Capitulo veintiuno - Besaría cada una de tus heridas

14 1 3

Desperté y me levanté de la cama, busqué ropa y me dirigí al cuarto de baño.

En quince minutos ya estaba lista, cepillé mis dientes, me peiné y salí del baño, cogí mi celular y bajé las escaleras y fui a la cocina, Ashton no estaba despierto.

Abrí la alacena y encontré galletas de chocolate, desayunaría eso.

Luego de comer un par de galletas las devolví a su lugar, salí de la cocina y fui al living, cogí mi bolso que se encontraba en el sillón, me lo colgué y salí de mi casa.

—o—

Me crucé a Travis en el campus y me pasó por al lado, ni si quiera me miró. Lo llamé unas tres veces pero no se volteó.

Tocó el timbre de la primera hora y me dirigí a mi salón, Luke estaba sentado junto a Ashley, lo miré y me sonrío, negué con la cabeza y fui atrás a sentarme, Zac se acercó a mí e intenté disimular mi fastidio.

—Hola Alice —dijo él sentándose en el banco junto a mi.

—Hola —respondo— ¿cómo te encuentras? —le pregunto cortésmente.

—Bien, ¿mejor? —me mira, asiento— Clhoe me contó lo que pasó y…

—Por favor, no digas nada, estoy bien, gracias por preguntar.

—Lo siento —hizo una mueca y asiento— ¿quieres que te preste los apuntes de las últimas clases?

—asiento— si, estaría bien, gracias.

La profesora entró al salón y saludó a todos.

—Podes quedarte acá si queres —digo. Mierda, ¿qué me esta pasando?

Él se levantó, buscó sus cosas y se sentó junto a mí. Luke se volteó e hizo una mala cara, le sonreí.

La profesora anunció el examen sorpresa para hoy, así que todos sacamos una hoja y nos pusimos a anotar las preguntas.

—o—

Clhoe me envió un mensaje para que almorcemos juntas, me dijo estaría esperando en su casillero, así que fui a buscarla.

Encontré a Clhoe hablando con uno de los chicos de sexto año y yo llegué a ellos, murmuré un “Hola” él le dijo algo en el oído a ella y después se fue.

—¿Quién era?

—Tobias —dijo ella— saldremos el sábado —sonrió.

—Me alegra, ¿vamos al comedor? Muero de hambre —digo caminando en dirección al comedor. Ella camina a mi lado. —Travis está enamorado de mi —digo al fin.

—¿C-cómo lo sabes? —tartamudeó ella.

—¿¡Lo sabías!? Joder.

—Travis me lo contó, somos amigos —se encoge de hombros.

—¿Por qué no me lo dijiste?

—Porque él te lo quería decir, pero ahora te enteraste sola.

—¿Y que? ¿estaba planeando alguna forma especial de decirlo? —ella niega con la cabeza— dime —entramos al comedor y hacemos la fila para retirar la comida.

—Que yo sepa no —dice al final. Asiento— está almorzando con los chicos de fútbol, ¿desde cuando?

—Estuvo evitándome todo el día, ¿eso te dice algo?

—¿Le dijiste algo malo? —caminamos hacia una mesa vacía cerca de la de Travis.

—Bueno, anoche hablamos y le dije que no tenía que haberse enamorado de mi… —suspiro— le dije que nuestra amistad se echaría a perder.

A punto de caer¡Lee esta historia GRATIS!