Capítulo 6.

550 37 12

...Flashback

-Hermano,¿Cómo está mamá?-un joven Toto Wolff de 23 años caminaba con la mirada perdida por el enorme pasillo del Hospital.Ni siquiera las palabras bañadas en lágrimas de su hermana pequeña le hacían volver a la realidad, su madre se estaba muriendo.

No lo podían aceptar, era su madre, la única que había estado allí siempre y que les quería con sus pros y sus contras, pero nada podían hacer para salvarle la vida...

-Torsen Christian Wolff,¿Me quieres contestar?-gritó su hermana desesperada.

-Juliet, ve entrando tú, yo lo haré más tarde...-sin dudarlo dos veces, su hermana entró a ver a su madre.

Clara estaba llena de cables y con un montón de vendas por todo el cuerpo.Juliet se arrodilló a pié de su cama y lloró desconsoladamente, su madre le acarició suavemente la cabeza.

-No llores mi niña, tu eres fuerte...-susurró su madre.

-Tú también lo eres mamá, aprendí de tí.

-Juliet, escucha, a partir de ahora ya nada será igual,me muero...Te dejo a cargo a Toto, cuidado mucho, saldréis de esta...ya veréis...-dijo con la voz entrecortada.

-¡Mamá! No...por favor, te necesitamos, te vas a poner bien-dijo cogiéndole la mano a su madre.

-Te querré siempre mi vida...-cerró sus ojos lentamente.

-¡NO ME DEJES MAMÁ!

...Fin del flasback.

-¡Mamá!-Desperté de golpe, miles de lágrimas caían apresuradamente por mis megillas.

-¿Estás bien July?-Nico apareció de la nada y se acercó corriendo a mi.Le abracé con fuerza mientras seguía llorando sin parar.-Te has quedado dormida mientras estábamos viendo la película,¿Recuerdas? Son las dos de la mañana, me iba a ir ahora...

-No me dejes.-me abracé otra vez a él cohibida.

-Has tenido una pesadilla...-acarició mi cabello y me secó las lágrimas.

-Recordé la muerte de mi madre.-me levanté del sofá y me llevé las manos a la cabeza. -Era tan real Nico, tan real...

-Ya me contó todo Toto, como perdisteis a vuestra madre...tu tenías 14 años, fuiste muy valiente.

-Nico, ¿Te puedes quedar conmigo?-el asintió y le dí un fuerte abrazo.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

-Buenos días princesa.-abrí los ojos lentamente y me encontré el rostro del alemán que sonreía divertido.

-¿Que hora es?-dije adormilada.

-Las nueve, tu hermano ya se fue hace un buen rato, yo me preguntaba si querrías venir conmigo al circuito...-sonrió.

-Sí, espera, me visto en 5 minutos y nos vamos...

-Vale.

Todos se giraron a mirarnos a Nico y a mi entrando en el box de Mercedes, la mayoría no sabían quien era, a saber que pensaban de mi.

-Yo me voy a cambiar, ¿Entiendes de ordenadores?-señaló todos los ordenadores que había en el garaje.

-No, pero no molestaré.-levanté una mano a modo de promesa.

-Espera-dijo poniéndome unos cascos, nuestros rostros estaban muy cerca.-Es para...que no te moleste el ruido.

-Muchas gracias...-sonreímos, no apartamos las miradas en un rato hasta que entró Lauda y Nico tuvo que irse.Sentía una montaña rusa en mi estómago...

Y empezó la carrera...yo estaba sentada al lado de mi hermano y Lauda, que mantenían una perfecta sintonía, yo miraba la carrera desde la gran pantalla y rezaba en mu interior, para que Nico le pudiese pasar a Hamilton.

Quedaban tres vueltas para el final y Nico le recortaba a Lewis un montón por vuelta.

-Si sigue así le va a adelantar.-le dije a Lauda, que negó con la cabeza.

-No, no le va a dar tiempo, si hubiera habido 1 vuelta más, entonces, hubiera sido para Nico.-y así fue, la carrera al final se la terminó llevando Hamilton, segundo, Nico...

Después de la ceremonia del champán, intentaba evitar a Hamilton a toda costa para que no me pudiera recordar lo de la cena.Tenía muchas ganas de felicitar a Nico...

-Juliet,¿Tienes un momento?-Nico me agarro de la mano y me hizo girar.

-Dime.

-Sobre lo de ayer...Juliet, eres una chica genial, muy fuerte, tu madre está orgullosa de tí, tenlo por seguro.-le abracé.-Cuando lloraste ayer me sentí fatal, casi no pude consolarte...

-Quedándote conmigo lo has hecho.

-Me quedaría contigo siempre.

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!