Capítulo 14

2.1K 184 28

Zayn dejó a Liam con Louis en la piscina mientras se fue a cambiar. En el baño del gran dormitorio, se cepillaba el pelo mientras recordaba la noche anterior. Louis lo había perseguido por todo el local mientras él iba solucionando problema tras problema. Cuando ya no aguantó más lo secuestró en un rincón y lo besó apasionadamente.

- ¡Eres mío! -le había dicho Louis con la voz entrecortada de excitación- Larguémonos de aquí -le había solicitado desesperado.

- ¡Hombres! Son todos unos posesivos -había bromeado él como respuesta.

- No quiero una aventura de una noche, quiero que seas mi novio. Me da igual como pueda sonar. Te necesito cerca mío -le había explicado él antes de llevárselo del local.

Zayn sonrió feliz al espejo frente a él mientras recordaba como ellos dos habían pasado la noche hablando, riendo hasta el llanto y conociéndose mejor. No había pasado nada más porque estaban tan inmersos en saber todo sobre el otro que no pudieron hacer otra cosa. Acabaron dormidos, abrazados en la enorme cama. Zayn se había despertado y se había ido a ese mismo baño. Se había lavado la cara, se había quitado toda la ropa y se había puesto una camiseta de él. Cuando salió a la habitación, Louis ya estaba despierto y se le quedó mirando embobado. Con la cara limpia, el pelo revuelto y la camiseta que le quedaba a medio muslo, se apoyó sobre el marco de la puerta sonriendo al embelesado hombre frente a él.

- Me gustas mucho más así -había dicho Louis tragando con dificultad.

Se veía muy inocente, pero Louis no se dejaba engañar. Sabía que era el pecado en persona. Era tan sexy que hacía que su cuerpo se tensara y pusiera más duro de lo que nunca había estado. Para apaciguar los ánimos y sus propias hormonas, Louis había sugerido un baño en la piscina. A lo que Zayn había accedido sin pensarlo. Pero él no se había dado cuenta del peligro que conllevaba hasta que Zayn le dijo que no tenía bañador y se metería en la piscina tan solo con el bóxer. Antes de que Louis pudiera protestar, Zayn se había quitado la camiseta y se había zambullido en el agua. Y Louis lo había seguido casi automáticamente. Se encontraron en el centro y tras varios juegos y risas, habían comenzado a besarse, subiendo tanto la temperatura del agua como de sus caricias. Pero entonces sonó el timbre. Maldiciendo salió de la piscina y fue a abrir a Liam.

Zayn soltó el cepillo sobre el mármol y sonrió de nuevo. Liam los había interrumpido, pero ya nada se interponía entre ellos. Su amigo entendería que no se podía meter entre ellos y los dejaría estar juntos. La noche anterior Zayn le había pedido a Louis que no le contara a Liam nada respecto a su "otra vida”. Le explicó que no quería que su amistad se manchara con ese tipo de juegos y provocaciones. Sabía que Liam nunca estaría interesado por él, pero los demás podían ser una pesada carga.

- No tengo la menor intención de adelantar lo inevitable -le había dicho Louis con un destello de tristeza.

Zayn no había entendido a qué se refería, pero estaba feliz de que no fuese a decirle nada a su amigo.

Zayn se colocó de nuevo su pantalón negro y la camiseta de Louis. Se reunió de nuevo con los chicos que estaban charlando del tema del momento: ellos. Louis había tergiversado un poco la historia inventando un encuentro a la salida del local cuando Zayn iba a casa después de cuidar a los niños como cada sábado. Liam vio el brillo en los ojos de Louis y supo que era él el que estaba en las redes de Zayn. Zayn no era su víctima. Suspiró aliviado y continuó escuchando la historia.

- Y hablamos toda la noche hasta quedarnos dormidos -explicó Louis con una enorme sonrisa- ¿Sabías que ambos nos partimos la misma pierna el mismo año?

- ¡Vaya! Sí que hablaron de todo -contestó sonriendo Liam- Zayn se la partió por saltar desde su ventana para encontrarse conmigo una tarde que estaba castigado sin salir. Ese día aprendió para qué se inventaron las escaleras -bromeó con una risa tierna y emocionada al recordar a ese niño capaz de arriesgarse a lo peor por tal de no llegar tarde a su cita diaria con él.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!