27

No podía vivir más sin ella. 

Me di cuenta cuando caminaba hacia su casa. 

Nunca me había enamorado antes, a excepción de Elena, si se puede decir que llegué a enamorarme de ella. Pero, durante toda mi vida siempre pensé que moriría y jamás encontraría alguien con quien compartir. A veces me pregunto si el amor que siento hacia Dian es obsesivo porque ella fue la primera mujer en mi vida, pero también me doy cuenta que jamás seré capaz de alejarme de ella. 

Ella me ayudó a conocerme mejor y a dejar de levantar muros. Ella compartió conmigo cada secreto, cada risa y cada sentimiento que creció entre nosotros al mismo tiempo. Ella me tuvo paciencia y supo perdonarme cada vez que arruinaba las cosas o me equivocaba. Ningún  regalo sería suficiente para agradecerle todo eso, tampoco el que traía entre mis brazos.

― Niall, cariño ―me saludó Monique cuando abrió la puerta. Me besó ambas mejillas y yo sólo sonreí.

― Te abrazaría, pero tengo las manos ocupadas ―dije alzando la caja que llevaba.

Monique sonrió mientras se llevaba una mano a la mejilla. ― ¿Es para Dian? ―asentí. ― ¡Pasa! Entra y llévaselo. Está en su habitación.

― ¿A estado ahí desde ayer? ―pregunté y ella asintió ahora menos animada.

― No sé que pasa. No me dijo.

― Yo... yo me encargaré de eso.

― Bueno, pasa ―repitió y me dirigí al cuarto de Dian después de darle las gracias.

La puerta de su habitación estaba abierta así que entré sin tocar. Dian estaba recostada de lado en su cama.

― Toc, toc ―dije para llamar su atención.

Ella se incorporó inmediatamente y al verme se sentó por completo en su cama. Al ver sus ojos pude notar que ya no estaba enojada, pero seguía reservada.

― Hola ―susurró.

― Hola ―contesté. Ella miró la caja en mis manos.

― ¿Qué es eso? ―preguntó temerosa.

― Es para ti. 

― ¿Para mí? ―pareció sorprendida. ― ¿Un regalo?

― Sí ―afirmé, después sonreí para darle más confianza. 

Me sorprendió verla resoplar. Sus ojos se volvieron cristalinos enseguida. ― Niall, no lo merezco.

― ¿Qué?

― Eso. Que regularmente cuando un novio y una novia pelean porque la novia ha sido una perra,  en lugar de que el novio le regale algo al día siguiente, el novio no le habla por días hasta que ella se disculpe y yo... yo.. Fui una perra contigo.

Negué con la cabeza y me senté en su cama. ― Nada de eso. No estoy enojado y ―enfaticé―, tienes que saber que jamás te ignoraría por una pelea tonta. Quiero que sepas que te tomo demasiado enserio para hacer eso ―tomé su mano, la cual descansaba ligeramente en su pantalón de mezclilla. ― Te amo, Dian. Y soy comprensivo. Sólo importa que sepamos reconocer nuestros errores y aprender de ellos juntos, ¿sí?

Dian asintió, ahora con lágrimas en los ojos y saltó hacia mi de inmediato, abrazándome contra ella. ― Lo siento. Lo siento mucho. Yo también te amo y no me agobias, lo dije porque soy una tonta. También te tomo enserio.

― Está bien, mi vida. Ya pasó ―Dian se separó de mi y me plantó un beso decidido en los labios.

― Eres el mejor.

― Lo sé ―Dian rió. ― ¿Vas a abrir tu regalo?

Ella miró la caja y la tomó algo temerosa.

― No tenías que hacerlo ―le dediqué una mirada de advertencia. ― Bien, ¿me das una pista?

― Okay ―accedí. ― ¿Recuerdas a Kiki? Aquella pantera...

― Sí ―dijo. ― Me enamoré de ella y Faith sólo la mató ―suspiró y luego me miró alzando una ceja. ― No son sus cenizas o algo así, ¿verdad?

― ¡Claro que no! ―reí. ― Ábrelo.

Dian tomó la tapa agujerada, y con cuidado la levantó. Al ver lo que estaba adentro su rostro se paralizó y luego sonrió.

― ¡Niall! ¡Es la cosa más bonita que he visto! ―Con ambas manos tomó al pequeño gatito negro que estaba adentro y movió la caja, poniéndolo en su regazo.

― No es una pantera pero... bueno ―alcé los hombros.

― Es perfecto.

― Perfecta ―corregí. ― Es hembra.

Dian soltó una pequeña risa genuina y alzó un poco a la gatita. ― Claro que eres hembra y estás hermosa, Kiki ―me miró y sonrió aún más. ― Gracias.

― Me alegra que te guste.

― Ven ―dijo señalando el lado de su cama. 

Caminé en mis rodillas hasta ahí y me tumbé. Dian lo hizo también, recargando su cabeza en mi pecho mientras que colocaba a Kiki en mi estómago y le hacía caricias.

― Pero recuerda que aún soy celoso ―musité y ella rió.

― ¿Niall? ―preguntó después de unos minutos.

― ¿Sí?

― Soy feliz ―sentí una ligera ola de calor sobre mí. ― Gracias.

Besé su cabello. ― Te amo, Dian.

*

― ¿Niall? ―preguntó Monique al verme en la sala. ― ¿Y Dian? ¿Ya te vas?

― Está durmiendo. Y aún no me voy. Quisiera pedirle algo.

― ¿Qué es? ―preguntó. ― Siéntate.

Tomé asiento en el sofá y tomé aire antes de seguir.

― Quiero pedirle la mano de su hija.

------------

Oh my god. 

"Aly, ¿porqué este capítulo está tan corto?" Porque sólo faltan dos capítulos y termina Restore y toda la historia de Marked. Por eso. :'((((((((((((((((

Lo lamento mucho si hay algún error, me pusieron uñas súper largas y hermosas y me es imposible teclear bien en la computadora porque se me atoran en las teclas, jeeee. Como sea, intentaré corregirlo en el teléfono.

QUIERO CONTARLES ALGO QUE ME TIENE SÚPER EMOCIONADA: decidí hacerles caso a la chicas que me comentaban en mis videos de Instagram diciéndome que debería hacer covers y pues ya abrí mi canal de Youtube para subir videos omfg. Y  necesito su ayuda porque quiero saber qué canción debería ser la primera, díganme algunas:( 

¡Gracias a todas la que ya agregaron "Destino En Curva" a su librería! Como les dije, empezaré las actualizaciones en cuanto termine Restore y así, que emocióooooooooon.

Tengo Twittah ->  alymlain

e Instagram -> alymdlo & alylain

Snapchat - > alymdlo

Youtube -> https://www.youtube.com/channel/UC2kPopcdhNXzHmlmHG2GJFA (para que se vayan suscribiendo jiji<3)

LAS AMO CON TODO MI SEEEEER<3

Besos,

Aly.

Restore. | Niall Horan.¡Lee esta historia GRATIS!