Justin Bieber era un hombre muy importante en todas las empresas que llevaban su apellido, era un gran hombre de negocios, pero él no era como los típicos engreídos y cretinos. No, él tenía una pequeña a la cual tenía que cuidar, Mía Bieber era lo único que tenía en su vida, la pequeña que su madre abandono sin piedad estaba rebozando de salud y disfrutando sola a su padre. Justin y Karey se habían casado hace años, pero todo se fue a la basura tras saber la infidelidad de su esposa.
Claro, Bieber era un hombre ocupado y temía siempre por su hija, no tenía con quien dejarla y siempre que llamaba para buscar a una niñera, le decían que todas estaban asignadas. Todas excepto una, _____ Underwood. Una mujer hecha derecha con grandes aspiraciones, ella era especial muy especial aparte de ser una mujer exótica y poco vista.
No presumía de lo que tenía, era diferente, ella amaba su trabajo, pues la mantenía con vida, si era una niñea, una niñera con mucha paciencia y amor hacía los niños. 
Su casamiento jamás fue el mejor, su esposo murió en una guerra, perdió a su familia y a su pequeño hijo Max de dos años. Ella era fuerte y por lo tanto, no permitió que eso influyera en su vida, ni en un presente ni en un futuro. Ella no era la madre de Mía Bieber, pero desde el momento en que Justin Bieber la miro decidio que no solo sería la niñera de Mía, Si no su mamá. Una mamá sustituta.

La mayoría de ustedes debió de haber visto está Fanfic en otrá parte, yo misma autoricé que se publicara. Ahora lo hago yo, brindando la mejoría de los capitulos, de la ortografía y con diferentes escenas. Quiero decir, que yo soy la escritora original y está obra está registrada bajo Safe Creative y se prohibe su copia o imitación. Esperó que sea totalmente de su agrado y me lo hagan saber mediante sus votos o comentarios. Gracías. 

Mamá Sustituta™ ¡Lee esta historia GRATIS!