Just a little bit of you. (Larry)

2.7K 231 27

Just a little bit of you - Ariana Grande.

Sentandome en una esquina del sofá, jalé mis piernas hasta mi pecho y miré hacia la oscuridad de la sala sin realmente prestar atención. Me sentía mareado, como si hubiese bebido una caja entera de cervezas sin respirar entre ellas. No estaba triste o deprimido, no realmente. Supongo que simplemente era doloroso. Como cuando recibes esos golpes sordos, que no hacen ningún tipo de sonido en el momento, pero que luego te dejan un horrible moratón. Eso podría describir enteramente como me sentia. 

Herido, perdido y traicionado. Con un dolor sordo en el pecho que me estaba asfixiando. 

Mi mirada se deslizo nuevamente a mi celular y tuve que suprimir las ganas de arrojarlo contra la pared. La imagen aun parpadeaba en la pantalla como si quisiera recordarme lo tonto que era con cada aparición. Porque eso es lo que era, un tonto por Louis. 

El sonido de la puerta principal abriendose hizo eco en todos los rincones del pequeño apartamento. Tomando mi celular, lo guarde rapidamente en uno de los bolsillos de mi pantalon pijama y esperé para ver que sucedia. Louis entro a la sala con una expresión cansada en el rostro y su cabello desordenado. Me habria parecido algo realmente sexy si la razón de su estado no hubiese estado parpadeando en la pantalla de mi movil solo dos minutos atrás.

-Hey, amor -una sonrisa perezosa cruzo su rostro cuando me encontró con la mirada-. ¿Que haces despierto tan tarde?

-Te estaba esperando -murmuré mientras bajaba los pies del sofá y comenzaba mi camino hacia la cocina-. ¿Quieres que caliente la cena para ti?

-Eso seria grandioso, Hazz. Tuve un día de mierda hoy -comentó. Apretando mis labios juntos, rebusque las sobras de la cena en el refrigerador y las coloque en el microondas-. Me daré una ducha.

Asentí distraidamente mientras observaba la oscuridad de la noche por la ventana sobre el fregadero. No quería preguntarle donde habia estado, porque era seguro de que no habia estado en su trabajo. Habia llamado allí y su secretaria me dijo que habia salido hacia más de cuatro horas. Y tampoco sentía la necesidad de saber con quien porque aunque mi mente era un torbellino y no podía pensar con claridad, podía asegurar que estuvo con ella.

No lo entendía y no quería entenderlo. En cuatro años de matrimonio me habia convertido en el tonto de Louis. En el chico que simplemente voltea el rostro cuando el castaño hace una estupidez, perdonando todos y cada uno de sus errores sin mirar más alla de eso. Porque despues de todo, lo unico que queria era un poquito de su corazón. Que me quisiera tan solo un poco me bastaba. 

Me sentía tan sucio y usado, mi cuerpo y mente estaban cansados de la misma situación. Pero no encontraba las palabras adecuadas para expresar como me sentía en realidad. No quería perderlo, no quería arruinar todo lo que habiamos construido juntos. 

El sonido del microondas me sacó de mis pensamientos y me voltee para sacar el recipiente y servir la comida en un plato. Louis apareció unos minutos despues con una toalla envuelta en su cintura y su pecho lleno de gotitas cristalinas que se deslizaban sobre su piel bronceada. Me miró con una brillante sonrisa antes de sentarse frente al plato y comenzar a comer. 

Mis ojos se deslizaron por su espalda hasta que llegaron a su nuca, deteniendose en la mancha rojiza en su piel. Cerrando los ojos, me trague las lagrimas mientras me volteaba para encender la cafetera. Esa marca no se la habia dejado yo, Louis ni siquiera me tocaba ultimamente, lo que confirmo lo que ya sabia.

-¿Que sucede, amor? -los brazos de Louis se deslizaron por mi cintura, abrazandome por la espalda. Apoyandome en su pecho, solte un pequeño suspiro al sentir su calor contra mi piel.

-Nada -susurré, sacudiendo la cabeza-. Solo tengo sueño. 

-Entonces ve a la cama, cariño -besó un lado de mi cuello antes de alejarse-. Iré en un segundo. 

Asentí en acuerdo y comencé a caminar por el pasillo hacia nuestra habitación. Sabia que no era el indicado para él, no era lo que quería. Pero no podía hacer nada, solo seguir haciendome el tonto para poder quedarme a su lado. Era patetico de mi parte rebajarme de ese modo solo por un poquito de cariño pero nada podía hacer. Era de ese modo. 

Mi telefono sono en mi bolsillo mientras empujaba la puerta para darme paso a la habitación. Alcanzandolo, encendí la pantalla para ver que tenia un mensaje de Niall. Mi mejor amigo. Lo abrí.

"¿Que más pruebas necesitas? Sal de ahí, Hazz. Dejalo"

Quitando el mensaje, observe la fotografía que el rubio me habia enviado. En ella podía ver perfectamente a Louis besando a una mujer. Parecia feliz, estaba sonriendo al menos. Hacia mucho tiempo que no lo veía sonreir realmente y eso me dolía mucho. Sabía que no era el unico en la cama de Louis pero al menos era uno. Eso era algo, ¿no?

Poniendo responder, escribí un rapido mensaje hacia Niall:

"Escuche que tener un poquito de amor, es mejor que no tener nada". 

Songs (O.S. bromances 1D)¡Lee esta historia GRATIS!