Capítulo 6: "Pues bésame".

1.9K 106 3

   Cincuenta sombras de Grey. Christian Grey. Empresario multimillonario que le encanta el sadomaso. Anastasia Steele. Chica normal y corriente, que conoce a Christian Grey, y entra en su mundo. ¿De qué va esta novela? Esta novela es erótica. Algo que jamás yo había leído. Sonreí forzadamente y miré a Louis.

-¿Te gusta? - Me preguntó Louis con una de sus mejores sonrisas. No podía defraudarlo.

-No lo sé, aún no lo he leído. - Reímos. - Bueno, ¿nos vamos? - Todos asintieron con la cabeza. Salimos a la calle, y alguien me cogió de la mano. Su tacto, y mi mordida de labio, me indicaron que era William.

-Dentro de un par de días mis padres hacen una cena, a la que vas tú. - Arqueé una ceja mientras paseábamos por las calles de Londres dados de la mano. - Tus tíos y mis padres se llevan bien. - Asentí con la cabeza. Sonrió pícaramente, y me dio un beso en la mejilla. Sonreí, y me fui junto a Riley y Hazel.

-¿Te gusta William? - Me susurró Riley. Pero, Hazel lo escuchó.

-Eso. - Dijo ella. - Tú a él lo tienes loquito.

-No... no lo creo. - Contestó. Hazel se fue junto a Liam, dejándonos a Riley y a mí solas. - ¿Crees que le gusto?

-Pienso lo mismo que Hazel. - Pasaron unos segundos de silencio. - No me has contestado a mi pregunta. ¿Te gusta William? - Me mordí el labio. Un escalofrío recorrió mi espalda, y después, negué con la cabeza.

-Estoy enamorada de Niall. - Le contesté.

-Pero eso no quita que te guste William. - Dijo ella. - Pero bueno, si tú dices que no, será que no. - Asentí con la cabeza y le sonreí, para después irme junto a Louis. Caminamos hasta que llegamos a Starbucks. Me senté al lado de Louis y Riley, y en frente tenía a William. Todos pedimos frapuccinos.

-Estoy saliendo con una chica. - Me susurró Louis. Lo miré y le sonreí. - Se llama Eleanor.

-Quiero que me la presentes. - Le dije. - Mañana, sin falta. - Louis empezó a reír. 

-Que impaciencia. - Sonreí. - Te va a encantar. 

-Eso espero. - Nos trajeron las bebidas, y mientras bebía por mi pajita, Louis se acercó esta vez más a mi oído. 

-Le gustas a William. - Negué con la cabeza. 

-No lo creo. - Le contesté. ¿Qué te pasa? Claro que le gustas... dijo el pesado de mi subsconciente. Retiré esa idea de inmediato. 

-Yo creo que sí. - Volví a negar con la cabeza. Riley se acercó a mí. ¿Qué tenemos hoy con los secretos?

-Me gusta Harry. - Escupí el frapuccino que tenía en la boca, y William me tendió una servilleta. Le sonreí en modo de agradecimiento. - Me gusta...

-No hace falta que lo vuelvas a repetir. - Le dije. - ¿En serio? - Asintió con la cabeza. - ¿Él lo sabe? - Negó con la cabeza. - ¿Y por qué no se lo dices?

-Tiene novia. - Abrí los ojos como platos.

-Lo siento. - Ella negó con la cabeza.

-No importa, tranquila. - La abracé. Claro que importaba. - O al menos, por ahora.

   Nos sentamos en Hyde Park. Louis y Riley se sentaron en el suelo, mientras que Danna se sentó en el borde del banco. Yo me senté al lado de Zayn.

-Zayn, canta algo. - Dijo Hazel.

-Venga sí. - Le dije. - Por mí. - Puse un puchero y él rió.

-Venga vale. ¿Qué queréis que cante? - Preguntó.

-Not about angels de Birdy. - Contestó Riley.

-¿Te gusta Birdy? - Le preguntó William a Riley.

-Algunas de sus canciones. - Contestó. - A la que sí le gusta es a Carla.

-Rt Riley. - Dijo Danna que estaba centrada en su móvil. Después, Zayn empezó a cantar.

We're no fools of this just time.
So is it wrong to toss this life?
If your heart was full of love, could you give it up?

'Cuz what about, what about angels?
They will come; they will go make us special.
Don't give me up.
Don't give me up.

How unfair it's just our love.
Found something real that's out of touch.
But if you touch the full wide world.
Would you dare to let it go?

'Cuz what about, what about angels?
They will come; they will go make us special.
Don't give me up.
Don't give me up.

'Cuz what about, what about angels?
They will come; they will go make us special.

Not about, not about angels.
Angels

   Zayn no cantaba bien. Zayn cantaba perfecto. Sus giros eran preciosos. No había escuchado nada igual así.

-¿Por qué me miráis así? - Preguntó Zayn.

-¿Qué por qué? - Preguntó Danna irónica. - Cantas perfecto Zayn. Eres increíble.

-Me vais a sacar los colores... - Dijo él. Después reímos. Eran ya casi las ocho. Iríamos a celebrar mi cumpleaños con mis tíos, así que teníamos que irnos ya. Empecé a caminar junto a William.

-Me sabe mal. - Dijo William. Lo miré arqueando una ceja. - No te he regalado nada. - Sonreí.

-No importa. No pasa nada.

-Puedes pensar algo mientras vamos de aquí a tu casa. - Asentí con la cabeza. ¿Qué quería? - ¿Te quieres echar una foto conmigo? - Sonreí, y asentí con la cabeza. Sacó su móvil, y puso la cámara frontal. Después me miró sonriendo. Tenía su rostro a escasos centímetros del mío. Lo miré también a él sonriendo y echó la foto.

-No me has avisado. - Le dije riendo. Miré la foto. Había salido al final bien.

-¿Has pensado ya lo que quieres? Es que no sé que puedo regalarte... - En ese momento, abrí los ojos. Y pensé en lo que deseaba de él.

-Pues bésame.

Enséñame ©¡Lee esta historia GRATIS!