Capitulo 40

1.6K 103 2

—Cállate y ve a vestirte…— dijo soltando una carcajada, afortunadamente mi relación con ella era muy buena, Así que trataría de convencerla de que no dijera nada.
Hice caso a su indicación y camine a mi habitación para ponerme algo más presentable.

Entre a mi habitación hecha un mar de preocupaciones, primero que le iba a decir a mi tía, ¿Que me acosté con el chico que debe cuidarme y que ahora es mi novio? Tenía que convencerla a cualquier forma de que no les dijera nada de nada a mis padres.
Trate de tranquilizarme un poco y entre a tomar una ducha, solo demore cinco minutos o menos, ya que tenía que ir a avisarle a michael.
Tome esto: http://www.polyvore.com/my_style_number_14/set?id=39778440 cepille rápido mi cabello y en este hice una coleta, dejando mi fleco recto.
Respire profundamente cuando llegue a la puerta, como si en vez de llenarme de oxigeno me llenara de valor. Estaba sobre el pasillo y no había nadie, seguramente mi tía había bajado, así que camine a la habitación de michael. Di dos golpes en la puerta y la abrí.
Se encontraba sentado en la cama y apenas me vio pasar por el umbral de la puerta y se puso de pie. Me veía con curiosidad y desesperación esperando a que le explicara lo que había sucedido hace algunos momentos.
—Es mi tía— le dije riendo.
—Y... ¿estamos en problemas?— me abrazo por la cintura.
—No lo sé...— volví a reír —Tal vez la pueda convencer de que no diga nada— pase mis brazos por su cuello.
—Muy bien— comenzó a acercarse a mis labios — ¿Que quieres que haga? ¿Bajo? ¿Me quedo aquí?— sus labios rosaban los míos.
—Baja— hice presión con mis labios sobre los de michael —Le diremos que somos novios, tu solo se amable y aguanta sus bromas...— reí y tome su mano para caminar hacia la puerta
Aun tomados de la mano bajamos las escaleras, buscamos a mi tía en la sala y no estaba, tampoco en el comedor. Estaba sentada a un lado de la barra de la cocina. Escuchó nuestros pasos y volteo a vernos.
—Tía Lilia... michael— le dije señalando a michael — michael... mi tía Lilia— mike educadamente tendió su mano hacia ella para saludarla. — ¿Y qué te trae por acá?— le pregunte sonriente mientras que michael caminaba hacia la cocina.
—Tus padres. — me contesto sonriente.
— ¿Enserio? Tengo casi una semana de que no hablo con ellos.
—Si... me llamo por teléfono, me dijeron que llamaban para acá y nadie contestaba, así que preocupados me pidieron que viniera a ver si todo estaba bien— me explico
—Ah...— conteste riendo nerviosamente.
—Ahora entiendo porque no respondían el teléfono— dijo en un susurro lo suficientemente audible. Me fue imposible evitar que un color rojo se apoderara de mis mejillas, y escuche como michael reía por lo bajo.
— ¿Café?— ofreció cambiando contundentemente de tema
—Si… por favor— respondió y yo solo asentí con la cabeza — ¿Y dónde está el que se encarga de ti?— me pregunto, pensé en decirle que no estaba, pero era mejor decirle la verdad.
—E…es Mi..mi es… michael— señale temerosa hacia atrás donde estaba michael quien solo se concentraba en servir el hirviente líquido en las tasas.
—El es tu ‘niñero’— hizo unas marcadas comillas con sus dedos y yo solo asentí con la cabeza —Wow…— dijo entre sorprendida e incrédula — ¿Y qué tal te cuida?— pregunto obviamente con doble sentido ya que michael casi se ahoga con el café.
— ¡Tía!— alargue riendo.
—Chica sabes que si tu padre se entera de esto— enfatizo la última palabra —Lo mata a él y después a ti…— tomo la taza que michael previamente había dejado frente a ella y bebió.
—Si… lo sé pero no tienen por qué enterarse— le dije en tono de suplica.
—______ (tu apodo) ¡es que no es lo correcto! ¡Si algo llega a pasar! Yo en una gran parte seré responsable.
— ¿Como que si llegara a pasar algo?— pregunte sin entender esa parte.
—______ (tu apodo) no lo sé, pueden pasar muchas cosas. Problemas, que se yo un… un embarazo. — michael y yo estábamos por hablar pero mi tía nos interrumpió —No estoy diciendo que suceda, te conozco _______ (tu apodo) se que eres un desastre pero eres muy lista y a él no lo conozco pero si por algo lo dejaron a cargo de ti es porque tienen confianza en él— la escuchaba mientras jugaba tristemente con mis dedos.
— ¿Cuántos años tienes?— le pregunto a michael.
—20— respondió
— ¿Y tú tienes?— me pregunto.
—17— conteste entre dientes.
— ¡Ves a lo que me refiero! El podría ir a prisión por esto ______ (tn)
—Discúlpeme— la interrumpió michael —Yo la quiero demasiado, como no tiene una idea, y nunca sería capaz de hacerle daño y mucho menos obligarla a algo— un silencio invadió la casa, solo levante un poco la mirada y vi que mi tía miraba a michael fijamente.
—Eso es algo que no me tienes que decírmelo a mí…— aun con mi mirada abajo, busque la mano de michael y entrelace nuestros dedos —…Si no a sus padres, ella sigue siendo menor de edad. — Se puso de pie —Por mí no es ningún problema, si mi sobrina es feliz, todo está perfecto — Suspiro —Pero yo no soy nadie para aprobar o desaprobar su relación.

---------------------------------------------

Maraton 1/2 :)

El Niñero (TERMINADA)¡Lee esta historia GRATIS!