LXXII-EL ESCOCÉS

5 0 0
                                    

Por Luis Mac Gregor Arroyo

El Escocés: Recorriendo las regiones de los páramos y bosques. Buscando encontrarse en cada árbol y ser viviente. Ese hombre necio y aferrado a su palabra lucha por sobrevivir en las montañas ante un entorno adverso. Recordando cada día cuando subió a la loma más alta y apreció la bella Escocia en toda su extensión. A aquel hombre –quien para sobrevivir y quejarse sobre la desgracia de su región, se exilia por los siete mares: sin olvidar el orgullo de ser de una de las culturas más antiguas del hemisferio norte–, le costó sudor mantener su nombre; pero hasta a la misma reina retó desafiante y, en ocasiones, la venció. Ahora, ya en la otra vida, tras morir en las Bahamas. En su casa en medio de un campo de golf, ¡todos lo saben!: Fue el mejor, el más sexy, el primer Jaime y en la Rosa lleva uno de sus mejores mensajes. Sus restos esparcidos, en algún momento, lo llevarán a la vieja Escocia ¿Hasta cuando se independizará su nación? Por qué si alegan tener su equipo de fútbol propio, no es por mero lucimiento. Algún día: Igual que William Wallace y Rob Roy, posiblemente los de los "paramos" se armen de valor. Sólo Dios lo sabe. De cualquier manera ese fortachón ya está arriba. Tal vez la bandera escocesa nos pueda dar algo de luz...

Fotografía de Clker–Free–Vector–Images en pixabay.com

Más textos interesantes en unidadparlamentaria.com.mx

Mi sitio en internet: hoyoblanco.com.mx

El egódromoDonde viven las historias. Descúbrelo ahora