Capitulo 63: De ninguna manera

4.1K 134 9

-la otra noche dijiste que tenias una sorpresa para mi- recordé cuando me estaba acomodando entre las cobijas de la cama de Harry.

-Lo recuerdo- murmuro recostándose a mi lado.

-¿cuando me la darás entonces?- le pregunte y el soltó una risa baja. Los demás, incluyendo a Amy, ya estaban dormidos y para la suerte de nosotros Anne le dejo una pieza a solas a Amy para poder estar con Harry esta noche. Así de linda.

-Pronto...-se acerco a mi y envolvió sus brazos alrededor de mi cuerpo.

-ahora...-cite con ritmo en mi voz y el volvió a reír.

-luego...-susurro y dejo su cabeza sobre mi cuello.

-Harry...-gruñi y di un golpe en su brazo- quiero saberlo ahora.

-duerme- me contesto y beso mi mejilla para luego girarse en la cama y supongo que dormir.

-te odio...-susurré. Obviamente eso ni es verdad.

-te encantaría poder odiarme-dijo con seguridad y lo note reír al ver su espalda moverse. Era cierto, me gustaría poder ser capas de odiarlo o tan solo no quererlo tanto.

-si, tienes razón...-le dije y se giro a verme.
-¿que?- me pregunto y su cara tenía una expresión bastante extraña.

-Seria bueno poder odiarte, o tan solo no amarte tanto...

-¿tan malo es quererme?- me pregunto y sus brazos volvieron a envolverme.

-Nope-asegure y bese sus labios- pero...¿es malo amar a una persona demasiado?

-Si me amas a mi, no- reí fuerte ante su respuesta y bese sus labios nuevamente.- Hablando en serio, no creo que sea tan malo amarnos demasiado... Eso esta bien, estamos siendo sinceros.

-Muy sinceros...-murmuré sobre sus labios sonriendo.

-demasiado sinceros...-continuo y sabia que tal vez esto ultimo que estaba repitiendo ya solo lo decía de cansado por que sus precioso ojos se cerraban cada vez mas con cansancio.

-demasiado, demasiado sinceros...-continúe, me acurruque entre sus brazos y deje mi cabeza entre su clavícula y pecho. Podía quedarme así para siempre, con sus brazos en mi cuerpo, acariciandome y entregándome todo su cariño posible- ¿que sorpresa tienes para mi, bebé? Dimela...

-en Navidad...-lo escuche murmurar con cansancio.

-falta demasiado- chille en voz baja. Los demás ya dormían.

-solo dos semanas, debes esperar un poco- beso mi frente, sonreí y bese la piel de su pecho- Duerme ahora, ¿si? Buenas noches, nena.

-buenas noches...

-Mañana cuando llegues a casa, recuerda hablar con Brenda sobre pasar la Navidad juntos-me recordó y sonreí.

-Lo haré, amor...-prometí y me acomode entre sus brazos para luego cerrar los ojos y dormir.

(...)

Puse el cinturón de seguridad al rededor de la cintura de Amy y luego cerré la puerta del auto.

-Esto sera aburrido sin ti- Harry me dijo tomandome de la cintura.

-Disfruta con Anne el tiempo que quede, ¿si?- respondí y el asintio- ¿por que el día que me voy te vez tan guapo?

Pantalones ajustados, polera negra y un simple abrigo café bastante abrigador, tan sencillo pero totalmente perfecto.

-intento hacer que te quedes- susurro besando mi mejilla.

La sexta integrante |h.s| (editando)¡Lee esta historia GRATIS!