Seong Gi-hun.

2.6K 167 57
                                    

El auto iba a toda velocidad, parecía que el mismísimo Rayo McQueen o Flash conducían el vehículo.

Mientras Gi-hun sacaba de vez en cuando algunas risitas, tu sacabas tu cabeza por el vidrio bajo del auto haciendo que el fuerte viento creado por la velocidad pegué en tu cara.

Por la cantidad de viento que estaba en tu cara, sentías que te ahogabas pero realmente no importaba, disfrutabas mucho este momento.

Unos segundos después, metiste tu cabeza y te acercaste hacia el conductor.

Él no entendía tu intención, pero hizo sus labios como patito esperando que sea un beso corto lo que buscabas.

Tú al recordar que estaba manejando, volteaste su cara para que mirará directamente al frente. Le diste un beso en su mejilla y luego seguiste con lo que estabas haciendo, te acercaste a la puerta por detrás de Gi-hun sin estorbar demasiado y apretarte el botón que bajaban todas las ventanas del vehículo.

El fuerte viento al llegar a Gi-hun hizo que su nuevo cabello rojo se desordenara.

Él bajo un poco la velocidad y las risas no tardaron en llegar.

Luego hablaron de cualquier tema que se les viniera a la mente, hasta que hiciste silencio y te volteaste mirando los asientos detrás del auto.

- ¿Estás bien, cariño? -pregunto el hombre desde el asiento del conductor poniendo una mano en tu pierna-

- Estoy sintiendo que alguien me esta observando... y que no estoy teniendo privacidad -dijiste en un susurro que Gi-hun apenas pudo escuchar-

- ¿Que alguien te esta observando? No hay nada en los asientos detrás cielo -dijo el hombre estacionando el auto en medio de la carretera-

- Quizás solo me lo estoy imaginando... -hablaste bajo sonriendole al hombre de tu lado sin mostrar los dientes-

- Probablemente pero no te preocupes, ¿quieres algo de la tienda? -dijo sonriendo mientras señalaba la pequeña tienda que estaba conectando a una estación de servicio-

- Un juego, de lo que sea

- Bien, no me tardo... ¡Te amo! -grito lo último cuando finalmente se bajó del auto y caminaba hasta la tienda-

Tu solo sonreiste. Realmente amabas a ese hombre.

De repente escuchaste una voz llamándote desde los asientos que se encontraban detrás tuyo en el auto.

Volteaste rodando los ojos, sabías que probablemente era tu imaginación traicionandote por segunda vez.

Al prestar atención a los asientos, realmente pudiste jurar que viste a esa persona que te llamaba.

O mejor dicho, quienes te llamaban.

Pudiste jurar en ese momento que viste a Sang-woo, Ali y a Sae-byeok saludándote con la mano.

Sentías que tu cabeza estaba por explotar, ¿cómo carajos esto era posible?

Los veías con transparencia, como si pudieras hablar con los fantasmas como en las películas de terror.

Volteaste rápidamente con miedo y miraste fijamente el asiento del conductor en el que estaba Gi-hun minutos atrás.

Esto era una locura.

¿Realmente estaba pasandote esto?

Con miedo volteaste para ver si las figuras transparentosas de tus amigos seguían allí.

Por desgracia, viste a alguien que hizo que tú corazón se destrozara.

Viste a tu difunta madre y a la madre de tu novio Gi-hun sonriendote de lo más normal.

Realmente tus ojos estaban por escupir un mar.

Pero eso fue antes de que alguien abriera la puerta asustadote.

Al ver que era Gi-hun el que se adentro en el auto. Limpiaste tus ojos que estaban aguados rápidamente.

- Volví, no habían jugos pero si... ¿que te sucedió? -pregunto el hombre preocupado por su pareja-

Al parecer olvidaste que tu cara se pone roja al querer llorar.

El hombre dejo la bolsa con las compras en los asientos de atrás.

- ¿Que sucedió, cariño? -pregunto tomando tu cara con ambas manos-

- Yo, solo... me rasque los ojos fuertemente, baje el vidrio y sentí que me entraba tierra en los ojos, nada más... -dijiste rápidamente una excusa dejando confusión en el hombre que estaba frente a ti-

Apesar de todo, el te creyó.

- Oh cielo, ¿quieres un pañuelo, agua, alguna otra cosa? -pregunto preocupado por ver tus ojos hinchados-

- No cariño, así esta bien...

- Bien... sigamos con nuestro paseo en carretera -dijo mostrando una hermosa sonrisa, transmitiendote tranquilidad-

Gi-hun volteó hacia los asientos de atrás y trato de agarrar la bolsa que había dejado.

Antes de poder tomarla finalmente, Gi-hun sintió un golpe en su mano.

El hombre de cabello rojo saco la mano rápidamente.

- ¿Que carajo...? -se pregunto asi mismo-

- ¿Que sucede?

- Sentí que alguien me pegaba en la mano...

Tu abriste los ojos como platos.

Ambos hicieron silencio sin poder descifrar las emociones de la cara de cada uno.

- De seguro fueron los fantasmas -dijo Gi-hun bromeando mientras agarraba la bolsa rápidamente entregandotela a ti-

Tu solo aceptaste la bolsa y volteaste hacia otro lado.

Gi-hun se te quedó mirando raro antes de acelerar el auto.

« Estoy sintiendo que alguien me esta observando... y que no estoy teniendo privacidad... » -Gi-hun recordó lo que le habías platicado antes de ir a la tienda-

Los fantasmas... -se quedó pensando Gi-hun-

𝑇𝑎𝑙𝑣𝑒𝑧 𝑒𝑛 𝑠𝑢 𝑛𝑢𝑒𝑣𝑜 𝑦 𝑙𝑢𝑗𝑜𝑠𝑜 𝑎𝑢𝑡𝑜 𝑒𝑚𝑝𝑖𝑒𝑧𝑒𝑛 𝑎 𝑠𝑢𝑐𝑒𝑑𝑒𝑟 𝑐𝑜𝑠𝑎𝑠 𝑎𝑙𝑔𝑜... 𝑎𝑙𝑜𝑐𝑎𝑑𝑎𝑠.









literalmente los créditos van para mi abuela, ella me había hablado sobre este suceso y la sensación que tuvo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

literalmente los créditos van para mi abuela, ella me había hablado sobre este suceso y la sensación que tuvo.

by ailotoxo. <3

𝙊𝙉𝙀 𝙎𝙃𝙊𝙏𝙎 | squid game.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora