For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Capítulo 42: "Contratos con el infierno"

7.8K 197 26

Capítulo 42: “Contrato con el infierno”

“No importa cuánto tenga que buscarte, te encontraré…

Jack Higins”

No podía más.

No podía ni oler algo, porque vomitaría cuando menos me lo esperase. Había comido tanto que no sabía cómo era que mi cuerpo no se había hinchado hasta explotar.

La cena había sido sumamente deliciosa, y como estos últimos meses me había sentido algo mal y había bajado mi dosis diaria de comida, me cebé comiendo tanto como pude de la comida que había, lo que significa que casi dejo a los demás sin cena.

-         ¿Alguien me ayuda a levantarme?-les pregunté a los presentes en la mesa. Me miraban como si fuera un extraterrestre salido del interior del pollo, y aunque posiblemente lo fuera, no había salido de un pollo, eso seguro.

-         ¿Siempre come así?-preguntó una de las gemelas, ignorando mi pregunta y mis lamentos por no tener la fuerza suficiente para levantarme.

-         No…-respondió Lina, mientras comía tranquilamente.-suele comer más rápido y un poco menos de cantidad, pero como lleva unas semanas muy malas, no había comido bien, así que ha aprovechado el día de hoy…-siguió hablando mientras admiraba un fresón enorme, que parecía devolverle la mirada.

-         ¿Alguien me ayuda a levantarme?-volví a preguntar al ver que me ignoraban. Me miraron y luego siguieron comiendo ignorándome de nuevo.- Tú, el que se hace llamar mi novio-señalé a Jack que se encontraba a mí lado y el cual levantó la vista del plato.- ¿no me vas a ayudar?-le pregunté, antes de taparme la boca para eructar. Él negó con la cabeza.- ¿Por qué?-pregunté indignada.

-         Por no ayudarme con tus primas, por hacer que Putsy me mordiera y por permitir que tu hermano y mi primo me pinten la cara mientras los demás me agarraban de brazos y piernas…-dijo con cierto enfado.

-         Pero es que era divertido…-me encogí de hombros.-Pues no os necesito, puedo caminar sola…-levanté la cabeza altanera y me puse de pie. Caminé unos cinco pasos y caí al suelo de cara.-¡Ahí va la ostia!-exclamé más indignada aún. Intenté levantarme pero no pude, así que me quedé allí, observando una mancha en el suelo en la que, extrañamente, encontraba muchas formas diferentes.

-         ¿Qué haces en el suelo?-preguntó Jack cuando se paró frente a mí. Levanté la cabeza y lo miré con los ojos entrecerrados.

-         Aquí, dándole un poco de amor y cariño a este pobre, ya que lo encontraba muy solo-contesté con toda la sorna acumulada.-¿Ahora serías un buen novio, si es que quieres seguir siéndolo, y me ayudarías a levantarme? Siento que me va a dar una infección de orina si no voy al baño…-dije intentando levantarme.

-         Anda ven aquí…-negó con la cabeza y me extendió la mano la cual agarré con fuerza y cuando lo vi agachándose lo estiré hacia abajo haciendo que cayera él también de cara al suelo.- maldita sea, tendría que habérmelo esperado…-se quejó, con la cara en el suelo.

-         Te pasa por no hacerme caso cuando te pido algo…-sonreí. Su cabeza se levantó y me miró, estábamos el uno delante del otro.

-         ¿Vas a seguir siendo mala conmigo siempre?-preguntó, acariciando mi rostro.

-         Hasta el infinito y más allá…-respondí con toda seguridad.

-         Eso es de Toy Story y no tiene nada que ver con lo que te he dicho…-dijo negando con la cabeza.

Una Relación Agridulce☆¡Lee esta historia GRATIS!