Capitulo 4: Escuela [Parte 1]

297 22 2

Capitulo 4

Escuela [Parte 1]



7:30 am

Habitación de Shadow y Kya

-Kya, Kya, Kya- Se oye su voz, traviesa como cada amanecer. Llamándole al pronunciar su nombre.
-Uhm- El melancólico albino ladea la cabeza como un cachorro.
-¿Has visto lo que traje de la casa de ella?- Pregunta su gemelo revisando las gavetas del clóset donde colocaron toda su ropa el día anterior.

Kya le ve, suprime un gesto y se voltea deslizando su mano entre el colchón y la almohada. Sacando su libreta de debajo de esta, con una crayola escribe en la hoja y le muestra la pagina.

-El cuchillo- Escrito está.
-Si, eso- Asiente, con una ligera sonrisa. Y su cabello desaliñado.
-Está bajo la almohada- Simula sus palabras.
-Gracias-Le obsequia una sonrisa -No podemos dejarlo por ahí, es todo lo que nos queda... de ese día- Se contraen sus pupilas, opacándosele la mirada.

El menor se baja de la cama, colocando ambos pies con el calzado en el suelo de madera y acercándosele lo abraza con la inocencia que ya no posee. Ambos, sumergidos en un silencio perpetuo, donde Kya coloca su frente con la suya..

-No enloquezcas, por favor, no de nuevo. Mantente cuerdo por mí, por mi Shadow, por favor no enloquezcas- Suplican sus palabras mudas.
-Ky-Kya. Tú no te preocupes. Si llegase a perder el control, solo... mátame- Culmina, con una determinación firme.

No hay temor a la muerte si ha entregado su vida a manos de su hermano. El menos se separa de él, observa el tapete del suelo con el mismo semblante. Suspira y aprieta suavemente sus dedos. Separa sus labios lentamente.

-Será un placer- Se percibe un susurro en el sepulcral silencio de la alcoba. Alargándose la atmósfera por unos minutos..

Se le destaca cierto placer enfermizo en la mirada, al pensar en dar fin con los días de su gemelo pero, su ser suprime toda emoción. Las bisagras de la puerta crujen sin compasión rompiendo la tensión del cuarto de los infantes.

-¿Están listos? ya es hora de ir al colegio- Es su madre sustituta, quien con una sonrisa intenta ganarse el corazón de este par de niños azotados por la desgracia, pero, sin saber que el menor ya ha diseñado su trágico final.
-Si- si, ya estamos listos, espéranos abajo Rosie- Shadow jamás le llamará 'madre'.

-Vale, no tarden, mis ángeles- Les sonríe cálidamente pero, no recibe una aceptación de Kya,

Shadow finge una sonrisa pero, su hermano es frío y desprende misterio de su mirada al ni siquiera parpadear.

Un instante más tarde y ella cierra la puerta yéndose a la cocina. Shadow suspira con un notable desagrado, redirige sus pasos hasta la cama, desliza la mano izquierda debajo de la almohada y coge el cuchillo, lo envuelve en un pañuelo de lana, lo esconde dentro de su mochila y voltea a ver a su hermano quien se dedica a colocarle un suéter a su oso de peluche Mr. Maid. Él permanece por unos segundos observando la espalda de su peluche, ladea la cabeza pensativo.

-Perfecto, la costura que lo oculta no se ve- Suspira y su gemelo le observa con detenimiento.
-¿Bajamos?- Le pregunta regresándolo a la realidad.
-...-Kya se voltea y le hace un gesto con la mirada, casi nulo, pero, Shadow le entiende.

Kya se coloca la mochila en los hombros con la ayuda de su hermano y tomándole de la mano. Un apretón sencillo como cuando aprendieron a caminar. Ambos atraviesan el umbral cuando el mayor abre la puerta halándola del pomo, el semblante de Kya es distinto al de los días anteriores, como si percibieras algo en el ambiente. A medida que descienden los escalones furtivos pensamientos se cuelan en sus precoces mentes.

-Si veis este ojo mío, moriréis- Piensa en su silencio el menor con su cabello lacio tan insípido como de costumbre.

-Si os acercaos a mi hermano, moriréis- Dicta mentalmente el mayor con sus rizos salvajes y frenéticos.

El Asesino sin Emociones (Gore)(Historia Propia)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora