorrálalo. No le quedará de otra que hablar contigo.

-Hará lo de siempre y se largará sin haberme dejado hablar. O comenzará una pelea absurda por cualquier cosa, evitando decir lo que en realidad piensa. A no ser que... -se interrumpió Zayn emocionado ante la perspectiva de poder hablar sin interrupciones.

-No pensarás amordazarlo ¿verdad? -bromeó Harry ante su cara iluminada.

-Es una idea, pero no -comentó Zayn desechando la idea fácilmente- Tengo un plan y necesito tú ayuda para llevarlo a cabo.

-Sabes que puedes contar conmigo para lo que necesites.

Si Liam no quería hablar con él se iba a tener que aguantar, porque no le quedaría otra opción. Ya se había hartado de ser el niño bueno, sonriendo como un imbécil ante todo lo que decía, aunque fuera despectivo. Él no era ningún hueco que se dejara maltratar por un hombre simplemente porque este estuviera enfadado. Si había algo que lo enfurecía que hablara de ello o que bebiera agua. Que su madre siempre decía que era muy buena para el enfado. Lo que no pensaba permitir era un insulto más. Si Liam quería despreciarlo por lo ocurrido ¡perfecto! Pero antes tendría que escucharlo.

Habían sido semanas muy duras para Zayn. Y no tenía la menor intención de acabar una relación tan larga e íntima, agachando la cabeza y marchándose como si fuera el culpable del fin del mundo. Zayn se marcharía, sí, y se acabaría su amistad, pero antes ese cabezota lo escucharía. Aunque fuera lo último que hiciera en su vida, ¡ese cretino sabría lo que opinaba de su comportamiento!

Spoiler:

.

.

.

.

.

.

A Liam no le gustó nada lo que veía. Zayn y ese tipo amigo de Louis parecían de los más contentos haciéndose compañía.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!