Capítulo 15

2.1K 180 18

Zayn estaba algo disgustado. El domingo por la noche hubo muy poca gente, de sus conocidos, en el local. Sabía que era debido a la fiesta de puertas cerradas. Él le advirtió a su jefe de las consecuencias que conllevaría, pero se cegó por la fortuna de Louis. No podía culpar a su novio por ello. Pero estaba furioso y frustrado. Tenía que hacer algo para que sus clientes habituales se sintieran especiales y supieran que las puertas de "El Ritual" siempre estarían abiertas para ellos.

- ¿Qué te ocurre precioso? -preguntó Louis preocupado, mientras jugaba con su pelo.

- Nada y me estás haciendo nudos en el cabello -protestó irritado.

- Sigues pensando que por mi culpa has perdido a tus clientes ¿verdad? -espetó con tristeza.

- No, claro que no -dijo Zayn apresuradamente levantándose de su regazado para mirarlo a la cara- Tú no tienes nada que ver. Es simplemente que no se me ocurre ninguna manera de llamar su atención de nuevo -explicó frunciendo el ceño.

- Seguro que se te ocurrirá algo -afirmó Louis apretándolo contra él. Le acarició el pelo y trasmitió toda la serenidad que él no tenía.

Liam se había relajado un poco. Pasó la noche pensando las cosas con tranquilidad. Había sido absurdo su comportamiento. Quería mucho a Zayn, pero no le importaba con quien anduviera. Le preocupaba porque era su amigo, pero tampoco había que hacer un drama de ello.

Tras las clases se dispuso a ir a los jardines, como siempre los chicos estaban bajo el árbol de siempre, y junto a ellos se veía a un bulto que si no fuese porque los reconoció, habría sido imposible pensar que eran dos personas. Zayn estaba sentado en el regazo de Louis, con la cara hundida en su pecho, mientras él le acariciaba y lo besaba en el pelo a intervalos. No le molestaba, se dijo Liam y fue al encuentro de los demás.

- Hola chicos -dijo Liam haciéndose hueco- ¿De qué hablaban?

- ¿De qué otra cosa podríamos hablar? -señaló Ross con desgana- De la pareja del momento que ha extrañado a todos.

- No pegan para nada -afirmó Ashton mirando con una mueca de desagrado hacia Zayn y Louis.

Liam siguió escuchando los comentarios y criticas despectivas sin hacer mucho caso, mirando como su amigo despeinado reía a carcajadas con su novio. No eran una pareja real, pensó Liam. Más bien parecían dos hermanos gemelos vestidos igual. Louis tendría que estar con un niño más coqueto, seductor, del tipo que a él le gustaban. Y Zayn... con nadie, se dijo tajante. Zayn no era de ir tras de un novio. Era evidente. Más que unos tórtolos parecían dos hermanos peleando en broma. Observó como Zayn le daba la espalda y Louis comenzaba a darle un masaje en los hombros. Liam le había dado millones. Eso no significaba nada. Observó como Louis bajaba las manos por su espalda y las introducía bajo la camiseta. Zayn se tendió sobre su pecho y recostó la cabeza sobre un hombro de Louis. No importaba que la camiseta fuese ancha, se sabía que Louis estaba acariciándole el vientre a Zayn ¡Eso no lo hacía un maldito hermano!

Liam sin saber que emoción le embargaba, se levantó dejando a todos con la palabra en la boca. Sin dar explicaciones ni despedirse caminó hasta el aparcamiento, pensando en la imagen que había visto. Estos días se había percatado de que Zayn era guapo. Y le había costado admitirlo. Pero nunca se planteaba que debajo de la ropa holgada que usaba hubiese un cuerpo de hombre. Sabía que era un hombre. Era evidente que sería delgado. Pero la manera en la que Louis admiraba su cuerpo decía que había mucho más de lo que se podía apreciar ¿Tendría un cuerpo bonito? Se maldijo y golpeó con rabia el aire, sorprendiendo a todos a su alrededor. No podía pensar en esas cosas. Pero entonces otra idea pasó por su mente o más bien se repetía, martilleándole el cráneo. "Louis admiraba su cuerpo". Eso quería decir... ¡Lo habían engañado! Él conocía el cuerpo de Zayn perfectamente. Estaba claro que lo había visto desnudo y Zayn no tenía reparos en que lo tocara ¡Mierda! En ese momento tenía claro cuáles eran sus emociones: rabia, ira y frustración. Zayn le había mentido y ese tipo se había aprovechado de él... ¡Lo mataría!

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!