Capítulo 16

2K 208 12

Liam estaba furioso. Zayn no había dado señales de vida en toda la semana. Y lo que era peor, Louis tampoco. Seguramente estarían juntos. Se había olvidado de él por completo y prefería pasar todas las horas del día con su novio. Y allí estaba él, en su cama acostado, mirando al techo esperando que un milagro pasara y Zayn se dignara a llamarlo o ir a verlo. Colocó los brazos bajo la nuca y siguió mirando al techo. Lo echaba de menos.

La puerta se abrió de repente y un Zayn abatido y malhumorado entró por ella. Se tendió sobre él, lo abrazó por la cintura y hundió la cara en su pecho. Liam no se movió. Levantó las manos en el aire, mostrándose completamente accesible y perplejo mientras lo miraba con incredulidad ¿Estaría soñando? ¿Tan mal estaba ya que empezaba a alucinar?

-La nueva chica es imbécil.

No era un sueño, ese era su Zayn. Ignoró el comentario despectivo sobre la nueva sirvienta de su casa y lo abrazó con todas sus fuerzas, esbozando la mayor de las sonrisas.

-¿Qué te ha dicho? -preguntó comprensivo y sonriente.

-Me ha hecho todo un interrogatorio para dejarme entrar -contestó irritado Zayn.

-Es su tercer día, se está acomodando -la justificó Liam con tono tierno.

-¿Por qué no me has llamado estos días? ¿Te ocurre algo conmigo? Pensé que a lo mejor le habías ordenado a la...chica esa que no me dejara entrar, por eso se había puesto tan impertinente conmigo -explicó Zayn frunciendo el ceño.

-¿Qué? ¿Cómo crees? Te he llamado como mil veces al celular y nada, no me contestabas -lo regañó él con fingida irritación.

-Pero si le dije a la chica que me respondió el teléfono en tu casa que te dijera. Perdí mi celu y te he estado llamando a tu casa toda la semana para contarte ¿No te han avisado? -preguntó extrañado.

No, no le habían avisado. Ahora si pensaba que esa maldita sirvienta era imbécil. Nada más llegar todos los días lo primero que hacía era preguntar si había algún recado para él, y la respuesta todos los días era la misma "No, ninguno". Se tragó la rabia he intentó disimularla. Aún no sabía por qué había estado desaparecido y no quería que supiera lo desesperado que estaba por verlo.

-Seguramente se le olvidó comentarme o lo apuntó en un lugar en el que yo no lo vi -la justificó de nuevo Liam.

-Esa tipa es tonta -espetó Zayn con gesto de asco. Él estaba totalmente de acuerdo.

-¿Por qué has estado tan desaparecido? -preguntó Liam haciéndole nudos en el pelo y deshaciéndolos a continuación.

-¡Uy, no te he dicho! -exclamó Zayn incorporándose para mirarlo a la cara con una gran sonrisa- ¡Esta semana ha pasado de todo! El lunes me llamó Harry y le dije que fuera a la universidad para tomarnos algo juntos cuando Louis se fuera a la oficina y tú a tu entrenamiento, y así le contaba lo que me había pasado -explicó Zayn ansioso.

-¿Qué te ha pasado? -interrumpió él curioso.

-Espera, por partes. El caso es que después de hablar con Harry no sé dónde coloqué el celu que ya no lo encontré más. Lo estuvimos buscando y nada. Y después te estuve buscando a ti y tampoco -refunfuñó Zayn con evidente frustración.

-Me encontré con Harry y te estuvimos buscando -informó Liam relajado.

-Ya hablé con él y le conté ¿Pasó algo entre ustedes? Lo encontré muy raro. Siempre que se escabulle de contestar algo es porque no quiere hablar de algo negativo -afirmó Zayn preocupado.

Zayn conocía muy bien a Harry. Él siempre estaba para escucharlo, a veces le contaba intimidades cuando quería consejos, pero lo normal era cerrarse en banda ante todos. Con mucho esfuerzo Zayn estaba logrando descifrar la vida de su amigo. Supo nada más empezar a hablar con él que ocultaba algo. Dijo con mucho nerviosismo que había estado con Liam buscándolo, por tanto, tenía que ser con él con quién le había pasado algo, dedujo Zayn.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!