¡Importante la PD del final!
Ha Ni no se había dado cuenta de lo que estaba haciendo hasta que su jefa le había preguntado por qué limpiaba la misma mesa tres veces seguidas o cómo cuando había cambiado la cafetera dos veces. Tenia la mente atorada, no podía dejar de pensar en las palabras que le había dicho Jung Seo, la escena se repetía intermitentemente en su mente. No sabia como encajar lo que le había dicho, no sentía que nadie debiera luchar por ella, eran palabras demasiado grandes y tampoco le parecía justo el hecho de que él siguiera detrás de ella cuando no estaba totalmente segura de sus sentimientos.
Pidió perdón antes de irse de la cafetería y su jefa le respondió diciendole que comprendía que estuviera cansada con tantos exámenes. Genial, otro motivo para sentirse culpable.

"¿Kimchi rojo o kimchi blanco? Apareció un mensaje en su pantalla.
Ha Ni sonrió para sí y respondió en seguida, "blanco". "Buah? Ha Nia, ¿hasta eso tenemos en común? ¿Estás estudiando? ¿Molesto?" "Ani, ani. Acabo de salir de trabajar, estoy volviendo a casa." "Jinjja? ¿Dónde estás? ¿Cerca del parque Han?" "Sí." Mentira, estaba a más de una hora del parque Han pero sabía que Jackson le diría de poder verse si estaba cerca y algo en su interior le gritaba que, por favor, fuera a verle. Así fue, el chico le propuso verse en media hora en el parque ya que él había terminado su horario. Ha Ni se preguntaba cómo había llegado a ese punto, si lo pensaba fríamente apenas conocía a Jackson y ahora estaba quedando a solas con él...y lo peor es que tenía ganas.
Ha Ni había corrido para nada porque cuando llegó al parque Jackson aún no estaba allí.
- Seguro que se está quedando conmigo y se quiere reír de mí -dijo para sí. Nada más pensarlo hacia que se sintiera estúpida.
- Good night - la voz del chico, que se había acercado sin que ella le escuchara, le hizo dar un respingo en el banco en el cual estaba sentada. Jackson se río al ver su reacción y se sentó a su lado tendiendole una lata de Coca Cola.
- ¿Coca Cola de vainilla? -frunció el ceño al ver la lata.
- ¿No la has probado nunca? - respondió sorprendido como si hubiera dicho una locura. La chica negó con la cabeza- Pues te va a encantar.
Ha Ni, dudosa, le dio un trago a la Coca Cola que para su sorpresa resultó estar riquísima y muy dulce.
- Guau - dijo después de beber- ¿Cómo he podido pasar tanto tiempo sin probarla?
- Kim Ha Ni - dijo con voz solemne dando palmadas en su espalda- Te quedan tantas cosas por aprender.
La chica chistó ante el tono de burla de Jackson e hizo ademán de pegarle, levantando el puño.
Comenzaron a andar, hablando sobre cosas al azar. A Ha Ni le recordó cuando estuvieron en Busan, le parecía el mismo chico que en aquél entonces, las mismas bromas, las mismas tonterías...en verdad el Jackson que conoció en Busan no era muy diferente de Jackson Wang, el idol. Ha Ni se quedó mirandolo por un momento, hasta ese momento no se habia fijado en su cara, en su mandíbula bien marcada, sus grandes ojos y sus labios que eran perfectos, Ha Ni retiró la vista rápidamente cuando sintió que clavaba demasiado su vista en sus labios. Ha Ni se percató de que tenía varios puntitos en las mejillas...¡son espinillas! El perfecto idol Jackson Wang tiene espinillas. No pudo evitar dejar escapar una risita.
- ¿Qué? -le miró contrariado- ¿Qué es tan gracioso?
- ¿Qué? - alzó las cejas sonriendo- Oh no, nada nada.
- ¿Sabes que puedes llegar a ser muy rara? - le preguntó haciendo un mohin con los labios.
- ¿Yo? Mira quien fue a hablar -le golpeó con su hombro en el suyo- ¿Tú no te has escuchado hablar verdad?
- ¿Cómo hablo? Eres tú la que se ríe sin venir a cuento.
- ¿Quieres saber por qué me reía? - le preguntó parándose en seco. Jackson asintió. - Porque resulta que...tienes un grano como tu nariz de grande -dijo pellizcando uno de sus mofletes - ¡y eso que tu nariz es enorme!
- Aish, eso ha dolido -se acaricia el moflete y luego le mira sonriendo maliciosamente - Oh más te vale ser rápida Kim Ha Ni porque pienso devolverte ese pellizco.
- ¡Ni se te ocurra! -dijo alejándose de él.
-Oh si - Jackson asintió andando hacia ella.
Ha Ni comenzó a correr gritando para intentar parar a Jackson pero éste estaba casi apunto de alcanzarla.
- Que soy más rápido que tú - dijo agarrandola de la cintura.
- Vale, pero no muy fuerte - Ha Ni intentó deshacerse de sus brazos pero solo consiguió darse la vuelta y quedar frente a él.
Fuera lo que fuera que Jackson iba a decir en ese momento se le olvidó. Solo podía fijarse en sus ojos, sus marcados pomulos y sus rosados labios, entre abiertos dejando escapar el aire contenido mientras corría.
Ha Ni sentía que si seguía mirándole iba a perder el control de si misma pero a la vez no quería dejar de mirarle porque sentía que todo lo malo había desaparecido, todo el estrés del día, toda la lucha interna que venía viviendo desde la semana anterior había desaparecido y se sentía tranquila, apacible. Le gustaba sentirse así.
Jackson pellizco uno de sus mofletes.
- ¡Ay! - se separó de él y se llevó la mano al moflete acariciandoselo- Yo no te he pellizcado tan fuerte - le golpeó en el hombro.
- Obviamente soy más fuerte que tú - Jackson sonrió orgulloso de si mismo.
- Y más tonto - le sacó la lengua. Comenzaron a andar de nuevo volviendo al sitio donde se habían encontrado - Por cierto, ¿para qué querías que nos vieramos? - le inquirió cuando estaban subiendo las escaleras para dejar la parte baja del río.
- Supongo que para hablar - se encogió de hombros- Quería demostrarte que no soy diferente del chico que conociste en Busan, no quiero que pienses que jugué contigo ni nada parecido porque yo no soy así.
- No lo pienso -negó rapidamente- Bueno, si es verdad que lo pensaba pero ya no - se paró cuando llegaron a las salida del parque- Sé que eres el mismo Jackson y eso me gusta...-se aclaró la garganta al darse cuenta de lo raro que había sonado-Quiero decir, que me gusta hablar contigo.
- A mi también me gusta hablar contigo - el chico le sonrió- Me gusta mucho.
Ha Ni sonrió. Parecía irreal todo aquello, parecían irreales sus palabras y a la vez se sentía tan bien escuchandolas. Sentía como si miles de mariposas aletearan en su estómago y en vez de sentir náuseas sintiera un calor que le gustaba, que le hacía sentir bien. Pero en seguida se acordó de Jung Seo, de sus palabras, del tono de seguridad en su voz, de su abrazo; se acordó de lo que le había dicho su amiga, se acordó de quien era ella, de quien era Jackson y las mariposas desaparecieron y en su lugar apareció un fuerte pinchazo. Ha Ni sintió que el calor, que hace un momento le encantaba, ahora hacia que se formaran lágrimas en el borde de sus ojos.
- ¿Estás bien, Ha Ni? - le preguntó el chico alarmado cuando vio como sus ojos se ponían colorados.
La chica asintió presionando sus labios intentando que sus lágrimas no cayeran. Se sentía mal, se sentía culpable, confusa, idiota. Tomó una bocanada de aire pero de nada sirvió porque las lágrimas comenzaron a caer en silencio.
Jackson no dudó en ningún momento en abrazarla, parecía tan débil en ese instante, tan pequeña. Sentía la necesidad de cubrirla con sus brazos como si así pudiera protegerla de todo y así hizo.
- Está bien, está bien - le dijo acariciandole la espalda- Sea lo que sea me lo puedes contar,¿vale?
Ha Ni asintió y apoyó su frente en el hombro de él. Se quería morir de la vergüenza al ver que Jackson le estaba viendo llorar pero era lo que necesitaba, necesitaba deshagorse en ese momento y sentía que Jackson era la persona perfecta con la que poder hacerlo. ¿ Por qué? ¿Por qué alguien a quien conocía de nada hacia que las cosas fueran tan fáciles? ¿Por qué se sentía tan bien estar con él?
- Perdón-dijo limpiandose los ojos- Es solo que el día de hoy ha sido horrible.
- Todos tenemos días malos - le sonrió para hacerle sentir mejor y de verdad lo consiguió- Creo que lo que necesitas es dormir profundamente y olvidarte del día de hoy.
- Sí, la verdad es que es muy tarde y ya mismo pasa el autobús.
- Te acompañaré hasta la parada - se ofreció el chico colocándose la gorra y la mascarilla.
- Buenas noches Jacksona - se despidió cuando vio llegar el autobús - Siento lo de antes...
- No digas tonterías - le cortó- Buenas noches, Haha Ni - le sonrió.

A/N: Aquí está, por fin han podido estar a solas Jackson y Ha Ni, no sé si os ha gustado el encuentro, quería hacerlo natural, tened en cuenta que solo se han visto un par de veces así que no podía pasar mucho más. Sé que este capítulo puede parecer un poco corto pero estoy de exámenes otra vez y mi imaginación y poder de creación no da para mucho y no quiero cagarla. De todas maneras, ¿qué os ha parecido? ¿Os ha gustado? Dejad vuestros comentarios que os lea que me encanta, así mejoro. Y muchas gracias por la gente que me anima a seguir la historia, ¡sois amor!♥
PD: He estado pensando acerca de un fic de Kai, el argumento seria el reencuentro de dos mejores amigos (Kai y una chica) después de seis años separados y quiero saber si la leeriais o si os parece buena idea para que la cuelgue.
Xxx.

Un amor inesperado [Jackson GOT7]¡Lee esta historia GRATIS!