- ¡Que loco! -exclamó Louis riendo.

- Gracias, yo también te quiero -dijo Zayn sarcástico, acercándose y sentándose junto a Louis en su hamaca.

- Yo te adoro -afirmó Louis abrazándolo y aplastándole la mejilla con un sonoro beso- Mis camisetas te quedan mejor a ti que a mí -lo observó de arriba a abajo.

- Bien, porque me acabo de auto regalar esta -informó Zayn divertido.

- Yo que tú no le enseñaba mucho tu guardarropa. A mí me desaparecen playeras todos los días. Unas veces vuelven a aparecer y otras no -bromeó Liam, tapándose para evitar los golpes envestidos por su amigo que se le había echado encima para golpearlo por la acusación- Es mentira ¡Es mentira! -se rindió finalmente Liam- Siempre las devuelve -repuso mientras lo jalaba sentándolo sobre sus piernas.

- ¡Gracioso! -dijo Zayn apretándole los cachetes con las manos y levantándose para sentarse de nuevo junto a Louis.

De repente hacía mucho frío, sintió Liam. Se sentía desamparado y abandonado, mientras Zayn se acurrucaba sobre el brazo de Louis y apoyaba su cabeza sobre el hombro de él. Puede que ya no estuvieran permitido los mismos contactos de antes. Hasta entonces no se había dado cuenta de lo íntimos que eran. Pero ellos no se tocaban de forma lasciva o con ninguna mala intención. Era puro cariño. Nada tenía por qué cambiar porque Zayn tuviera novio. Aunque él podría enojarse o ponerse celoso, entendió Liam. Pero si Louis quería estar con Zayn tendría que aguantarse con la relación que él tenía con Liam porque él no tenía la menor intención de permitir que cambiara. Aunque a lo mejor Zayn sí, temió Liam apesadumbrado.

Zayn vio la pena en la cara de Liam. Se le encogió el corazón al verlo. Estaba inmerso en sus pensamientos, probablemente miedos al cambio. Le pidió a Louis que fuera por algo de beber y así desapareciera un ratito. Se levantó y se sentó de nuevo en la hamaca junto a Liam, retiró uno de sus brazos y lo abrazó por la cintura, apoyando la cabeza sobre su hombro.

- Siempre serás especial para mí -afirmó Zayn con la cabeza hundida en su pecho- Nada va a cambiar, ¡te lo prometo!

Liam no dijo nada, solo le levantó la mirada hasta encontrárselo frente a él y le acarició el pelo y la mejilla, con una tierna sonrisa. Era exactamente eso lo que quería escuchar. Zayn seguía tan atento a él como siempre. Le leía la mente sin dificultad. No lo perdería. No estaba tan inmerso en su felicidad que se había olvidado de él. Aún seguía siendo alguien importante para él.

De repente se había dado cuenta. No importaba que Zayn fuese bello. Para él siempre lo había sido, aunque ahora el resto del mundo lo supiera también. Daba igual que tuviera novio o no. Las fantasías y otras frivolidades habían desaparecido. Lo tenía allí, entre sus brazos y lo único que deseaba era tener acceso libre a ellos durante toda la vida. Lo quería proteger de la suciedad del mundo. Era un ser especial, único y no quería verlo corrompido por las inmoralidades de su alrededor. Era tan bueno y tan travieso a la vez, tan vulnerable y tan fuerte,... No se podía comparar con ningún otro. Por eso él no lo hacía. Mucho tiempo atrás se resignó a que nunca encontraría a alguien como Zayn. Daba igual porque ya lo tenía a él. Podía gozar de lo especial que era su niño y buscar en otros hombres lo que no podría tener de él.

Le acarició la mejilla de nuevo y le sonrió mirándolo fijamente a los ojos.

- ¿Él es especial para ti? -preguntó Liam dándose cuenta de que podría acabar sustituyéndolo.

- Me gusta mucho - dijo Zayn escalando hasta su cuello para envolverlo entre sus brazos y recostar su cabeza sobre uno de ellos- Pero tú eres mi Li. Por mucha gente que conozca y muy especial que puedan ser, nadie podrá igualar la amistad que hemos creado.

- Sí -suspiró aliviado.

- Y ahora dejémonos de sensiblerías que pareces una niña a la que la ha dejado el novio -bromeó Zayn aunque tenía ganas de llorar por el emotivo momento.

- Tan dulce como siempre -espetó sarcástico Liam mientras rompía en carcajadas.

Zayn sabía que tendrían que acomodarse a la nueva situación. Le preocupaba que Louis pudiera tener celos de Liam, pero no tenía la menor intención de alejarse de él. Liam había sido parte de él durante toda su vida. Una continuación de sí mismo. Había inventado toda una vida para acoplarse a él evitando problemas de cualquier tipo. No iba a estropear lo que habían logrado por nada. Además, era incapaz de separarse de Liam. Se había convertido en una necesidad básica.

...

Spoiler:

.

.

.

.

. .

Más que unos tórtolos parecían dos hermanos peleando en broma. Observó como Zayn le daba la espalda y Louis comenzaba a darle un masaje en los hombros. Liam le había dado millones. Eso no significaba nada. Observó como Louis bajaba las manos por su espalda y las introducía bajo la camiseta. Zayn se tendió sobre su pecho y recostó la cabeza sobre un hombro de Louis. No importaba que la camiseta fuese ancha, se sabía que Louis estaba acariciándole el vientre a Zayn ¡Eso no lo hacía un maldito hermano!

...

Todos me odian :'( pero a Zouis le queda muy poco! Y Ziam se acerca a pasos agigantados jeje

Dejen de odiarme, en especial ustedes dos, Pinky y Cerebro :'( es ficción! En la vida real Ziam están juntos y se dan duro contra el muro jeje >=)

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!