Capítulo 18

2K 175 4

El sábado por la noche Liam había hecho todo lo imaginable para no pensar en Zayn. Pero acababa siempre recordando la suavidad de su piel como si lo estuviese tocando en ese mismo instante. Y terminaba frustrado imaginándoselo con Louis. Él podía tocarlo y no era lascivo. Él podía besarlo y no era inmoral. Él podía... que ni se le ocurriera hacer nada más porque lo mataría en ese instante, pensó Liam.

"Tú no tienes ningún derecho sobre Zayn", le dijo una estúpida vocecita que se había alojado en su cerebro después de la pasada noche.

Tenía todos los derechos porque él lo... no fue capaz de seguir con el pensamiento. Lo quería mucho, siempre lo había querido y siempre lo querría. Pero no lo amaba. No en el sentido pasional. Bueno sí lo deseaba, pero ¡se le pasaría! Y después ¿qué? ¿Destrozar una relación tan perfecta solo para un polvo rápido? ¡No! Le dolía el corazón solo pensar en perderlo. Además, si él se atreviera a intentar algo con Zayn era bastante probable que el moreno le diera una paliza por solo acercársele con esa intención.

Sonrió sin diversión. Zayn era ese chico que hay en todos los grupos al que acuden los más débiles para que lo protejan. No es que fuese muy fuerte físicamente, pero tenía coraje. Le daba igual el tamaño de su adversario, si se metían con uno de los suyos, él atacaría. No pudo evitar acordarse del día en el que un grupo de cinco chicos lo habían acorralado y le estaban pegando cuando Zayn llegó y comenzó a lanzar patadas y puñetazos en todas direcciones. Había acabado con el labio roto y cientos de moratones, pero ellos no habían acabado mucho mejor. Era bueno para la salud de cualquiera no enfadarlo. Puede que ya no utilizara los mismos métodos, pero seguía siendo el mismo fiero.

- Liam ¿en qué demonios estás pensando? -preguntó Ashton enojado.

- ¡Tengo que irme! -exclamó Liam, ignorando el tono de él.

- ¿Ahora? -dijo perplejo, señalando a la cama deshecha y a él mismo desnudo.

- Sí, ahora -afirmó él vistiéndose apresuradamente.

- ¡Liam no te puedes ir otra vez así! -protestó rabioso- Si ni siquiera habíamos empezado -gritó Ashton al verlo salir por la puerta.

- ¡Ni empezará nunca más! -informó como un estruendo haciendo que Ashton cayera sentado en la cama.

Ashton supo que nunca volvería a buscarlo, aunque no supiera por qué. Desde que lo había buscado esa noche, no había sido el chico encantador que derrite los corazones a su paso, sino bruto y arrogante.

- ¿Hay alguien en tu depa? Necesito despejarme un poco -le había dicho con el ceño fruncido.

Ashton había ignorado el tono porque iba a conseguir lo que quería: que todos los vieran irse juntos. Pero sabía que Liam no quería nada de él, salvo sexo. Liam era consciente de que vivía solo por lo que la pregunta le había parecido absurda. Pero fue la confirmación de lo que él quería, a lo que iba, para lo único que lo deseaba. Pero esa noche él no lo besaba como siempre. Apretaba los labios contra él, eso no era besar. Y no había notado ningún signo de excitación, ¡Ninguno! Incluso cuando se desnudó, su erección era inexistente ¿Se habría ido por eso? ¿Tendría algún problema? pensó Ashton. No era su problema. Era un cretino y le pagaría lo que le había hecho.

Liam ardía de rabia. No podía acostarse con Zayn, pero tampoco con otro ¡Eso no podía ser posible! Nunca le había pasado algo parecido. Entró en el primer bar que encontró y se sentó a beber. Tras varios tragos un moreno espectacular se sentó junto a él. Fue educado, pero directo. En menos de una hora estaban besándose en la entrada del departamento de él mientras éste buscaba las llaves para entrar. Liam rezaba para que su amigo no volviera a jugarle una mala pasada.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!