局 D穩a: 622

15.9K 2.3K 1.1K
                                    

13 de diciembre, 2016

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

13 de diciembre, 2016

Las habilidosas manos de su padre se movían frente suyo realizando el nudo de su corbata, una vez listo, el pelinegro mayor acomodó el cuello de su camisa blanca ocultando la tela de color azul de dicha corbata.

Las palmas de sus manos se pasearon por su uniforme color mostaza con detalles en azul alisándolo, abotonando a su vez los dos últimos botones. Se acercó a su espejo, en su cabello aplicó un poco de fijador para que este se quedase en su lugar durante todo el evento, arregló los últimos detalles antes de voltearse, sus orbes negros deteniéndose en los cafés de su hermano mayor, Jimin desde su asiento en la orilla de su cama le regaló una sonrisa.

—¿Vamos? —su padre rompió el silencio, asintió, tomando entre sus manos su teléfono y guardándolo en el bolsillo de su pantalón.

Durante el camino, permaneció jugueteando con sus manos sudorosas, mirando al frente perdido en la calle poco transitada, perdido tanto en si mismo que sus oídos no llegaban a escuchar la conversación que Bogum y Jimin mantenían.

El reloj estaba a unos minutos de cambiar a las 7:00 de la tarde. El gran cielo se tornaba cada vez más oscuro dándole paso a la noche, el sol ocultándose dando a saber que el día estaba pronto a acabar.

—¿Por qué es tan tarde? —Jimin empujó con su dedo índice sus lentes acomodándolos de mejor manera en el puente de su nariz.

—Pregúntale al rector —subió sus hombros. —¿No sabes nada de él? —cuestionó, volteando hacia atrás para mirar a su hermano.

La mueca puesta en el rostro del mayor le hizo entender todo, mordió su labio inferior y se incorporó nuevamente, soltando un suspiro.

Al fin, después de tres años se graduaría del bachillerato, dejando esa etapa de colegial para darle inicio a esa donde prontamente sería universitario. Unas semanas antes realizó el examen de admisión en una universidad cercana a su casa, aplicando así mismo a ese pequeño porcentaje que podría ganarse una beca completa, una donde incluso tendría la opción de trabajar dentro del mismo centro educativo.

Decir que se encontraba nervioso era poco, no habría palabras para explicar el torbellino de emociones que Jungkook sentía.

Despertó más temprano de lo usual con un dolor en su estómago que lo hizo correr al baño de su habitación, poco más tarde las náuseas hicieron su aparición cuando probó un bocado de su desayuno. Su cabeza dolía y su piel blanquecina un poco más blanca de lo normal hacía saber que Jeon Jungkook se desmayaría a causa de los nervios.

Hoy, en medio de la ceremonia de graduación, darían a conocer que estudiantes han sido los afortunados de ganar dicha beca, así mismo los que tendrían oportunidad de culminar una carrera en el extranjero.

Jungkook mordió sus uñas, desde lejos podía mirar como el edificio donde cursó el bachillerato se acercaba cada vez más.

Su esfuerzo fue bastante, día y noche durante meses estuvo preparándose, estudiando y aprendiendo sobre cada tema que saldría en el examen de admisión.

Car Wash | KOOKVDonde viven las historias. Desc繳brelo ahora