局 D穩a: 7.2

18.9K 3.3K 2.4K
                                    

El sonido ejercido por el motor del auto al estar en movimiento hace segundos que dejó de ser tedioso para comenzar a ser cálido

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

El sonido ejercido por el motor del auto al estar en movimiento hace segundos que dejó de ser tedioso para comenzar a ser cálido. Siendo esto, lo único que se escuchaba en dicho carro, ya que, ninguno de los dos decía palabra alguna.

Unos cuantos minutos atrás, Jungkook subió al lindo BMW tomando el asiento del copiloto, dejando su mochila negra encima de sus muslos y protegiendo su vida colocándose el cinturón de seguridad, el cual pasó por su torso hasta poder prensarlo con la palanquita.

Taehyung por su parte, dentro de él estaba pasando un zoológico completo, se estaba muriendo lentamente, incluso, tenía miedo de hacerse en sus pantalones de los nervios.

Si lo veíamos bien, sus reacciones eran ridículas, hace un mes que ambos se venían viendo, de una forma extraña y poco convencional pero lo hacían, pero ahí estaban, en un auto con el aire acondicionado encendido, con el radio apagado y sus mejillas sonrojadas.

Parecían una pareja de adolescentes que por primera vez pudieron salir a comer un helado.

Aunque, si Taehyung lo pensaba, Jungkook apenas y había dejado la etapa de adolescente para convertirse en un adulto joven, además que, aún era menor de edad.

Si cambiamos el tema a estúpidos que no saben qué hacer, Taehyung se llevaba el título por claramente, nunca saber qué hacer en una situación como en la que están ahorita mismo, el auto rondando por las calles de Seúl que se veían iluminadas solo por los faros de luz.

Taehyung no sabía a donde ir.

¿Una cita se planificaba?

—Mmm... —su gruesa voz causó que la piel de Jungkook se erizara.

—Por favor dime que no me llevarás a un restaurante de esos que para yo poder pagar debo vender mi riñón junto con el de Jimin. Donde te ponen de esos cubiertos extraños ¿Por qué tanto tenedor y cuchara? Debemos ir a un lugar donde pueda utilizar los palillos y mis dedos si no quieres pasar vergüenza —respiró.

—En realidad... —pausó. —No tengo la menor idea de dónde ir.

Jungkook soltó una risita al notar la timidez del mayor.

—¿Qué se te antoja? —cuestionó. —Por favor, un lugar que no haga llorar a mi billetera que lo único que tiene son como cinco billetes, una tarjeta en ceros y un botón.

—¿Por qué un botón?

—¿Nunca has ido a un baby shower? —sonó indignado. —Un botón es esencial, nunca puede faltar. En el que le hicimos a mi prima, gané una olla.

La risa de Taehyung era una canción de cuna para los oídos de Jungkook.

—¿Y si comemos tacos?

—¿Y me atacas a besos?

—Ya, en serio —Jungkook soltó una pequeña risita.

¿Por qué el estar con Taehyung se sentía tan cálido y... Familiar?

Car Wash | KOOKVDonde viven las historias. Desc繳brelo ahora