Capítulo 9

418 34 10

Desde lo sucedido esta tarde no he parado de pensar en Lewis y Nico, que egoísta era Lewis, aún no me podía creer que después de tantos años dudara de su mejor amigo.

Me miré al espejo por ultima vez, una sonrisa de oreja a oreja envolvió mi cara al recordar todo lo vivido con Nico estas últimas semanas.Pasé de no querer saber nada del amor a estar muriéndome por los huesos del alemán, que por cierto, no s3 de sus sentimientos hacia mí.

Mi vestido largo aguamarina hacía resaltar mis el color de mis ojos y mi pelo rubio, fue el último regalo de mi hermano antes de emprender este fantástico año.

Oí como tocaban la puerta de mi habitación, fui corriendo a abrirla.

Me encontré con la sonrisa tan bonita de Nico al otro lado, una sonrisa un tanto atontada

-Wow, Juliet, estás, preciosa...-me miró de arriba a abajo.

-¿Puedes dejar de mirarme así? Me incomodas.-noté mis megillas rojas.

-Tanta belleza también me incomoda.-se acercó a mi y me besó la megilla.-¿Nos vamos?-asentí y me agarré con fuerza a su brazo.

Entramos en la sala del hotel donde se celebraba la fiesta, ya estaba llena de gente, a lo lejos observé como Gabriela hablaba con Jules, me alegré muchísimo por ella.

-Y tu hermano,¿No viene?-dijo Nico ofreciéndome asiento.

-Mm no, prefirió quedarse con Noa y su niña para cenar en familia, ya sabes, no le gustan las fiestas...-Nico sonrió y me cogió la mano.

-Pues el se lo pierde,¿No?

-Oye Nico,¿Que te ha pasado con Hamilton? Sin querer, pude oír como discutíais..-Nico suspiró y en ese momento sentí que la cagué por completo.-Si no quieres hablar del tema no pasa nada, lo entiendo...-intenté arreglar.

-No, no te preocupes es solo que no me parece normal lo que me está haciendo después de tantos años de amistad.¿Y sabes qué? Soy incapaz de enfadarme con él, le quiero como un hermano, sabes.

-Tiene miedo a que le superes.-sonreí.

-Bueno, al menos yo te tengo a tí, que quieres que te diga.Tú eres más importante que una simple pole, tú eres mi bonita...-me besó en los labios.

-Que bonito lo que acabas de decir.

-Estuve media hora practicándolo, me alegro de que haya salido bien.-me reí ante su respuesta.

-Hola parejita.-Sacha se acercó a nosotros bailando con una copa en la mano.

-Borracho.-Nico le dio un codazo.

-Ya,¿Y qué?Por si no lo sabes a los alemanes se os identifica por eso, señor Rosberg.-Sacha se calló porque empezó a sonar una canción lenta.-Dios mio, ahora me toca buscar pareja.-me reí.

-¿Quieres bailar conmigo bonita?

-Sí.-entrelazamos nuestros dedos y fuimos a la pista de baile.

El gran Sacha se había encontrado con una morena con la que bailaba alegremente.

-Oye,¿Qué hace Sacha bailando con la novia de Hamilton?-me preguntó Nico mientras bailábamos.

-Ni idea, no tendría pareja para hoy.

-Ahora que lo pienso, igual Lewis no está enfadado conmigo, igual...-le callé con un beso en los labios.

-No le des más vueltas, pesado, o tendré que volver a hacerlo. -susurré.

-Oh vale, entonces hablaría todo el rato de Lewis para que me volvieses a besar una y otra vez.-se mordió el labio.

-En verdad, eres tonto...-le iba a volver a besar pero el sonido de mi móvil me sobresaltó.

-¿Qué pasa?-dijo Nico mirando la pantalla de mi Iphone.

-Sacha está en problemas, o eso me dijo aquí, está fuera del hotel...-salimos rápidamente al exterior y nos encontramos a Lewis enfurecido intentando golpear a Sacha, Nicole lloraba, estaba en medio de los dos.

-¿Qué se supone que haces?-Nico empujó a Lewis.

-No le voy a permitir a este francesito que me quite lo que es mío.

-¿Yo?¿Tuya? Lewis por favor ni que fuera una mascota, solo estábamos bailando.-Nicole se alejó de él.Hamilton se soltó de Nico dándole un empujón y se adentró en el hotel con la cabeza baja.

-Es un estúpido.-Nicole empezó a llorar, Sacha la abrazó.

-¿Que ha pasado entre vosotros, Nicole?-se interesó Nico ofreciéndole un pañuelo.

-Ya nada es lo que era, Nico, no es el mismo hombre del que me enamoré hace 7 años, él no me ama, estoy segura...

-Chicos, va a ser mejor que acompañe a Nicole hacia recepción para solicitar otra habitación, ya es tarde y mañana hay carrera.-suspiró Sacha.

-Sí, será mejor que acompañe a Juliet a su habitación,cuidense, buenas noches.-Nico y yo entramos otra vez en el gran hotel y subimos en el ascensor incómodos, nadie sabía que decir.

-Bueno, aquí acaba nuestra noche casi perfecta, ¿Nos vemos mañana?-sonrió mientras abría la puerta de mi habitación.

-Pues yo creo que aún no ha acabado.-dije acercándome a él para darle un intenso beso en los labios, él me agarró por la cintura.

-Quédate conmigo.-susurré.

-Me parece perfecto, bonita..

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!