Capítulo 27

1.8K 191 18

Hi hi hi! Perdón por andar medio desaparecida, no es normal en mí ahah peeeeeero me compré el libro "Destroza este diario" y eso me mantiene ocupada xD jajajaj pero aquí estoy!! 

Sé que quieren mpreg (algunos/as) pero por ahora no -.- ya vermeos qué sucede más adelante ;)

~mayi*

...

Al llegar a la casa de Liam se encontraron con la madrastra de éste que iba de salida. Ella había saludado a Zayn con cariño y suspicacia, antes de partir. Liam se había sorprendido de que no hiciera ningún comentario sobre su apariencia o sobre el hecho de que llegaran juntos a esas horas de la mañana. Y comenzó a pensar que era el único en ese planeta que no sabía de la verdadera identidad de su amigo.

El plan iba sobre ruedas, se habían duchado por separado, le había dejado una de sus camisetas más anchas y ahora le llevaba la comida en una bandeja, mientras Zayn se cambiaba en el baño. Pero Zayn salió solo con esa prenda y su cabello mojado. Y tras quedarse unos minutos embobado mirándole sus largas y torneadas piernas desnudas, la comida pasó a un segundo plano.

Soltó la bandeja sobre el primer mueble que encontró y lo atrapó entre sus brazos, sin dejarlo protestar con un beso apasionado. Lo condujo hacia la cama y lo tomó con lujuria insaciable.

Lo cosa comenzaba a complicarse. Zayn necesitaba hablar de lo que estaba pasando o se volvería loco. No habían hablado de nada desde que llegaron a su casa. Y Liam no entendía por qué no podía mantenerse lejos de Zayn ni un segundo. Pero se prometió que no pensaría en el sexo durante el resto del día.

Liam se apartó del cuerpo desnudo de Zayn y se cubrió el rostro con el antebrazo. No podía mirarlo y no debía volver a unirse a él. No sabía qué le pasaba, pero tenía que aprender a controlarlo.

Zayn vio el momento perfecto para vestirse y hablar de lo sucedido. Era evidente que Liam se arrepentía y estaría pensando en ello, solo tenía que decirlo en voz alta y todo acabaría. Volverían a ser los amigos de siempre.

Liam notó que Zayn se levantaba, supo que se estaba poniendo de nuevo su camiseta y dedujo que si abría el cajón de su mesita era para buscar unos bóxer ya que él le había roto su ropa interior. Se levantó de un salto, sin mirarlo, y se vistió todo lo deprisa que pudo. Se giró para encontrárselo frente a él, con el mismo aspecto irresistible de antes ¡Mierda! No sería fácil. Le dio la espalda de inmediato y buscó la comida.

-He traído algo de comer -dijo Liam acercando la bandeja a la cama.

-Bien. Tengo hambre -confesó Zayn sentándose sobre el borde de ésta, dejando al descubierto sus piernas por completo.

Él también tenía hambre, pensó excitado. Pero no volvería a hacerle el amor. Tenía que centrarse. Había muchas cosas de las que hablar. Y sino pues, podían no hablar ¡pero no harían el amor de nuevo!

Se sentía como si no tuviera voluntad y esa necesidad de Zayn no le gustaba. No había manera de cubrirla. Por mucho que lo poseía no dejaba de necesitarlo. Tenía que aprender a controlarse.

-Así que -comenzó a decir Liam deseando centrarse en algo que no fuera el sensual cuerpo de Zayn- eres el relaciones públicas de "El Ritual".

-Sí. Antes era un simple bailarín, pero me ascendieron hace poco. En realidad llevaba tiempo ejerciendo el puesto, pero no cobraba por ello -explicó Zayn dándole un mordisco a su sándwich.

-Ahora entiendo por qué no me dejaban entrar -comentó Liam sin emoción.

-Eso no es culpa mía. Yo nunca dije que no te dejaran entrar. Solo es que no encajabas con el perfil de cliente que el jefe busca.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!